Paco López dirigirá al Levante UD la próxima temporada, tras el (0-3) al Leganes

Paco Lopez Desplazamiento
Paco López será el encargado de dirigir la nave granota la próxima temporada, con otra opcional, tras el acuerdo alcanzado por el Levante UD y el entrenador valenciano.

Valencia/.- Tras su paso por el Atlético Levante UD este misma temporada, el técnico de Silla cogía las riendas del primer equipo el pasado 4 de marzo, y desde entonces el conjunto granota ha sumado 22 puntos de los 27 posibles, acumulando 7 victorias, 1 empate y tan solo una derrota ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano; unos números que han permitido firmar la salvación a falta de tres jornadas para la conclusión del campeonato liguero.

Francisco José López Fernández (19-9-1967, Silla-Valencia), había desarrollado hasta el momento casi la totalidad de su carrera en los banquillos como entrenador en Segunda División B, en el Benidorm, Alcoyano, Valencia Mestalla o Villarreal B, e incluso en la categoría de Plata del fútbol español, donde llegó a dirigir al Cartagena en la campaña 11-12, hasta su llegada al filial granota, equipo al que dejó líder del Grupo 6 de la Tercera División.

Leganés 0-3 Levante | Jornada 36; El Levante mantiene su racha de victorias en Butarque

Los levantinos han vencido por 0-3 con goles de Morales, Bardhi y Coke. Los de Paco López encadenan su cuarta victoria consecutiva en Liga. Los ‘pepineros’ jugaron con diez desde el minuto 58 por expulsión de Zaldúa.

El Levante venció al Leganés en Butarque por 0-3 gracias a los goles de Morales, Bardhi y Coke y encadenan cuatro victorias consecutivas para acabar la Liga con un inmejorable sabor de boca tras conseguir la permanencia. Los de Paco López adelantan a los ‘pepineros’ en la clasificación situandose decimosextos con 43 puntos mostrando una gran solvencia en este tramo final del campeonato. El equipo local jugó con diez hombres desde el minuto 58 tras la expulsión de Zaldúa.

Como si de un canto a la lluvia se tratase, el pitido inicial del árbitro trajo consigo el agua. Cayó mucha, muchísima. Tanta que a los diez minutos los espectadores que no estaban en la zona cubierta del estadio comenzaron a huir como si les quemaran sus asientos y a los veinte el aspecto de tres cuartas partes de la grada era desolador.

Solo quedaron los que estaban bajo techo, algunos que tenían paraguas o chubasquero, varios valientes resistiendo con lo puesto y los jugadores. En las porterías, ambos arqueros se ejercitaban para no quedarse fríos. Mientras, los compañeros palpaban sus camisetas como si no dieran crédito a lo que estaban viviendo.

Pero a pesar de ello no les quedaba más remedio que trabajar y, ya puestos, intentar ofrecer el mejor espectáculo posible con un balón que, más que rodar, se deslizaba en un césped poco propicio para la estabilidad.

Los primeros instantes fueron un ir y venir, mucho caos y poca pausa sin ocasiones aparentes. Se veía quizás algo más voluntarioso al Leganés, pero necesitó unos veinte minutos para generar peligro serio por primera vez.

El responsable fue Amrabat con un disparo colocado desde la frontal del área que obligó a una excelente parada de Oier. El córner posterior, desde la izquierda, lo cabeceó Beauvue cerca de un poste.

Hubo una ocasión de gol más antes del descanso para los blanquiazules cuando centró Diego Rico y remató fuera El Zhar dentro del área. En el Levante, un tiro de Jason que tocó en Siovas y se marchó por encima del larguero.

Todas ellas se las perdieron los seguidores que se habían ido y los que, después de refugiarse en las entrañas de Butarque, retornaron tímidamente cuando paró la tormenta cerca del minuto 36.

El Levante resuelve en cinco minutos

De vuelta al verde, con el olor a hierba mojada y el cielo despejado, floreció el Levante. Si bien el primer aviso lo dieron los locales, con un intento de El Zhar que atrapó Oier como pudo, el equipo valenciano dejó casi sentenciado el partido en cinco minutos.

A un robo de Bardhi en el centro del campo le dio continuidad Jason asistiendo a la carrera a Morales. Recibió el capitán y rompió el balón ante la salida de Champagne para poner por delante a los suyos.

