Apuntes históricos de la plaza del Tossal

Plaza del Tossal. Riada de 1957. A. P. R. S.

Plaza del Tossal. Riada de 1957. A. P. R. S.

A ella desembocan Cavallers, Bosseria, Quart, Conquista, Moro Zeit, Sant Miquel y Sant Jaume. En un principio la plaza tuvo un trazado bastante diferente al actual. Era una vía que formaba parte de una pequeña barriada de su título, área que en diferentes épocas ha sido denominada con el nombre de: Alcudia, Caldereros, Toçal, Tozal, Troç Alt y Trosalt. El topónimo Tossal está muy extendido en la orografía valenciana, siempre referido a una montaña o lugar de cierta altura. Así, el título de Tossal parece más correcto de este lugar elevado que limitó con la Moreria. Hasta hoy se puede comprobar que la plaza presenta una prominencia respecto a las otras calles de su alrededor. Esta elevación existía desde muy antiguo y fue aprovechada construyendo un dique para evitar el paso de las aguas en posibles desbordamientos del ramal del río Turia.

El topónimo Tossal está muy extendido en la orografía valenciana, siempre referido a una montaña o lugar de cierta altura.

En el siglo XIV existieron dos tablas de carnicerías y un obrador contiguo a ellas, todo ello de procedencia árabe. Los Caldereros se concentraron en el lugar y su presencia dio nuevo nombre a la reducida barriada de la Caldereria.

Los Caldereros se concentraron en el lugar y su presencia dio nuevo nombre a la reducida barriada de la Caldereria.

Ya en el siglo XVIII Orellana cita el Toçal como: parage bien conocido y que da principio a las calles de Quarte, de la Bolsería y otras, y tiene de muy antiguo el renombre que hoy goza de Toçal. Por entonces se hallaba la barbería del sangrador Joseph Ortells, un punto de referencia y venta de objetos procedentes de las testamentarías. A principios del siglo XIX existía la pastelería de José Castells. Posteriormente se instaló la relojería de Salvador Vilella que era continuadora de la antigua de Escrivá, especializada en composturas de relojes y cajas de música.

Ocio nocturno del Tossal. Foto Marina Solaz. 2010

Ocio nocturno del Tossal. Foto Marina Solaz. 2010

Finca derribada en el Tossal. Años 60. A. P. R. S.

Finca derribada en el Tossal. Años 60. A. P. R. S.

A mediados del siglo XX derribaron varios edificios que se hallaban en el centro, quedándose la plaza con la configuración actual. Fue famosa una funeraria, La Católica, que permaneció hasta 1936. Las intervenciones arqueológicas dejaron al descubierto el subsuelo con parte de la muralla árabe que se puede ver la Galería del Tossal. Locales de ocio muy visitados son: el Café Infanta, y el Café Sant Jaume, instalado sobre la antigua farmacia del doctor Cañizares.

 A mediados del siglo XX derribaron varios edificios que se hallaban en el centro, quedándose la plaza con la configuración actual.

Alcudia, ese punto alto de la ciudad donde a través de los años se establecieron caldereros, barberos, sangradores, funerarias, relojerías y pastelerías, hasta llegar a los locales de ocio nocturno y terraza. ¿Desean un Agua de Valencia? ¡Qué sean dos!

A. P. R. S. : Archivo Privado de Rafael Solaz

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

4 Responses to "Apuntes históricos de la plaza del Tossal"

  1. Julio Cob  28 de febrero de 2014 at 14:05

    El Tossal es hoy un punto de encuentro para todos aquellos que les gusta perderse por la historia de nuestra ciudad. Y también de descanso, antesala de ese portalón al barrio del Carmen que es la Plaza Sant Jaume con su bóveda vegetal. Lugar de reseñas que confluyen entre las principales arterias y que una a una, página a pagína, van completando un capitulo de nuestra vidas y que Rafael Solaz nos refresca desde su particular manantial de semblanzas que con tanto mimo cuida y que con tanta generosidad nos ofrece.

    Responder
  2. Luis Carrasco  1 de marzo de 2014 at 16:45

    Que desagradecidos somos con los sitios que frecuentamos.
    Será por tomar tantas copas………”ebrios”.
    Gracias a Solaz y a la “sobriedad” de sus relatos hacemos justicia a la historia “sobrios”.

    Responder
  3. Javier Luna  1 de marzo de 2014 at 17:58

    En ésta ocasión me permito el hacer referencia a mis amigos de “Comentario” Julio Cob (“Valencia en Blanco y Negro”) y Luís Carrasco (“Agfoval”), pues son capaces de admirar y valorar, en su justa medida, la humanista e inefable tarea que realiza Rafael Solaz, a la que yo modestamente me sumo.
    Animar a quienes leen habitualmente lo que se publica en “La Valencia Rescatada”, para que realicen “Comentarios” que son, en definitiva, sentidos y sinceros abrazos de amistad hacia su autor.
    Rafael Solaz nos vuelve a sorprender con datos de una profundidad y una precisión marcadamente significativos referidos a la Plaza del Tossal que alejan lo escrito del artículo propiamente dicho y lo aproximan a la categoría de tesis doctoral.

    Responder
  4. daniel ferrer  3 de marzo de 2014 at 20:52

    Gràcies amic per eixos articles que tanta història ens ensenyen i, que ens fan viatjar amb el temps. Un plaer la plaça del tossal i tots els seus voltants, no em canse de passejar per estos carrers que tant ens enriqueixen i, que gràcies a Rafa convida molt més a valorar i redescobrir.

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.