València cobrará una tasa de unos 17 euros al año por cada patinete eléctrico de alquiler aparcado en el calle

 

Vuelven a aparecer patinetes eléctricos de alquiler en varias calles de ValènciaEl Ayuntamiento de València ha iniciado los estudios de la regulación tributaria de la nuevas formas de movilidad personal por la ciudad, desde la premisa de “ordenar una fórmula novedosa, y no desde el afán recaudatorio”.

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha mantenido reuniones con distintas empresas que desarrollan sistemas nuevos de transporte basados en modelos de economía colaborativa en los que comparten y se intercambian bienes y servicios a través de plataformas electrónicas (sharing).

Una de ellas ha sido la norteamericana Lime, que creó un conflicto al desplegar sus 400 patinetes por toda la ciudad sin previa autorización municipal, lo que obligó al Ayuntamiento a requisarlos y a plantear la tasa en la que se está trabajando por usar la vía pública con un fin lucrativo.

Tal como ha explicado Vilar, “todas las nuevas formas de movilidad urbana, tanto las emergentes como las tradicionales gestionadas mediante sistemas novedosos como el sharing, requieren tanto un estudio minucioso de cuál es su fórmula de funcionamiento como de su tratamiento tributario”.

De hecho, las diferentes empresas con las que el concejal ha mantenido contactos esta semana “entienden que tienen que pagar una tasa por la autorización o canon en caso de concesión”, ha asegurado el edil, quien ha añadido que “no estamos hablando de grandes cantidades, ya que entendemos que es más un medio de regulación que de recaudación, y no va a ser un ingreso fiscal o tributario de importancia para el Ayuntamiento”.

Aunque la cuantía final de las tasas aún no está definitiva, el Ayuntamiento ha comenzado a realizar estimaciones tomando como referencia los precios por ocupación de vía pública por mesas y sillas, por el precio de utilizar una plaza durante nueve horas de la ORA y un tercer valor complementario, el del metro vial de vado.

La cantidad mínima que se baraja para la ocupación de la zona azul por parte de este servicio es de 20 euros al mes más la tasa de la autorización, “por lo que no llegaría a 30 euros al mes, aunque se trata simplemente de una estimación orientativa”, en palabras del edil.

Así, los técnicos entienden que en cada plaza de zona azul cabrían unos 14 patientes, por lo que cada patinete pagaría al mes 1,4 euros y 17 euros al año. Así, una empresa como Lime que cuenta con una flota de 400 abonaría una cantidad anual cercana a los 7.000 euros.

Vilar ha calificado las reuniones con las empresas de “altamente satisfactorias”. Se trata en muchos casos de compañías producto de jóvenes emprendedores, en muchos casos pequeñas empresas valencianas, que necesitan desarrollar su negocio con garantías pero también con cierta rapidez.

El concejal ha asegurado que el tema de los nuevos modelos de movilidad “es complejo, ya que no son únicamente una fórmula emergente de prestación de servicios, sino que hay que diferenciar entre los métodos tradicionales en los que se emplea un nuevo modelo de gestión como el sharing (coche, motocicleta y bicicleta eléctrica) y los emergentes (patinete y segway)”. Los tres primeros tendrán que ser eléctricos y de emisión cero, o no obtendrán autorización, ha adelantado.

Además, en el supuesto de que finalmente se utilicen para este fin plazas del espacio regulado de la Ordenanza Reguladora de Aparcamiento (ORA), algo que aún está por definir, “lo que se deje de ingresar por este aparcamiento lo tendrá que compensar la empresa concesionaria o autorizada”, ha añadido el concejal.

Segway y ‘tuc tuc’

En cuanto a los métodos emergentes, “están los patinetes, que se han convertido en un medio de movilidad personal”, ha manifestado Vilar, que ha distinguido “los patinetes en línea y los segway, de ruedas en paralelo con manillar que, al ser de uso exclusivamente turístico, necesitan otra regulación y, por tanto, tendrán otra tasa”.

También se ha referido al ‘tuk tuk’, “lo que antes se denominaba coloquialmente ‘motocarro’ que se utiliza con fines turísticos mediante el alquiler con conductor y probablemente con guía turístico”.

También será necesario disponer de regulación y tasa, “dado que València cuenta con bus turístico, que prestan dos compañías mediante la autorización correspondiente, y podrían entrar en competencia”.

En definitiva, estos nuevos modelos plantean nuevas circunstancias, por lo que, ha explicado Ramón Vilar, “los fallos que se detecten en la experiencia novedosa del Ayuntamiento pueden ser subsanados, ya que antes de la elaboración de los presupuestos se procede a una revisión de las tasas municipales, de manera que se pueden modificar anualmente y no habría problema en adaptar la tasa pertinente a la realidad”.

“Desde el área tributaria municipal vamos a regular el importe de las tasas que tengan que satisfacer quienes presten este servicio”, ha señalado el concejal, que ha añadido que “hay que recordar que se trata de una actividad lucrativa realizada en la vía pública”.

El desarrollo de una actividad requiere una ordenanza que regule la forma de prestar determinado servicio. En este proceso, ha explicado Vilar, se ha de valorar “lo que se cobra por esa concesión o autorización”.

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.