banner-728x90 (1)

Más de 1.000 personas refugiadas y migrantes han muerto desde noviembre en el Mediterráneo

Ante la Cumbre de la UE, UNICEF pide tomar medidas urgentes para mantener a los niños a salvo a lo largo de la ruta de Libia

UNICEF realiza un llamamiento urgente a los líderes de los estados miembros de la Unión Europea, reunidos en Malta, ante el número sin precedentes de muertes de refugiados y migrantes en el Mediterráneo en los últimos tres meses, incluido un estimado de 190 niños*.

Al menos 1.354 migrantes y refugiados murieron ahogados entre noviembre de 2016 y finales de enero de 2017, la mayoría de ellos (1.191) en la peligrosa ruta del Mediterráneo central entre Libia e Italia. Esta cifra es 13 veces superior al número de muertes registradas en esta ruta durante  el mismo periodo de 2015-2016. Esta y otras rutas, incluida la que parte de Egipto, podrían volverse aún más peligrosas en las próximas semanas debido al clima invernal que azota todavía una gran parte de Europa. “Ya hemos visto estos días el impacto que está teniendo la ola de frío en los niños refugiados bloqueados en Grecia y los Balcanes. No podemos permitir que la situación empeore aún más”, recuerda Sara Collantes, especialista en políticas de infancia de UNICEF Comité Español.

La crisis de refugiados y migrantes será el tema central de la cumbre que mantienen este viernes los 28 estados miembros de la Unión Europea en La Valeta, Malta.

“El creciente número de niños desaparecidos en el mar subraya el carácter extremadamente peligroso del viaje del norte de África a Italia, así como la urgente necesidad de que los gobiernos de ambas orillas del Mediterráneo refuercen las medidas para mantenerlos a salvo”, dijo el director ejecutivo adjunto de UNICEF, Justin Forsyth. “Las decisiones que se tomen en la cumbre del viernes podrían representar literalmente la diferencia entre la vida y la muerte para miles de niños que transitan desde Libia o se quedan varados en ese país. Necesitan acciones urgentes ahora”.

UNICEF pide a la UE y a sus estados miembros que se comprometan a adoptar las siguientes medidas para proteger a los niños desarraigados:

  • prevenir la explotación y la trata de niños;
  • cumplir plenamente el principio de “no devolución”, ya que enviar a los niños de regreso al peligro o devolver los barcos a Libia sin un plan adecuado para protegerlos sólo aumentaría sus dificultades;
  • comprometer recursos para fortalecer los programas de protección de la infancia en Libia;
  • invertir en centros de acogida y atención en Libia, que deben proporcionar servicios de educación y salud, y nunca deben utilizarse para detener a los niños en base a su estatus migratorio;
  • invertir en programas fiables de reasentamiento y reunificación familiar para que los refugiados y migrantes desesperados no tengan que recurrir a traficantes y arriesgar sus vidas.

UNICEF está trabajando en las rutas migratorias, incluido Libia, proporcionando a los niños refugiados y migrantes y a las familias servicios de protección infantil, agua y saneamiento, educación, salud e higiene.

El miércoles por la noche, UNICEF y su aliado Intersos participaron en el rescate de 754 personas en las aguas del Mediterráneo Central, entre ellas 148 niños no acompañados. En los últimos días, el servicio de guardacostas italiano ha rescatado a 285 niños con el apoyo de UNICEF e Intersos.

“El mar Mediterráneo debe dejar de ser el agua donde se hundan las esperanzas de los migrantes y refugiados. Es una situación intolerable”, afirma Javier Martos, director ejecutivo de UNICEF Comité Español. “Los gobiernos deben tomar acciones definitivas para romper este ciclo de muerte y evitar que continúe vulnerándose el Derecho Internacional Humanitario”.

Refugiados: 70 años después, dos vidas y una misma historia

UNICEF ha lanzado un nuevo vídeo para seguir recordando los duros obstáculos a los que se enfrentan los niños refugiados y migrantes. En él aparecen Ahmed, un niño sirio de 12 años, y Harry, un anciano alemán de 92 años, que reflejan las similitudes de esta crisis de refugiados y migrantes con la que se produjo tras la II Guerra Mundial.

Ambos se vieron obligados a huir de su hogar en un peligroso viaje, y sufrieron los ataques a sus casas y escuelas. Harry pudo asentarse en Reino Unido y Ahmed ha llegado a Suecia, donde ha podido volver a la escuela.

“Las necesidades de los refugiados nunca han sido tan grandes. Ahora más que nunca, necesitan nuestro apoyo. Esperamos que este vídeo sea un recordatorio de que detrás de los titulares están las historias de niños concretos. No son refugiados, no son migrantes, solo son niños cuyo único sueño es la seguridad y la oportunidad de un futuro mejor”, dijo la directora de comunicación de UNICEF, Paloma Escudero.

Los niños suponen más de la mitad de los refugiados de todo el mundo, a pesar de que constituyen menos de un tercio de la población mundial. En 2015 aproximadamente el 45% de todos los niños refugiados llegaron desde Siria y Afganistán. Siria contabiliza el mayor número de niños refugiados, con 2,3 millones registrados por ACNUR.

El número real de muertes infantiles podría no saberse nunca, ya que muchos niños en tránsito en 2016 no estaban acompañados, y sus muertes no se registraron ni se denunciaron. 

**Fuentes: ACNUR y OIM

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.