Luis Rubiales, elegido nuevo presidente de la RFEF por mayoría absoluta

4604909Luis Rubiales ha sido elegido nuevo presidente de la Real Federación Española de Fútbol por mayoría absoluta en primera vuelta, tras lograr el apoyo de 80 de los 137 asambleistas que han votado y se pone fin a la interinidad de una Junta Gestora encabezada hasta el mismo día de hoy por Juan Luis Larrea, el otro candidato. Larrea ha sumado 56 votos, que no han sido suficientes para mantenerse en el cargo de manera oficial. Solo ha avido dos ausencias y un voto en blanco.

19 presidentes de las federaciones territoriales; un total de 49 clubes -20 profesionales y 29 no profesionales-, más 32 futbolistas, 11 árbitros, 16 entrenadores y 12 representantes del fútbol sala han votado para dar un aire nuevo al máximo organismo del fútbol español. Solo han fallado los futbolistas Iago Aspas y Pedro León, por lo que de los 139 posibles votantes, solo han faltado dos.

Con estas elecciones, se pone fin al monopolio que ostentaba Ángel María Villar desde 1988 y que terminó con su suspensión el pasado 25 de julio de 2017 por parte de la Comisión Directiva del CSD por unanimidad y tras ser detenido, junto a su hijo Gorka Villar y a Juan Padrón, dentro de la operación Soule.

Casi un año después, la inestabilidad institucional en la RFEF llega a su fin. El ganador, Luis Rubiales, llega como representante del cambio y en oposición a Larrea, que siempre ha defendido la inocencia de Villar, como confesó el pasado mes de diciembre en una entrevista en Zona Mixta, el programa de actualidad deportiva de del Canal 24 horas de TVE.

Las votaciones se iniciaron a eso de las 16:00 horas en la sala Luis Aragonés en la Ciudad del Fútbol de las Rozas, base de operaciones de la RFEF. Tras casi dos horas de comicios, un total de 137 asambleistas no fallaron en su cita con las urnas, solo los futbolistas Aspas y Pedro León se ausentaron a la cita.

El mundo del fútbol quería un cambio y se ha pronunciado. De los 137 votos, 80 han sido para Rubiales y 56 para Larrea, solo ha habido un voto en blanco. El acto ha sido seguido por en centenar de periodistas desde la cafetería aledaña a la sala que lleva el nombe del ‘Sabio de Hortaleza’, a través de una pantalla por la que se a seguido todo el acto en directo, inluido el recuento de votos final, que ha abierto y cerrado con el nombe del nuevo presidente, Luis Rubiales.

Rubiales apuesta por una “Federación transparente”

El nuevo presidente de la RFEF se ha dirigido al mundo del fútbol nada más ganar las elecciones por mayoría absoluta con un mensaje de “transparencia, modernidad y unidad”. Sus primeras palabras han sido para agradecer el apoyo en este “largo camino” a sus padres, hermana, mujer e hijas.

“Tomo posesión como presidente con mucha emoción y responsabilidad, sobre todo, con el afán de devolver la confianza que el fútbol español me brinda. Tengo que dar las gracias a mucha gente… (sus padres, hermana, pareja y tres hijas)”, ha resaltado un Rubiales visiblemente contento.

“También tengo que dar las gracias a todos los estamentos del fútbol… todos vais a tener lugar, voy a hacer una federación para todos. Venimos de una época de éxitos. Los clubes españoles, nuestras selección son espejos en los que muchos se fijan. Debemos hacer una federación de élite, líder en transprencia y en el fútbol modesto, es un compromiso que he adquirido desde el principio”, ha proseguido el nuevo presidente de la RFEF.

“Voy a hacer una federación para todos“

Rubiales ha insistido en resaltar su compromiso con su nuevo cargo y con la Federación, destacando el papel importante que debe tener la mujer en el fútbol en esta nueva etapa. Además, el exfutbolista se ha mostrado abierto al diálogo para que “todos participen y se encuentren cómodos”.

Para finalizar, Rubiales ha sido muy claro: “Quiero una Federación moderna, líder en transparencia, fiscalización y control. Además, debemos aprovechar las cosas buenas que había”.

Unas elecciones marcadas por la ‘operación Soule’

Hace menos de un año, el 22 de mayo de 2017, Ángel María Villar, fue reelegido como presidente de la RFEF en el que iba a ser su octavo mandato consecutivo, desde que fue elegido por primera vez en 1988. El líder del fútbol español logró 112 votos a favor, 6 nulos y 11 en blanco.

Apenas dos meses después, se iba a iniciar el principio del fin de la ‘era Villar’, después de casi 30 años en el poder. El 18 de julio la Guardia Civil registró el domicilio del por entonces recién elegido presidente de la RFEF, de su hijo Gorka y del vicepresidente Juan Padrón. Los tres fueron detenidos ese mismo día en el marco de la llamada ‘operación Soule’.

Villar su hijo y Padrón pasaron a disposición judicial un par de días después y el juez decretó prisión provisional, tras acusarles de delitos de administración desleal, apropiación indebida, estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares.

Desde un primer momento, Villar mantuvo su inocencia y se negó a dimitir. Antes tal situación de falta de gobierno en la RFEF, la Junta Directiva del organismo decidió nombrar a Juan Luis Larrea como presidente provisional.

Mientras, el CSD decidió por unanimidad suspender de sus funciones a Villar durante un año. Cinco días después, el 31 de julio, el juez del caso decretó libertad bajo fianza para los tres detenidos.

A pesar de estar suspendido por un año y con un presidente interino, Luis Rubiales decidió el 23 de noviembre presentar una moción de censura contra Villar, tras lograr lo avales necesarios.

Dicha moción no llegó a más tras la decisión del TAD de destituir a Villar formalmente del cargo de presidente, por lo que la RFEF consideró que quedaba resuelta la petición de Rubiales.

Con estas elecciones y la elección de Rubiales como nuevo presidente de la RFEF se pone fin al periodo más convulso de las últimas décadas en el fútbol español.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.