Soler: ‘Los Presupuestos de la Generalitat para 2018 preparan a la Comunitat Valenciana para afrontar los retos sociales y económicos de futuro’

31_RP_PRESSUPOSTOS_2018_4

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha manifestado que “los Presupuestos de la Generalitat Valenciana para 2018 “preparan a la Comunitat Valenciana para afrontar los retos sociales y económicos del futuro”. “Son los presupuestos más maduros del Gobierno del Botànic, en los que desplegamos la ampliación del Pacte del Botànic, y en ellos confluye la lógica vocación social que es la que impregna a este gobierno”, ha explicado.

El conseller Vicent Soler ha realizado estas declaraciones durante su comparecencia, junto a la consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, tras la aprobación en el pleno del Consell del proyecto de Ley de Presupuestos de la Generalitat para 2018. Previo a la comparecencia, el responsable de Hacienda y Modelo Económico ha entregado las cuentas al presidente de Les Corts, Enric Morera.

Para Vicent Soler, “estos son los Presupuestos más sociales de la historia de la Generalitat. Hemos continuado eliminando copagos a colectivos vulnerables y destinamos 34,99 millones diarios a gasto social, cuando en 2017 se destinaban 32,8 millones al día”. El titular de Hacienda ha subrayado la apuesta social del Consell al enfatizar que el 87,1% de todo el presupuesto no financiero -sin incluir el capítulo 3 de intereses- se destina a gasto social, 1,3 puntos más que en las cuentas de este ejercicio, cuando representó el 85,8%.

12.762 millones para gasto social de los valencianos

Así, el gasto social ascenderá en 2018 a 12.762 millones, frente a los 11.982 millones de 2017, que se reparten entre los 6.390,7 millones de Sanidad, 4.720,25 de Educación, 1.194,7 de bienestar social, 363,95 de Empleo y Formación y 93,1 de Vivienda.

“Las cuentas de 2018 confirman el cambio de paradigma que impulsó el Consell en 2015 y que supone avanzar en derechos, frente a los recortes de la etapa anterior. Así, desde 2015 la Conselleria de Igualdad ha crecido un 43,3% (361 millones) y en 2018 se acercará a los 1.200 millones. Por su parte, Sanidad ha aumentado su dotación en 898 millones desde 2015, un 16,3%, para garantizar el acceso universal y, muy importante, para absorber el gasto real”, ha resaltado Soler.

En el área de Educación el incremento ha sido del 15,1%, 691 millones, desde 2015 para mejorar la igualdad de oportunidad y la calidad del sistema educativo. “También se refuerza la política de vivienda y, especialmente el alquiler social, más acorde con las formas de vida de los jóvenes”, ha matizado Soler. Asimismo, se avanza en la Renta de Inclusión, en la eliminación de barracones, en el reconocimiento de la dependencia y se consolidan iniciativas como Xarxa Llibres.

“En materia económica e industrial, la creación del Banco Público reforzará las pymes y las iniciativas emprendedoras valencianas, poniendo fin a la política clientelar. Asimismo, la puesta en marcha de la Agencia Valenciana de la Innovación impulsará nuestra competitividad”, ha señalado Soler.

El conseller ha señalado que “también volveremos a tener una televisión pública que promoverá nuestra lengua y cultura propias, con independencia, rigor, credibilidad y, desde parámetros de viabilidad económica y de proximidad informativa”.

Los Presupuestos para 2018 también apuestan por la modernización tecnológica de la Generalitat y por avanzar en la Administración sin papales. Así, contemplan una inversión de 146,3 millones para la transformación tecnológica en la Administración y en la educación. “La previsión es que a finales de 2018 los principales procesos administrativos estén digitalizados, cuando en 2015 el nivel de implantación era mínimo y en el interior de la Administración la cifra era aún más baja”, ha indicado Soler.

Las cuentas refuerzan la apuesta por la transparencia y la lucha contra la corrupción. Para ello se destina una dotación de 39 millones para garantizar una administración limpia. “Esta es la Generalitat más transparente de la historia en la Comunitat Valenciana y la puesta en marcha de la Agencia Antifraude reforzará esta línea. Asimismo, se impulsará la Agencia de Tributos Valenciana (IVAT) para luchar contra el fraude fiscal”, ha explicado el titular de Hacienda.

Unas cuentas marcadas por la losa de la deuda

Vicent Soler ha explicado que los Presupuestos de 2018 están marcados por los Pasivos Financieros, que ascenderán a 4.649,3 millones. Esta cifra representa un incremento de 1.285 millones, un 38,2%. “El servicio de la deuda es ya la segunda sección presupuestaria, sólo por debajo de Sanidad y superando a Educación. Esa es la realidad con la que nos encontramos al llegar al Consell y que está lastrando nuestro futuro. En la actualidad 1 de cada 4 euros van a amortizaciones e intereses. La subida de la deuda y de los intereses supone casi el 60% del incremento del Presupuesto”, ha lamentado el conseller.

