BANCA_QUE_ET_TOCA_980x90

De políticos, de periodistas y de asesinos imperturbables

A veces me levanto, en palabras de mi madre -uno de los seres más genuinamente generosos que conozco-, ‘con el rabo torcío’. Es el síntoma inequívoco de que los acontecimientos que desde ese momento -el del desayuno- ocurran a lo largo del día, van a entrar en mi consciencia como un revés de Nadal con la rodilla buena.

Y si como dice un dicho popular, ‘seguro que viene un gilipollas y la jode’ cuando el día es magnífico, imagínense cuando el día pinta mal. Hoy era uno de esos. Calor húmedo –ergo pegajoso como la madre que lo parió- como sólo puede hacer en Valencia, el fin de semana que parece no llegar nunca, el muy escurridizo… y ¡Voilà! El gilipollas número uno, a la sazón, político de carnet, idiota de convicción. Y un mensaje que, a pesar de ser concebido para seres mono-neuronales, no termina de alcanzar al susodicho. ‘Bueno’, comentamos, ‘será que es viernes’. Y seguimos el paso del reloj hacia el mediodía.

..La humanidad, la piedad, el sentido común, si me apuran, pasan de largo ante la impasible mirada de un ser que se muestra a todas luces incapaz de captar un mensaje que de tanta simplicidad, duele

Aquí es donde llega el segundo gilipollas. El periodista de los de antes, de libreta y boli, de caspa sobre los hombros y de mucha, mucha calle… Experiencia en estado puro pero muy poca humanidad. Y esta vez sólo soy testigo -como si al hecho de plantarse delante de una ‘tele’ nos convirtiera en testigos de excepción- de cómo la humanidad, la piedad, el sentido común, si me apuran, pasan de largo ante la impasible mirada de un ser que se muestra a todas luces incapaz de captar un mensaje que de tanta simplicidad, duele… Pues tampoco llega, pardiez. Todo por el morbo. Carne, mercancía, no personas.

Y sin tiempo para reaccionar, llega el tercer gilipollas, pero de los tres, el único que despierta en mí algo más que ese asco desganado que va bien con el día, pegajoso y borde como ninguno. Este gilipollas me llega a transportar más allá de las náuseas más furibundas. El afamado Bretón, asesino imperturbable. El cinismo en un rostro que los que tenemos dos criaturas como las que él quemó quisiéramos ver borrado de un zambombazo de la Naturaleza, para que no hubiera verdugo. No soy yo de penas de muerte. ¿Cómo puede alguien escuchar cómo le declaran culpable de asesinar y quemar a sus propios hijos y no expresar ni el más mínimo atisbo de emoción o sentimiento alguno?

Esta sociedad está muy, muy enferma… y llena de gilipollas. Menos mal que luego uno se gira y ve otras cosas pero… cómo cuesta.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.