BANCA_QUE_ET_TOCA_980x90

Levante UD, con la mente en Sevilla y siguen dando que hablar los “golazos” de Bardhi y Morales

Levante Ud Entrenamiento
La plantilla sigue planificando el partido ante el Sevilla. El grupo ha regresado al verde esta mañana desde las 10:30 horas en las instalaciones de Buñol.

Valencia/.- El equipo que ejercita Paco López ha iniciado la planificación del partido del próximo viernes ante el Sevilla. La escuadra azulgrana se ha ejercitado durante algo más de una hora sobre el verde del campo número uno de la Ciudad Deportiva. El preparador ha realizado un trabajo táctico. Cabaco se ha ejercitado al margen del grupo. La lesión que se produjo en el choque ante el Málaga evoluciona correctamente, pero el futbolista no forma todavía parte de la dinámica del colectivo blaugrana. El plantel se trasladará mañána al Ciutat para últimar las consignas del duelo ante el equipo sevillista.

El mundo del fútbol alucina con Bardhi y Morales

Los focos le iluminaron quizás en uno de los escenarios más relevantes del balompié español. La heráldica marca el paso del Estadio San Mamés, heredero de una tradición futbolística que hunde sus raíces en la profunda noche de los tiempos. En ese espacio se expresó Bardhi. Lo hizo con contundencia y con convicción. El internacional por Macedonia era uno de los futbolistas más buscados a la conclusión de una victoria con abolengo que acerca a la escuadra azulgrana al desafío que significa abrazar la permanencia en el marco de LaLiga Santander. Sus reflexiones tenían consideración después de lo acontecido durante la evolución del duelo. Fue un doblete venenoso. Fueron dos minutos de unos efectos devastadores por las consecuencias de los dos zarpazos protagonizados por el futbolista de origen balcánico. Era el crepúsculo del primer capítulo del juego. El ejercicio de perseverancia y de certidumbre transmitido por el colectivo granota obtenía su recompensa.

Bardhi mutó la naturaleza de un partido que germinó borroso tras la diana obtenida por Raúl García. El encuentro parecía estar marcado por la envergadura de los goles conquistados por los rivales. Enis Bardhi respondió con clarividencia al futbolista rojiblanco para aniquilar la portería defendida por Kepa. El tiempo se desvaneció a su alrededor para difuminar las distintas variables que caracterizan su habitual mediación. En realidad, el tiempo quedó aletargado como la mirada del cancerbero vasco tratando de descodificar dos mensajes mortales por su contenido. Los dos minutos que distanciaron las sendas detonaciones del centrocampista azulgrana fueron el presagio de una pesadilla para Kepa. Nunca dos minutos escondieron semejante trascendencia. La huella de los dos goles ya es imborrable. Posiblemente permanezca en la mente de Bardhi y forme parte de la selectiva memoria colectiva del levantinismo.

Bardhi desafió al fútbol. Convirtió en real una causa que parecía perdida. Su derechazo fue sedoso. Sonido de violines en un templo del balompié. San Mamés tributó un caluroso reconocimiento al jugador macedonio tras marchar del verde mediada la segunda parte del choque. El homenaje fue leal y sincero. San Mamés es un campo honesto con el fútbol. Quizás no exista mejor termómetro para calibrar lo sucedido que el aplauso de la afición rival. Todo lo acontecido permanece muy cercano todavía. “Sabía que iba a volverá marcar”, advierte Bardhi con una profunda sonrisa en su rostro proyectando la vista atrás para volver a posicionarse sobre el tapete del coliseo vasco en el prólogo del segundo gol. “Volví a mirar el balón y a la portería”, resalta estableciendo las coordenadas y la distancia. Su cabeza entró en acción realizando un complicado ejercicio de cálculos.

“Estaba tranquilo. Lo puedes comprobar si ves la televisión”. Esos segundos fueron definitivos para la ejecución definitiva. Bardhi retó a Kepa reeditando el gol anterior. “Quizás pensaba que iba a buscar el palo largo, pero escogí otra vez el primero. Quizás le sorprendí”. Fue una batalla psicológica. Lo cierto es que el balón acarició las “mallas para impulsar al Levante en la lucha por la permanencia. Tiene talento e implicación. Es un chico que tiene intención de hacer grandes cosas en el fútbol”, valoró Paco López cuando se le interrogó por los goles de Bardhi. Más expresivo fue Morales. “Fueron dos goles de loco”. Y Bardhi sigue acaparando elogios unas horas más tarde. Suma su cuarto golpe franco que acaba en la mallas contrarias. El fútbol alucina con la capacidad del macedonio desde la estrategia. Es un maestro avezado. de sus especialidades.

