E. Monzó: En 2018, Ribó ha llegado a tener más de 12 millones de euros de facturas en los cajones sin pagar por no estar presupuestadas

“La cuenta 413 del Ayuntamiento, la que el acalde Joan Ribó denominaba cuando estaba en la oposición como la cuenta de las facturas en los cajones, ha llegado a tener en lo que llevamos de año 2018 más de 12 millones de euros de compromisos de pago sin consignación presupuestaria.”

El portavoz del Grupo Popular, Esusebio Monzó, ha mostrado su preocupación por el “excesivo uso” que está haciendo el tripartito de los expedientes extrajudiciales de crédito.  Según ha explicado, “acudir a esta vía no es lo más aconsejable para un buen funcionamiento administrativo” y ha añadido que Ribó “debería actuar con una mayor previsión presupuestaria.” ” 

La mala gestión se refleja “en el hecho de que el 31 de diciembre del 2017 el importe de la Cuenta 413 -la que Ribó denominaba la de las facturas en los cajones- era muy superior al año del año anterior,” ha apuntado MonzóComo consecuencia de este incremento,  “en lo que llevamos de año se han tramitado  12.539.377 € de reconocimientos extrajudiciales,” una cantidad muy superior a la del año pasado –ya que en todo el año se reconocieron 11.761.683 €-.

 La gestión económica del tripartito “no es tan buena como presume el acalde, y hay datos relevantes que indican una muy deficiente administración de los recursos públicos,” ha asegurado Monzó.

Entre estos aspectos negativos ha destacado “un presupuesto que no se ajusta a las necesidades reales de la ciudad, una bajísima ejecución de las inversiones en los barrios ( un escaso 50% en 2017), una mala planificación y gestión de los recursos de limpieza y mantenimiento de jardines (pese a contar con más presupuesto), un abuso de los contratos a dedo, (más de 50 millones de euros en 8.000 contratos) y un incremento del 10% de la presión fiscal que soportan los valencianos.”

En relación con la deuda municipal, Monzó ha aclarado que “aunque es cierto que ha habido un reducción, también es cierto que Ribó se encontró con una hoja de ruta financiera y un plan de ajuste fijados por el anterior Gobierno municipal del Partido Popular que han sido la base esencial para que el Ayuntamiento, una vez también que se ha recuperado en gran parte la actividad económica privada, haya conseguido los niveles actuales.”

 Monzó ha destacado que “en un contexto económico de bonanza como el actual, debemos pensar en medidas que permitan mejorar la posición de Valencia, ganar en competitividad y mantener unas condiciones atractivas para la inversión, porque de ello dependerá que los valencianos tengamos más y mejores oportunidades”.

Con esta finalidad, Monzó, ha señalado, pre el Grupo Popular “ha pedido de manera reiterada  que se rebaje el 3% en el IBI para los inmuebles de naturaleza urbana, tanto para los inmuebles de uso residencial como para aquellos a los que –tras la subida de Ribó- se les aplica un tipo diferenciado, así como una bajada de Plusvalía aplicando una bonificación del 95% para los casos de herencias, que se materialice también la reducción de la tasa TAMER de la basura y se garanitice que el Ayuntamiento no aplicara la tasa turística en nuestra ciudad”.

 

Por último, Monzó ha concluido diciendo que “en el Grupo Popular “pretendemos una reforma fiscal justa y equitativa de aquellas figuras impositivas que tienen un impacto más directo en las economías familiares, porque entendemos que una rebaja generalizada de impuestos en nuestra ciudad, puede contribuir a ganar confianza, activar el consumo y generar empleo.”

 

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.