Manual de supervivencia… informativa

javier-furioJavier Furió
director de VLC Noticias

Corren tiempos interesantes, por decir algo bonito y chulo para empezar. Y no es burda vanidad. A cualquier tiempo que no fuera éste se le pueden poner adjetivos más agradables que a estos que nos ha tocado vivir, especialmente a los de una generación que, con apenas cinco años, nos enteramos que un señor mayor con traje de soldado moría salpicando la pared, como cantó Víctor Manuel; con 11, tuvimos que refugiarnos a toda prisa en casa porque a otro señor, amigo del primero, se le había ocurrido sacar los tanques a la calle mientras otro mandaba sentarse a todo el mundo en el Congreso; con 16, nos enseñaron que éramos europeos y teníamos que pagar por ello con un impuesto de nombre idéntico a cierto dibujante de ‘El Jueves’; con 22, nos dijeron que un policía podía tirar la puerta de nuestra casa abajo si creía que dentro se producía un crimen; con 26, nos contaron que ‘España iva bien’, aunque ahora ya sabemos para quién; con 34 vimos cómo unos fanáticos religiosos nos mataban a 200 compatriotas como castigo por participar en la guerra de Irak; con 36, unos señores vestidos de negro hasta los pies nos enseñaron que ser homosexual es una enfermedad que se cura con la castidad y que los niños nacidos por ovodonación son unos engendros; y desde que cumplimos los 38 hasta hoy, justo antes de Navidad, un señor con mucho talante primero, y otro que habla raro cuando pronuncia las ‘eses’ después, nos van prometiendo año tras año que el siguiente (año) es el de la salida de la crisis.

A nosotros, los que ya peinamos canas, los que hemos pasado por toda suerte de aventuras políticas, económicas e incluso ideológicas, ya no nos vale cualquier cuento para irnos a dormir. Si en su día no nos tragamos aquello que nos decían los curas de que la masturbación producía ceguera; si aún sospechamos que lo del Golpe de Estado no fue cosa sólo de Milans del Bosch, Armada y Tejero, a pachas; si le dijimos que ‘no’ en su cara a González cuando nos metió sin calzador ni anestesia su reforma educativa -sí, para entonces ya se empezaba a llevar a la Educación a una deriva que aún persiste porque una generación de tontos de baba es más fácil de manejar-; si le plantamos cara a ETA pintándonos las manos para gritar contra el asesinato de Miguel Ángel Blanco; si no dimos crédito a la existencia de armas de destrucción masiva en Irak y nos cabreó el compadreo de ‘Ansar’ con Bush en las Azores; si salimos a la calle el día que Acebes nos contó aquello de que ETA estaba detrás del 11M y lo tiramos de un puntapié del Gobierno;  si todos la llamamos ‘crisis’ aunque Zapatero la siguiera llamando ‘desaceleración económica’… ¿vamos a caer ahora en las cortinas de humo que día a día nos distraen de la cruda realidad?

Cristiano vs Messi; Real Madrid vs Barça; Rajoy vs Más; Urdangarín vs Torres; Fachas vs Rojos; Induráin vs Rominger; Tyson vs Hollyfield; Magic vs Jordan; y por citar algo de aquí, de la ‘terreta’, Insa vs Morata. Y Groucho sin ver esto… Nosotros, los que engrosamos las filas del pueblo llano, parecemos abonados a la dicotomía más absurda para diluir los matices que realmente esconden la verdad, aquella que alguien dijo que nos haría libres. Quizás por eso no lo somos. Pero tampoco debemos caer en la teoría de la conspiración.

Lo de los recortes de libertades parece que va en el guión de los que gobiernan, pero no hay excusas, porque ya iba en el programa electoral… y ganaron las elecciones por abrumadora mayoría. Ya se había aireado lo de los trajes del ‘Bigotes’ cuando Camps consiguió la mayoría electoral más abultada de la historia de la Comunidad Valenciana. Bush sacó la mayoría más abultada tras masacrar al pueblo iraquí. Establecer los paralelismos, aparte de una obviedad, es de un doloroso que ralla en el masoquismo.

