Apuntes del antiguo gremio de carpinteros. San José, maderas y obradores

No es nada inédito decir que el oficio de carpintero en Valencia es de los más antiguos. Poco después de la ocupación cristiana de Jaume I surgieron las asociaciones de diversos oficios convertidas en instituciones gremiales que gozaron de leyes encaminadas a la protección de todos los asociados bajo índole de religiosidad y beneficencia, sin olvidar las disposiciones sobre los métodos de fabricación.

De esta vida corporativa surgió el gremio de carpinteros, con sus ordenanzas. En la ciudad se concentraron en la llamada Fustería, frente a la calle del Trench, lugar de triste recuerdo por el incendio ocurrido el 16 de marzo de 1447.

Grabado San José carpintero. Valencia, 1619. A. P. R. S. = Archivo Privado Rafael Solaz

Grabado San José carpintero. Valencia, 1619. A. P. R. S.

 En la ciudad se concentraron en la llamada Fustería, frente a la calle del Trench, lugar de triste recuerdo por el incendio ocurrido el 16 de marzo de 1447.

A principios del siglo XV el gremio lo formaban los carpinteros propiamente dichos, los que hacían arcas y otros muebles anteriores a la introducción de la ebanistería, siguiendo paulatinamente otros profesionales: caixers (fabricantes de arcas), capsers (cajas de madera delgada), aladrers (aperos de labranza), toneleros, aserraderos de la madera, torneros, arqueros, constructores de órganos, silleros de fusta i corda, pozaleros (de madera) e, incluso pintores de cofres “a la morisca”. Hubo bastantes intentos de separación de los diferentes oficios pero éstos se mantuvieron unidos al gremio general de carpinteros durante muchos años.

Almacén de maderas. Valencia, ca. 1930. A. P. R. S.

Almacén de maderas. Valencia, ca. 1930. A. P. R. S.

Tenían por patrón a San Lucas. Posteriormente dedicaron el patronazgo a San José. La Casa-Cofradía se alzó tras una disposición de septiembre de 1479, al adquirir una casa que compraron por 150 lliures valencianes

Tenían por patrón a San Lucas. Posteriormente dedicaron el patronazgo a San José. La Casa-Cofradía se alzó tras una disposición de septiembre de 1479, al adquirir una casa que compraron por 150 lliures valencianes, situada en la antigua calle de Moreto (barrio de Velluters). Han llegado hasta nuestros días azulejos procedentes de esta casa representados por las divisas del oficio, una sierra y también un hacha (aixa) característica para rebajar la madera.

En las grandes solemnidades concurrían con una bandera de grandes dimensiones, de tela de damasco carmesí y, en el centro, llevaba bordadas las armas propias del oficio.

Tornería de Aliaga. Ca. 1940, A. P. R. S.

Tornería de Aliaga. Ca. 1940, A. P. R. S.

A partir del siglo XVI los pequeños obradores del oficio se distribuían por toda la ciudad, especialmente en El Carme, barrio en el que permanecieron hasta mediados casi nuestros días

A partir del siglo XVI los pequeños obradores del oficio se distribuían por toda la ciudad, especialmente en El Carme, barrio en el que permanecieron hasta mediados casi nuestros días. La casa gremial permanece en su lugar de origen, ahora llamada calle de Balmes del barrio de Velluters. Es un vetusto edificio de planta rectangular cuya construcción data del siglo XVIII. Labrados en la piedra permanecen diversos atributos del gremio: la regla, el compás, la sierra, el hacha y la escuadra.

Como los hermanos Marx los carpinteros también gritaban: ¡Traed madera! ¡Más madera! El oficio era su guerra.

*A. P. R. S. = Archivo Privado Rafael Solaz

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

2 Responses to "Apuntes del antiguo gremio de carpinteros. San José, maderas y obradores"

  1. Javier Luna  4 de abril de 2014 at 23:00

    Rafael Solaz nos recuerda la antiguedad e importancia del Gremio de Carpinteros en el ámbito de la ordenación gremial valenciana.
    Curiosidad, aparte de las mencionadas, merece el hecho de que hasta finales del Siglo XIX se utilizaron las denominaciones de fuster de gros para quienes hacían puertas, ventanas, etc y fuster de fí a quienes realizaban muebles de cierto nivel/categoría. De hecho el término ebanista terminó desplazando al de fuster de fi.
    Deseo rendir un cálido y emotivo tributo de admiración a Pascual, mi suegro, que falleció hace diez años y que dejó en mí un imborrable recuerdo de admiración desde el punto de vista humano, pero también como primoroso y admirable ebanista. Pascual, mi suegro, no se limitó a trabajar la madera, sino que dio vida a la misma y quienes lo conocimos damos fe de que ello es cierto.

    Responder
  2. Julio Cob  5 de abril de 2014 at 00:44

    La serranía y la ciudad comunicadas por el río, ora Blanco, ora Guadalaviar, ora Turia y con “el maderero” como efectivo guía de unos troncos que conducidos por las aguas llegaban a Valencia para ser almacenados en el marginal izquierdo de Marchalenes. La ciudad, fabril y artesanal, los recibía y una vez secos los aserraban para estructurar casas y haciendas, vestidas con muebles que los diferentes oficios suministraban a sus dueños. “Liiures valencianes”, los gremios, las sierras y la calle de Moreto; semanalmente Rafael Solaz nos da su magistral lección de valencianía y aprendemos por ello. Que hasta de carpintería sabe. Gracias, maestro.

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.