Cyprus&Agua de Valencia

Juan Ferrer

Economista

Andaba haciendo bolos de aeropuerto en aeropuerto, candor de pronto llegue a Múnich y aproveché sus 30 minutos de internet gratis para enterarme de lo que pasaba por el mundo.

Lamento reconocerlo, pero desde que vivo por encima del paralelo 44 me he vuelto de un roñoso (Aragón dixit) como ellos, eufemísticamente dicho: Austero.

He tenido la ocasión de ver dos cosas que me han atraído, el correo de un amigo proponiéndome leer su articulo, y la ultima entrega del drama chipriota (cuando llegué a casa resultó ser la penúltima). La invasión turca se queda en nada comparada con la de la troika.

La otra, es una historia sabida, contada y casi cantada.

Empezamos por la ultima.

El mismo día que el tribunal de la competencia (http://www.levante-emv.com/economia/2013/02/28/competencia-autoriza-venta-banco-valencia/978176.html) anunciaba que La Caixa, de la que soy cliente, podía permanecer en una de las dos compañías de aguas, AGBAR (Aguas de Barcelona) o Aguas de Valencia, pero no simultanear posiciones en el consejo de administración de ambas, todos supimos, comentamos y nos conjuramos, en que el Sr. Fainé, erigiría salir de AGBAR y entrar en Aguas de Valencia.

Eso fue el 28 de febrero, fecha en que los diarios ,a bombo y platillo, anunciaron la tan sapiente como salomónica decisión.

No ha pasado un mes y lo anunciado parce, según la prensa, que se va a materializar.

No era necesario ser muy listo (ni Master de ESADE o tutti quanti) , bastaba con haber jugado de pequeño al Monpoly, haber visto la mayoría de los capítulos de todas la temporadas de Falcon Crest, y recordar como se las gastó el Sr. Villalonga nada mas entrar en Telefónica.

Lo sorprendente es que nuestros dos mayores protectores del Reino, Alberto Fabra y Rita Barberá hayan tragado con la tontuna de que van a garantizar la valencianidad de aguas, con Fainé, o con quien él designe.

Si Fainé sale de AGBAR, en donde ha estado enrocado hasta ahora, es porque lo ha deja todo atado y bien atado. En este caso va de verdad, no como en otros

La.  valencianidad, que no valencianía, que Fainé puede garantizar no será mejor que la de Germana de Foix, en su día, o la de S.M. Felipe v y su Capitán General, 200 años después.

Conformarse con esas palabras viene a demostrar el engaño, ya sabido, no lo descubro, al que nos han sometido desde hace meses en cuanto a la disolución, previo saqueo, de las Cajas de Ahorros.

El taparrabos de la valencianidad garantizada no es suficiente para cubrir tanta indecencia.

Nuestro directivos empresariales, si se me permite, juegan en una liga distinta a la del Sr. Fainé. Son de distinta cilindrada.

Nuestros dirigentes políticos, se suben a los Ferrari sin saber que es, eso de la cilindrada.

Tal vez la única salvación para la autonomía de Aguas de Valencia, es que se pongan a distribuir agua bendita.

Es fácil, que hablen con Francisco,  sugieran una tarifa reducida para pobres de solemnidad, en lugar de ir quitando manguitos y colocar retenes y, a lo mejor, Francisco bendice el agua de valencia (sin alcohol, claro) y todo se arregla. No veo solución si alguien no se da prisa en hacer lo que tiene que hacer, y sabe que tiene que hacerlo.

El segundo asunto es mas trascendente, es decir, trasciende nuestro entorno local.

Mi amigo Manolo Sanchis, al que aprecio incluso cuando no lo entiendo, acaba de decirnos una cosa que ya sabíamos, y otra que no.

Sabíamos que parte de la solución a la crisis en la eurozona estaba vinculada a las elecciones alemanas. Basta repasar algún viejo articulo del mes de mayo, cuando este enfoque no solo era novedoso, sino insospechado.

Pues, bien Manolo nos ha dicho que ese paradigma es cierto, pero la solución no. En realidad lo que ha dicho es que tanto si la elección se resuelve en un sentido como en el contrario, la solución es la misma, o si se prefiere, no es solución.

Es decir. Tenemos una puerta cerrada y si sale la llave que opera la cerradura en el sentido de las agujas del reloj (hacia la derecha) la puerta no se abre. Pero si sale la contraria, tampoco.

Nos pone en un brete, porque si realmente queremos abrir la puerta, ver lo que hay y solucionar algo, nos invita a llamar a los bomberos para que la abran a hachazos. De lo contrario, nos quedamos fuera e ignorantes.

Es una propuesta de la que hemos de tomar nota.

Esto viene a cuento de la situación chipriota.

Parece que primero la troika dice una cosa, parece muy gorda, como así es, después quiere que sean los grecochipriotas los que resuelvan a su manera y finalmente no se sabe.

Antes de cerrar estas líneas, el parlamento grecochipriota ya había votado en contra.

Todo lo que dice Manolo es cierto, y esto no es una invectiva contra él, todo lo contrario.

No se puede entender que los desmanes de la banca, pública, privada o entre ambas, los paguen los ciudadanos, los contribuyentes, pero se entiende menos que los paguen los ahorradores/depositantes. Si también los que solo tienen los saldos de sus nóminas y recibos domiciliados.

Si la opción todos, es injusta, la opción ahorradores, es aberrante.

¿Quién va a ahorrar en ese escenario?. Vulnera la teoría mas conservadora y retrógrada sobre el ahorro y el derecho a la retribución por la renuncia al consumo presente. En otras palabras, estamos en manos de ignorantes supinos de la mas simple de las teorías económicas, y claro, así nos va.

I la UE sospecha que en Chipre (el griego parlante) se blanquean capitales, pues que actúe. Si sospecha que los depósitos de los ciudadanos rusos son sospechosos, pues que actúe. Si lo que ocurre es que la Sra. Merkel quiere una nueva oleada de publicidad gratuita de consumo interno orientada a sus elecciones en la RFA, pues eso es otra cosa y no hay porqué secundarlas. En ese escenario, los chipriotas (griegos) como antes nuestros queridos vecinos portugueses (a pesar de los esfuerzos de Mourinho por enemistarnos), tienen razón.

Lo mollar de Manuel Sanchis, es cierto, candor alguien se acoge ciegamente a la norma, se convierte en rígidamente seguidor de la doctrina (es este caso) solo prueba dos cosas: absoluta inseguridad y absoluta ignorancia.

El resultado es simple, si en la eurozona, ahorrar está penalizado. ¿cuál va a ser el ahorro de la zona euro)

Ahí estamos

VLC Ciudad/Redacción

 

 

 

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.