Mientras tanto, descubrimos nuevas formas de fabricar un rico: Fabra (el de un solo ojo) y Crespo (el de Manises), con la lotería, dicen; Blasco, dando subvenciones a ONGs que nunca llegan a su destino; Castedo, por lo visto, haciéndose hincha del Hércules; Calatrava, ‘perpetrando’ la Ciutat de les Arts i les Ciències; Julio Iglesias, cantando aquello de ‘la tierra de las flores, de la luz y del amor’… Y en la otra ‘acera’, ‘Pepiño’ Blanco, reuniéndose en las gasolineras; Chaves y Griñán, aprobando EREs a diestro y siniestro; los sindicatos, organizando cursos ‘invisibles’; y ya, en el Mediterráneo Norte, los Pujol con los peajes -ahora me explico yo las catorce paraditas desde El Vendrell hasta Barcelona-. Y si no, girémonos hacia la Monarquía -caso Nóos- o hacia el clero -Gescartera-. Y llegan los chicos de Rosa Díez, -que parece que estos sí, que me lo ha chivao Puri, que es cuñada del novio de la hija de uno que estuvo en el mayo del 68-, y se comen en Madrid aquello de que “el 96 por ciento de las denuncias por malos tratos son falsas” (qué boquita, Toni, qué boquita), por no hablar de esa ‘curiosa’ forma que tienen de escoger los cargos dentro del partido. Si aún no han metido mano en lo público y ya adolecen de tráfico de influencias, no quiero pensar cuando lleguen… Aquí, no nos engañemos, el que no ‘trinca’ es porque no puede o porque no sabe, o las dos cosas.

Nos han ‘idiotizado’, anestesiado si sus castos oídos así lo prefieren. Ramilletes de reformas educativas que fabrican analfabetos en cantidades industriales, capazos de ‘realities’ y ‘cebamorbos’ que distraen los cerebros más dóciles, camiones y camiones de mítines futboleros que satisfacen la dosis diaria de indignación de los más ‘ibéricos’ y toneladas de informativos sensacionalistas que dirigen la mirada de los restantes hacia otro lado, parecen habernos dejado con menos capacidad de reflexión que la neurona solitaria de Belén Esteban. Quizás es que, con tantos sentidos ocupados con tonterías, lo que nos queda libre para atender aquellas iniciativas que intentan cambiar las cosas de verdad es nuestra incredulidad.

Si a eso añadimos que de vez en cuando sale algún incendiario, al que no dudamos de acercarle el mechero para que nos alegre la tarde con dimes y diretes, trapos sucios del más pintado y basuras varias, que nunca recula ni por supuesto pide disculpas por manchar los nombres y apellidos de todo el que se le cruza, entonces ya sí que es imposible dar con la pieza que dé el jaque mate a esta partida amañada.

¿Cómo se explica, si no, la trayectoria política del señor Rafael Blasco, al que sólo le falta militar en España 2000 para completar todo el ‘álbum político’, desde el republicanismo más radical hasta el centro-derecha? ¿Cómo es posible que lleve años y años el busto de Goya creado por Benlliure en el Museo del Prado sin que nadie repare en su ‘sospechoso parecido’ con la estatuilla que dan en los premios que ostentan el nombre del pintor de Fuendetodos? ¿Cómo es posible que aparezcan ahora piezas de aquel vagón de metro que nos habían asegurado que se habían destruido -cachis la mar-? ¿Cómo se come el sueldazo del ‘Robin Hood’ andaluz, Sánchez Gordillo, que a sus 70.000 euros anuales como alcalde hay que añadir los 36.000 de su prima, a la que colocó de secretaria suya en el consistorio? Ya no hay héroes. Ruiz Gallardón se convirtió en el ‘progre’ de los populares al casar homosexuales a bombo y platillo en su época de alcalde madrileño y ahora ya ven…

Pero me guardo la auténtica ‘prima dona’ de esta opereta para el final para que, como mandan los cánones, entone el último compás: la factura eléctrica. ¿De verdad nos hemos tragado lo del déficit tarifario? ¿Quién decidió invertir en las energías renovables lo que no está en los escritos? ¿Quién, por los cuernos del minotauro, nos colocó en la ‘pole position’ del compromiso de afrontar el elevado coste de las energías limpias en tiempos de crisis ya reconocida? ¿Se acuerdan de un tal Sebastián, aquel ministro de las bombillas de bajo consumo?

¿Alguien no sabe todavía que las grandes compañías eléctricas -las mismas que querían subirnos un 11% las tarifas- tienen en sus Consejos y Directivas a no pocos ex secretarios de Estado, ex presidentes de comunidades autónomas, ex ministros y hasta ex presidentes del Gobierno de las últimas seis legislaturas? ¿Les suenan apellidos como Solbes, González, Aznar, Acebes, Boyer, Borrell, Cabanillas, Imaz, Martínez Noval, Olivas, Oreja, Palacio, Roca, Salgado, Serra, Croissier…? Sumemos dos y dos. Evidenciar que ese 11% de aumento tarifario se destinará -porque no duden ni por un instante que lo van a aplicar, de una forma u otra- a pagar un cómodo retiro para ex altos cargos de nuestro gobierno es, además de profiláctico para la salud de nuestra democracia -si es que ésta existe-, un ejercicio de mera supervivencia informativa para que, cuando al final del año la factura haya subido más de ese 11% poquito a poco y en silencio, al menos podamos decir que sabemos por qué.

Que nos den pero ya un manual de supervivencia informativa, antes de que el encefalograma plano se adueñe de nuestros cerebros, y nuestras libertades.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.