Barómetro del CIS; El PP sigue cayendo ante un Ciudadanos que ya es el segundo partido más votado

El Partido Popular propone un debate a cuatro y rechaza un ‘cara a cara’ Rajoy-Sánchez.
Tras la dimisión de Cifuentes, la estimación de voto da ganador al PP (24% del voto). Cs le pisa los talones en la segunda posición (22,4%), adelantando al PSOE (22%). Pablo Iglesias, único de los cuatro líderes nacionales que mejora su valoración.
Agencias/.- No hay ‘sorpasso’, pero por poco. Si hoy se celebraran elecciones generales, el resultado estaría en un pañuelo, y el centro-derecha sería el claro vencedor, con un Ciudadanos que se cuela por primera vez como segunda fuerza más votada en el histórico duelo entre PP y PSOE. El PP sería la fuerza más votada, pero es incapaz de frenar su sangría y ‘solo’ tendría un 24% de los votos, mientras que Ciudadanos escala hasta el segundo puesto (22,4%), en empate técnico con el PSOE (22%), y Unidos Podemos sigue en cuarta posición (19,6%), con una leve mejoría.

Es el pronóstico que arroja el barómetro de abril del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en la primera encuesta con intención de voto tras el caso del máster de Cristina Cifuentes, que durante un mes y hasta la dimisión el 25 de abril de la presidenta de la Comunidad de Madrid supuso una grave crisis interna en el Partido Popular.

Ciudadanos adelanta al PSOE, es otro titular claro que arroja la foto fija del barómetro del CIS, a un año de las elecciones municipales y autonómicas, que habla de nuevo de la pujanza del partido naranja, en ascenso imparable en los últimos sondeos, a costa del PP (pierde otros 2,3 puntos respecto a enero) y el PSOE (cede 1,1 puntos). Podemos y sus confluencias suben seis décimas, pero siguen por debajo del 20% de los votos en el que se mueven los otros grandes partidos nacionales.

De hecho, es también Ciudadanos el único partido que ha mejorado sus expectativas electorales desde los comicios de 2016, en los que obtuvo el 13% de los votos. Si en enero, al rebufo de su éxito en las elecciones catalanas, ascendía al tercer puesto, ahora aparece (aunque técnicamente empatado con el PSOE) como segunda fuerza más votada.

El barómetro del CIS de enero, el último con intención de voto, mantenía al PP como el primer partido en estimación de voto (26,3%), pero con su peor dato de la legislatura, un suelo que sigue perforando, ya que ha perdido cuatro puntos en los últimos seis meses, y deja prácticamente en igualdad su pugna electoral con PSOE y Ciudadanos. El cuestionario del CIS se aplica mediante entrevista personal a 2.500 personas de toda España y tiene un margen de error del dos por ciento.

Caída sin freno del PP desde 2016

El PP, aunque sigue siendo el primer partido, ha pagado el desgaste de estar en el Gobierno y ha perdido más de la cuarta parte de sus apoyos, nueve puntos de estimación de voto, los mismos que ha capturado el partido naranja.

Y si bien este dato no permite por sí solo inferir una transferencia directa de votos entre el PP y Ciudadanos, lo cierto es que el balance entre fuerzas de izquierda y derecha indica que, en saldos ‘ciegos’, el voto del centro-derecha fluye entre ambos. Así, la suma de porcentajes de voto entre PP y Ciudadanos es hoy del 46%, la misma que sumaban ambos partidos tras las elecciones generales, pero con un resultado individual bien diferente. Por su parte, PSOE y Unidos Podemos suman hoy en día el 42% de los apoyos, por el 43,7% que obtenían en junio de 2016.

Además, ocho de cada diez españoles dicen tener poca o ninguna confianza en el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, (un 52,1& no confía nada y un 30%, poco), mientras que un Más de la mitad de los encuestados, un 52,1 por ciento, no tienen ninguna confianza en el jefe del Ejecutivo y un 30 por ciento declara tener poca, mientras que un 10,1% tiene bastante y solo un 1,5% manifiesta que mucha. El 59,3% de los encuestados cree que la labor del Gobierno es mala o muy mala, mientras que el 39% la valora regular o por encima.

Respecto a aquella cita electoral, el PSOE se mantiene prácticamente inmóvil desde el 22,6% que obtuvo hace dos años en las elecciones generales la candidatura de Pedro Sánchez -ahora dirigiendo la oposición desde fuera del Congreso-, mientras que Unidos Podemos pierde 1,5 puntos respecto a las urnas de 2016. Seis de cada diez españoles (60,3%) suspenden también la actuación del PSOE en la oposición mientras que el 35,9% la aprueba o le da buena nota.

Cs, primera fuerza en voto directo

Los resultados que ofrece el CIS son, por otra parte, fruto de la corrección estadística que realiza el centro demoscópico estatal. En el dato de intención de voto directo, es decir, cuando se pregunta a los encuestados a quién votarían si hubiera elecciones mañana, el partido de Albert Rivera es la primera opción, con el 16,1% de los votos, superando al PSOE (13,5%) y al PP (12,1%). Podemos y sus confluencias suman el 11,3% en voto directo.

El trabajo de campo de este barómetro fue realizado entre el 1 y el 10 de abril, durante el goteo de informaciones acerca de la falsificación de las notas, el trabajo final y el título del postgrado cursado por Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos y las explicaciones de esta en la Asamblea de Madrid. El período de realización de la encuesta también coincidió con la decisión de la justicia alemana de no entregar al expresidente catalán Carles Puigdemont para ser juzgado por un delito de rebelión.

Rajoy se hunde en valoración; Iglesias, único que sube su nota

Los datos que arroja el CIS respecto a los partidos no tienen su correlato exacto en la valoración de los líderes. En la anterior encuesta, Albert Rivera era el líder más valorado (con un 4,01, ninguno de los líderes nacionales obtiene un aprobado), pero ahora cae a los 3,79 puntos que le otorga el barómetro de abril.

Pablo Iglesias es el único de los cuatro principales líderes que ha mejorado su valoración en el barómetro del CIS, aunque su puntuación (2,77 puntos) es la segunda más baja entre todos los políticos por los que se pregunta, solo superando al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que es el peor valorado (2,59), perdiendo casi tres décimas desde el 2,87 que obtuvo en enero.

Entre todos los dirigentes políticos por los que pregunta el CIS, el más valorado es el portavoz de Compromis en el Congreso, Joan Baldoví, que ha escalado hasta un 4,14, seguido de coordinador general de IU, Alberto Garzón, que del quinto puesto sube al segundo con una nota de 3,80.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.