Eco-friendly: la nueva tendencia empresarial

Eco-friendly la nueva tendencia empresarialLas industrias eco-friendly son aquellas que aplican criterios ecológicos y sostenibles en su gestión, fomentando la conservación del medioambiente, el respeto de los valores sociales y culturales, el desarrollo económico sostenible de la población, el desarrollo de nuevas tecnologías para reducir las emisiones de CO2 que generan sus actividades y el fomento de concienciar a empleados, clientes y proveedores para cooperar en la gestión que minimice el impacto ambiental de su actividad.

En España, como en el resto de Europa, se ha propuesto estar a la vanguardia en la conservación del medio ambiente y en el desarrollo de nuevas tecnologías que están convirtiendo las industrias en líderes de los procesos sostenibles.

La tendencia ecológica en Europa

Durante 2015, el debate español e internacional en materia de cambio climático nos hizo conscientes de la necesidad de posicionarnos públicamente y de adoptar medidas en nuestras empresas para reducir y compensar la huella de carbono.

Las tendencias de las emisiones de CO2 de los países/regiones emisores más grandes mostraron una disminución de las emisiones de CO2 en 2016. Aun así, el incremento en otros países como India o Indonesia, arrojan un balance global de un aumento estimado de 0.2%.

De este modo, incluso habiéndose producido un significativo descenso de las emisiones en Reino Unido, las emisiones totales de la Unión Europea han permanecido más o menos iguales en 2016.

Los estudios sobre cambio climático que se están realizando a nivel europeo apuntan que las mayores consecuencias se producirán en el sur de Europa y, especialmente, en nuestro país. Estas consecuencias incluyen pérdidas económicas, ecológicas y sociales.

España, como miembro de la Unión Europea, comparte y asume ambiciosos objetivos de reducción de emisiones, aumento en la utilización de energías renovables y mejora en eficiencia energética. Esto acometido a través de  profundizar en líneas de actividad en las cuales las empresas españolas cuentan con capacidades reconocidas a nivel mundial.

Así pues, las acciones frente al cambio climático en el marco de la Unión Europea deben basarse en un enfoque integrado con aplicación a las políticas nacionales entendiendo que el cumplimiento de los compromisos climáticos refuerza la economía y aumenta el bienestar de los ciudadanos. Se necesitan esfuerzos para impulsar un crecimiento hipocarbónico, aprovechando las oportunidades que brindan, la digitalización, las tecnologías limpias, la bioeconomía y la economía circular.

Los consumidores, dispuestos a colaborar

Un punto clave en esta gestión es entender que la colaboración para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones ha de ser percibida como tarea de todos: ciudadanos, empresas y Administraciones Públicas.

Los consumidores y ciudadanos están preocupados por el medioambiente y valoran cada vez más las acciones que las compañías lleven a cabo para reducir su impacto ambiental. Los ciudadanos, como usuarios finales tienen en sus manos optar por productos ecológicos y sostenibles, obtenidos mediante modelos y métodos de producción más respetuosos con el medioambiente.

Así, cada vez más consumidores están dispuestos a asumir el aumento de los costos de producción, si así garantizan que están consumiendo productos eco-friendly que no tendrán un impacto negativo en el planeta.

El rol de las empresas en la construcción de un sistema sostenible

El liderazgo de empresas españolas en el sector energético y renovable, tanto en fabricación de equipos, diseño e ingeniería o como inversores y explotadores de instalaciones nos permite estar presentes en los cinco continentes. Asimismo, la capacidad de las empresas españolas es mundialmente reconocida en el campo de desarrollo de infraestructuras y de soluciones constructivas complejas.

Las soluciones eco-friendly surgidas de nuestro país son muchas, sobre todo aquellas que se basan en estructurar procesos a partir del reciclaje o la reutilización de materiales “de desecho”.

En esta categoría de empresas especializadas en el reciclaje, podemos destacar Ecosuelos PVC, quienes han planteado una estrategia de sostenibilidad, enfocándose en el uso eficiente de recursos naturales.

Esta compañía fabrica baldosas de vinilo que resisten años de uso, fabricadas a partir de PVC reciclado. Estas baldosas no son biodegradables, es decir, no se degradan naturalmente en el medio ambiente en un corto período de tiempo. Al ser elaboradas de material reciclado, presentan al mercado español una opción más ecológica que las losetas convencionales.

Ecosuelos PVC no se conforma con producir baldosas de material reciclado. Otra labor que llevan adelante es su proyecto de reemplazo de componentes que liberan un alto contenido de químicos peligrosos, como los ftalatos, por plastificantes sin ftalato. Estos plastificantes libres de ftalato son inocuos para niños y mascotas, por lo que son una excelente opción para  instalar en guarderías y escuelas.

El futuro de las industrias eco-friendly en España

Este caso ejemplifica una de las muchas empresas españolas comprometidas con la meta de que nuestro país consiga reducir el 50% en las emisiones de carbono, que se alcance una economía un 25% más eficiente en comparación con la demanda de energía primaria que tuvimos en 2010 y un 25% más eficiente en cuanto a los materiales.

Para lograr esto, cada vez más empresas están sustituyendo la mitad de los materiales vírgenes por materiales reciclados y duplicando el producto-vida útil de los productos de consumo de larga vida. Todo esto ayudará no sólo al planeta, sino también a la economía: bajo este plan se estima que la generación de empleos en España para 2030 será superior a los 400.000 puestos.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.