Sin tiempo para asimilarlo, encajaron los madrileños el segundo golpe. Un nuevo pase al hueco por el centro lo capturó Morales, quien fue agarrado por Zaldua en la media luna cuando enfilaba solo la portería. La acción le valió la roja al zaguero y dejó un libre directo que era medio gol para el consumado especialista Bardhi. Se encargó el macedonio de completar la faena con un tiro potente al palo del portero, que tocó el balón como pudo antes de que entrara.

Mudó entonces el choque hacia la brusquedad. Una dura entrada de Bustinza encendió los ánimos, ya caldeados después de que el enfrentamiento de la primera vuelta viviera escenas de tensión en la hierba y dentro del túnel de vestuarios.

Rebajada la tensión, volvió a marcar el Levante cuando Roger ganó un esférico en largo y asistió para la incorporación de Coke, que definió con templanza. De ahí al final hubo tiempo para el debut del saudí Fahad con el conjunto visitante, aunque poco ofreció en diez minutos en los que todo estaba decidido.

Ficha técnica:

0 – Leganés: Champagne; Zaldua, Bustinza, Siovas, Diego Rico; Rubén Pérez (Brasanac, min.55), Gumbau; El Zhar (Mantovani, min.82), Amrabat (Omar Ramos, min.65), Eraso; y Beauvue.

3 – Levante: Oier; Coke, Postigo, Chema, Luna; Campaña, Lerma; Jason (Rochina, min.67), Bardhi (Fahad, min.79), Morales (Roger, min.70); y Boateng.

Goles: 0-1, min.54: Morales. 0-2, min.59: Bardhi. 0-3, min.67: Coke.

Árbitro: Sánchez Martínez (comité murciano). Amonestó a Rubén Pérez (min.19), Jason (min.34), Amrabat (min.45), Bustinza (min.60), Diego Rico (min.73) y Omar Ramos (min.78). Expulsó con roja directa a Zaldua (min.57)

Incidencias: encuentro correspondiente a la trigésima sexta jornada disputado en el estadio Butarque ante 7.832 espectadores. En la previa se guardó un minuto de silencio en memoria de Eugenio Cruz, aficionado del Leganés recientemente fallecido y que no se perdió ningún entrenamiento en más de diez temporadas.

Paco López; “Me llena de orgullo lo que ofrecen estos jugadores en el campo”

“Me llena de orgullo lo que ofrecen estos jugadores en el campo”. Fue la reflexión que emitió Paco López en la sala de prensa de Butarque apenas unos minutos después de la exhibición sobre el verde del grupo que ejercita. Morales, Bardhi y Coke consignaron el triunfo en una noche para la historia, marcada por la diana del Comandante, que le alza en el podio de los goleadores azulgranas en Primera División, y el debut de Fahad. “Este equipo me demuestra entrega y ganas. Y lo hace en cada entrenamiento”, manifestó en ahondando en este mensaje.

“Es un equipo implicado y con compromiso. Este equipo quiere crecer y lo demuestra cada partido y en cada entrenamiento”. Paco López insiste en presentar las claves que han permitido cambiar una dinámica complicada. “El equipo ha creído en sí mismo y tienen fe”. No es el único argumento. “Era importante cambiar la dinámica. Había que darle una dosis de atrevimiento y de valentía. Tratamos que el equipo tenga unas señas de identidad”. Fahad centró parte de su alocución.

“El chico ha mejorado mucho desde su llegada y es una recompensa merecida. Es pronto para saber si alguno de los futbolistas que llegaron podrán quedarse en LaLiga”, advirtió en referencia al resto de los jugadores que han aterrizado en la Liga procedentes de Emiratos Árabes. Paco López reconoció el ascendente de Morales. “Es un ejemplo del compromiso de este vestuario”. Sobre su futuro aclaró que “mi continuidad está cerca”

Vendaval de Levante

 

Llegó el Levante lanzado al feudo de Butarque con la permanencia aferrada con fuerza con las dos manos, saboreando su formidable y emergente capacidad de reacción, y lo primero que se topó fue con una tromba de agua que parecía profetizar el apocalipsis o el diluvio universal en términos bíblicos. Tal fue la virulencia de la lluvia caída que la grada se fue desploblando al paso de los minutos. Fue una constante hasta que el partido superó la frontera con el minuto treinta. El cielo del Sur de Madrid dejó de temblar y de intimidar a la masa social. Llegó la calma, desde un prisma climatológico, coincidiendo con el final del primer acto y entonces se desató un vendaval de Levante. Quien intimidó al respetable y a su oponente fue un Levante colosal en el esfuerzo, en el compromiso y en la calidad de sus acciones. La escuadra azulgrana se comportó con la furia de un torbellino de efectos devastadores. Su fútbol fue anegando todo lo que se cruzaba a su paso con la furia de un río desbocado. El Leganés desapareció de la faz del verde como aconteció con el Sevilla o el Athletic Club en los anteriores compromisos ligueros.