El Comandante sigue pulverizando registros y los retos no se acabanFue una jugada de raíz messisiana en su concepción y también en su finalización. Morales contra el mundo y contra sí mismo con el mayestático feudo de San Mamés contextualizando una acción de contenido bíblico. El encuentro de los goles superlativos expiraba. En la memoria quedaba el zapatazo de Raúl García y las exquisiteces de Enis Bardhi encadenadas en el tiempo. Caviar desde las botas insurrectas del futbolista macedonio para celebrar su retorno a la titularidad y para completar una remontada de notables dimensiones por el elevado contenido que encierra. No obstante, restaba una última muestra del talante contestatario que caracteriza a la escuadra azulgrana en el tiempo más presente. El Comandante nunca se rinde cuando se trata de fijar los ojos en las cercanías de la portería contraria. Es una constante desde que ancla su imagen al verde para competir. Nada parece vedado. Nunca hay situaciones prohibidas. Y su imaginación se activa. Parece ilimitada.

El suyo es un constante ejercicio de fe para superar las adversidades. Hay una reincidencia absoluta en sus manifestaciones. Morales no acepta un no por respuesta sobre el campo. Es una norma inquebrantable. Quizás no exista mejor indicativa de ese estado de ánimo y de esa confianza en sus piernas y en su mente que la consecución de la postrera diana. Morales contra el universo con Kepa como finalidad principal acaparando su atención. Las variables anunciadas advertían de la tremenda complejidad que entrañaba la acción. La distancia entre el balón, la situación geográfica del Comandante y el objetivo trazado que acentuaba la portería rojiblanca era sideral. Parecía una temeridad plantear la resolución finalmente alcanzada. Un auténtico océano por conquistar. Pero nada parece imposible.

Quizás esa idea entronque con la filosofía impuesta por Paco López desde su conversión en técnico azulgrana. “Hay que ser atrevidos”. Ese mensaje lo ha reiterado en cada una de sus comparecencias públicas. Y la idea ha calado en el colectivo desde un prisma personal y colectivo. El Levante se siente reforzado por los dioses y por la calidad que desprende su fútbol. Morales también. Acaba de festejar los cien partidos con el Levante en LaLiga Santander y no quiere parar. Quizas en la dificultad de la acción resida la fascinación del desafío. Quizás sean los aspectos que le dan vida al Comandante.

“Vi que el balón salía de nuestra área. Tenía mucho campo para correr”, advierte reconstruyendo los hechos. “Tengo una duda al principio. No sé si echarla en largo o no porque llevaba la gasolina justa”. No obstante, toma la toma de decisiones es veloz. “Veo a Willians y me tiro un autopase. Cuando llego al área se me tiran los dos centrales encima. Me voy para adentro, amago y se la pico a Kepa, relata minimizando la dificultad de un gol que reconoció San Mamés. “Fue muy especial y merecido por el trabajo que habíamos hecho. Es un gol para recordar toda la vida”. Lo cierto es hay valores estadísticos por detrás de la diana. El Comandante suma diecisiete goles con la elástica granota en Primera División. Morales cerca los dieciocho consumados por Barral después de aventajar a Riga. Liderar el registro que distingue a los mejores anotadores en la élite está muy cercano a falta de cuatro choques para el cierre de la competición. Los siete goles en Liga y los dos conquistados en Copa le permiten mejorar su mejor registro en la materia que data del ejercicio 2015-2016 cuando concluyó el ejercicio con siete.

Lerma se perderá el partido ante el Sevilla por acumulación de cartulinas amarillas

Jefferson Lerma no podrá participar en el partido que el próximo viernes enfrentará al Levante y al Sevilla en el Estadio Ciutat de València. El mediocentro colombiano fue amonestado con cartulina amarilla en el transcurso de la victoria conquistada en la jornada de ayer ante el Athletic Club. La amonestación acarrea suspensión.

Plan de trabajo del Levante para la semana

 

Tras el entrenamiento de ayer martes, hoy miércoles ha continuado la sesión preparatoria para el próximo compromiso ante el Sevilla

Mañana jueves 26 de abril; la plantilla continuará con el plan de trabajo establecido por Paco López para esta semana con el entrenamiento en las instalaciones del Ciutat desde las 10:30 horas. Rueda de prensa de Paco López a la finalización de la sesión matinal.

Viernes 27 de abril; partido de LaLiga Santander que enfrentará al Levante y al Sevilla en el Ciutat de València desde las 21:00 horas.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.