banner-728x90 (1)

Anticorrupción pide procesar a Camps por prevaricación y malversación por la Fórmula 1 en Valencia

4627970La Fiscalía Anticorrupción ha pedido este viernes procesar únicamente al expresidente de la Generalitat Francisco Camps en la pieza uno del llamado caso Valmor, que investiga las supuestas irregularidades en la organización del Gran Premio de la Fórmula 1 en Valencia, por los delitos de prevaricación y malversación,

Una década después de la celebración del primer Gran Premio de Fórmula 1 en el espectacular circuito urbano de Valencia, la Fiscalía Anticorrupción comienza a definir las responsabilidades penales que, en su opinión, se deben descargar por los supuestos delitos de prevaricación malversación de fondos públicos que se habrían cometido en su organización, según apuntan este jueves diversos medios de comunicación.

La causa está dividida en tres piezas, pero la Fiscalía Anticorrupción ya tiene sus conclusiones sobre la primera, que es la que revisa la manera en que se organizó la prueba. Y centra la responsabilidad en el ex presidente de la Generalitat, Francisco Camps, a quien considera negociador único y personalísimo de las condiciones final mente acordadas con el dueño del negocio de la F, Bernie Ecclestone, y el impulso de una sociedad privada, Valmor Sports, que acabó sirviendo de pantalla puesto que todos los gastos acabaron recayendo en las arcas públicas.

Anticorrupción plantea en su escrito a la juez del caso el procesamiento de Francisco Camps y la exoneración de las otras personas imputadas en esta pieza, desde la consellera de Educación, Cultura y Deporte en aquel momento, Lola Johnson; la del piloto y empresario del motor Jorge Martínez ‘Aspar’ (que acabó siendo también uno de los socios y accionistas de Valmor); y la del responsable de contratos de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana (SPTCV), Nicolás Figueres. Tampoco ve responsabilidad en Belén Reyero, la persona de enlace entre Camps y Ecclestone durante todas las negociaciones.
El fiscal considera que Camps negoció con Ecclestone «al margen de cualquier procedimiento administrativo y sin ser él un órgano de contratación» y que fue personalmente el ex presidente quien tomó la decisión de que Valencia hiciera tan fortísima apuesta presupuestaria por el Gran Premio. De hecho considera que Camps lo hizo «por el beneficio electoral» que supuestamente le reportaría. Concretamente, el escrito sostiene que Camps “decidió de manera personal que se celebrara en Valencia el evento, pensando en el beneficio electoral que le generaría en las elecciones autonómicas de 27 de mayo de 2007”.

También descarga sobre Camps la idea de que se constituyera Valmor Sports en la que, con el liderazgo de Bancaja -entonces presidida por José Luis Olivas-, entraron los empresarios Fernando Roig y Aspar. El detalle de lo que Camps llegó a negociar con Ecclestone alcanzó a todas las cifras económicas, arrancando por el canon que se pagaría y la manera en que este se actualizaría cada año.

Según los informes de la UDEF, apoyados en la contabilidad de Valmor y de la sociedad pública SPTCV e infinidad de correos electrónicos (más de 100.000), ya en el primer año se detectó que la prueba iba a ser deficitaria. La Fiscalía considera verosímil que Camps hubiera comprometido a los socios de Valmor que el presupuesto público compensaría las pérdidas producidas. Además, se apoya en los testimonios de altos cargos como José Luis Olivas o Vicente Rambla para defender el absoluto protagonismo de Camps.

En este punto, el fiscal Anticorrupción considera que el ex presidente valenciano actuó de una manera similar a como lo hizo su homólogo balear Jaume Matas a quien se condenó por haber pactado personalmente con el arquitecto Santiago Calatrava la cosntrucción de un edificio para albergar conciertos de ópera “prescindiendo de cualquier formalidad y proceso de contratación, con un sentido patrimonial del cargo”.

El balance económico del evento, en 7 años de contrato, era, sobre el papel, el siguiente: 210 millones de euros pagados por el canon a la empresa de Ecclestoney unas pérdidas globales de 270 millones de euros sin tener en cuenta la inversión inicial, según consta en estudios internos incluidos en el sumario de la causa.
La Fiscalía Anticorrupción aabó presentando en diciembre de 2014 una querella despues de la «compra» de Valmor por parte de la Generalitat, ya entonces presidida por Alberto Fabra. Aquella maniobra permitió rubricar lo que supuestamente Camps pactó con los socios de Valmor. Aquella adquisición púbica de Valmor Sports fue el último paso político de una serie de actos supuestamente delictivos cometidos por Camps. El Fiscal Anticorrupción le señala personalmente.

Camps lo realizó todo «sabiendo que era inviable económicamente, comprometiendo los fondos públicos autonómicos e incumpliendo los procedimientos administrativos», sostiene el escrito del fiscal.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.