Fue un Levante impulsivo y ardoroso en sus manifestaciones. El bloque granota se entregó con pasión sobre el pasto en busca de una victoria reclamada por Paco López en la arenga previa al duelo. El encuentro destilaba una paz espiritual, al vincular a dos bloques con los deberes hechos en la competición, que el preparador valenciano trató de agitar en la proclama que preludió al nacimiento del choque. Fue en la intimidad del vestuario con la totalidad del colectivo levantinista reunido en torno a la figura del técnico y de Pedro López en calidad de capitán. Hubo un tiempo no muy alejado para el sufrimiento y hay un tiempo muy cercano para disfrutar de la disciplina del balompié. Y el fútbol puede ser maravilloso al amparo de los triunfos encadenados. El equipo se ha ganado sobre el verde el respeto de sus rivales y el derecho a deleitarse en las jornadas postreras del campeonato. Nadie puede seguir la estela del equipo levantinista desde el aterrizaje de Paco López tras sumar veintidós puntos de veintisiete. Lo dice la estadística y también la impregnación que deja el bloque sobre el campo.

La cifra es reveladora. No obstante, hay objetivos sobre el horizonte por los que luchar y por los que partirse el alma en cada minuto. Así lo entendió Morales. No hay confrontaciones de segunda clase para sus botas afiladas. Morales no vegeta. Su alma es irreductible. Lo intentó en infinidad de ocasiones en el primer capítulo del juego, escrutando el costado derecho y el perfil izquierdo del ataque en distintos pasajes, pero se materializó en la reanudación. Curiosamente Morales puso el turbo después de que Amrabat estuviera cerca de averiar la portería de Oier con un disparo que generó una sensación de desorden, pero quien sembró el caos y el alboroto fue el Comandante para anotar su gol número diecinueve con el Levante en Primera División. No es un premio menor. El gol tiene enjundia. Morales lidera la tabla de los máximos anotadores en la élite tras rebasar a Barral.

Fue un gol meritorio y de sentido gremial por su génesis y concreción. El balón viajó a la velocidad de la luz tras pasar por las botas de Campaña, Bardhi y Jason antes de alojarse en la meta de Champagne tras impactar en las botas de Morales. El Leganés solo pudo contemplar el mortífero viaje que emprendió el cuero. La acción compendia el estado de ánimo de un equipo atrevido y audaz en la interpretación del juego. Nada está prohibido. No es una tarea sencilla desarmar a un bloque que hace del orden una de sus principales virtudes. El gol excitó la mente de Morales.

Sin solución de continuidad regresó al área pepinera para retar al arquero. Fue el principio del fin. La acción concluyó con Zaldua expulsado y con Bardhi haciendo cálculos para desafiar a la física. Enis no erró en una de sus especialidades. Su catálogo es poliédrico. No había espacio para curvar el balón. Bardhi se reinventó para buscar el palo defendido por el guardameta local.

El internacional por Macedonia tiene argumentos. Y sus disparos son indescifrables para los porteros. Es el quinto golpe franco transformado en gol. No hay casualidad. Hay talento u agudeza en la definición. El Levante mostró un poder aniquilador que cercenó las aspiraciones del Leganés. En el primer tiempo al bloque azulgrana quizás le faltó claridad para resolver el último pase. En la segunda parte mostró su versión más aniquiladora y dictatorial. Coke, un lateral con alma de delantero, redondeó un triunfo histórico tras el estreno de Fahad con las barras azulgranas en laLiga Santander.

Plan de trabajo (Semana 8-13 mayo)

Hoy martes 8 de mayo; jornada de descanso

Miércoles 9 de mayo; la plantilla se ejercitará en las instalaciones de Buñol desde las 10:30 horas.

Jueves 10 de mayo; la plantilla se ejercitará en las instalaciones de Buñol desde las 10:30 horas.

Viernes 11 de mayo; la plantilla se ejercitará en las instalaciones del Ciutat desde las 10:30 horas. Paco López atenderá a los medios de comunicación a la conclusión de la sesión matinal.

Sábado 12 de mayo; entrenamiento en las instalaciones del Ciutat de València desde las 10:30 horas.

Domingo 13 de mayo; partido de LaLiga Santander entre el Levante y el F.C. Barcelona desde las 20:45 horas en el Estadio Ciutat de València.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.