El presupuesto para 2018 asciende a 15.224,1 millones, un 6,7% más que este ejercicio, sin tener en cuenta las operaciones financieras. Este dato se ajusta a la variación del gasto real de la Generalitat. Incluyendo las operaciones financieras, las cuentas se elevan a 19.956 millones, un 12,6% más que el de 2017 que era de 17.724 millones.

Clasificación económica del Presupuesto

Los gastos de personal, recogidos en el Capítulo I, ascienden en 2018 a 5.784,7 millones, reflejando un incremento del 4,9% (270,1 millones más) con respecto al año anterior y garantizando así los derechos de los empleados públicos valencianos. En este sentido, el conseller Soler ha destacado que “somos la comunidad autónoma que tiene menos funcionarios por cada mil habitantes en relación al coste por servicio público, siempre teniendo en cuenta las mismas competencias”.

Los presupuestos para el próximo año garantizan la cobertura de un incremento de hasta el 2% de las retribuciones de los empleados públicos valencianos. Además se incluye la carrera profesional de los interinos y la consolidación del personal docente al inicio del curso 2018. Hay que destacar que el 90% del gasto de personal de las distintas conselleries se destina a Sanidad y Educación.

Por otra parte, 3.286,5 millones se destinarán en 2018 a gastos de funcionamiento, Capítulo II, un 7% más que en el año anterior. En concreto, el 76% de este incremento, 162,8 millones, provienen del área de sanidad, “lo que confirma el interés de este gobierno por aflorar el gasto real de está área, que estaba infradotada presupuestariamente en la etapa anterior”, ha señalado el conseller.

Con respecto al Capítulo III, los gastos financieros, ascienden a 492,8 millones de euros, 14,3 millones más que en el presupuesto anterior, incremento que obedece básicamente al coste de los intereses de la deuda del FLA.

Las transferencias corrientes, recogidas en el Capítulo IV, concentran 4.541,6 millones del presupuesto para 2018. Esta cifra refleja un incremento de 348 millones (un 8,3% más), de los que 110 millones corresponden a la Conselleria de Vicepresidencia e Igualdad y Políticas Inclusivas, y en concreto 47,4 millones forman parte del aumento de la dotación para la Renta de Inclusión. Sanidad es la segunda conselleria con más incremento de las transferencias corrientes en valores absolutos, 72 millones, y Educación es la tercera, con 61,4 millones. Todo esto confirma el fuerte compromiso social del actual Consell.

Las inversiones reales, Capítulo VI, ascienden a 510,9 millones, tras crecer un 4,9%. En términos porcentuales, los mayores incrementos se concentran en las Conselleries de Vicepresidencia y Políticas Inclusiva, con un 48,1% más, y Vivienda, con un 12,4% más. El Capítulo VII de transferencias de capital, crece un 17,4% hasta llegar a los 598,5 millones, y el Capítulo VIII, donde se recogen los activos financieros, asciende a 83,5 millones (-13,1%). La aportación al sector público instrumental es reduce un 13,1% dentro del proceso de reordenación de la gestión de las empresas y las entidades públicas, siguiendo así en la línea del año anterior, donde ya se registró una reducción del 33%.

Por último, el capítulo de pasivos financieros, Capítulo IX, asciende a 4.649,3 millones de euros, un 38,2% más que el año anterior. “Este incremento obedece casi en su totalidad al incremento de las amortizaciones de deuda que se refinanciarán durante el ejercicio y que no suponen un incremento del gasto”, ha señalado Vicent Soler.

Desglose de los ingresos

Como ha destacado el conseller durante la rueda de prensa, los ingresos del modelo de financiación para 2018 ascienden a 10.267,4 millones, 84,3 millones más que en el año 2017. “Sin embargo -ha explicado- el aumento de las transferencias que recibiremos son inferiores a la media de las comunidades autonómicas, a pesar de que la economía española mejora”.

Además, el déficit autorizado para 2018 es del 0,4% lo que supondrá para la Comunitat Valenciana un total de 457,7 millones de euros de gasto financiado. Cabe recordar que el gasto financiado en 2017 es de 657,2 millones (0,6% del PIB) con lo que la financiación, vía déficit autorizado, supone para los valencianos una pérdida de 200 millones. Teniendo en cuenta tanto los ingresos por el modelo de financiación como por déficit autorizado, la aportación del Gobierno Central a la Comunitat Valenciana se reduce en 2018 en 115 millones.

“A pesar de ser la comunidad peor financiada de España y con un gasto por debajo del resto de autonomías, la financiación que recibiremos de Madrid baja en 2018. Por eso hemos incluido en los presupuestos un partida reivindicativa de 1.325 millones para mantener la calidad de los servicios públicos fundamentales y acercarnos a la media del resto de comunidades autónomas”, ha destacado el conseller.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.