El auge de la familia monoparental

 

madre-hijas_EDIIMA20180824_0136_4La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha registrado en los últimos tres años un total de 7.120 títulos de familias monoparentales, lo que supone multiplicar por 5 el número de reconocimientos que había hace tres años, cuando la cifra se quedaba en 1.515. En la actualidad, la cifra se sitúa en 8.635.

El director general de Igualdad en la Diversidad, José de Lamo, ha explicado que este incremento en el número de títulos expedidos “ha venido motivado porque el Consell del Botànic, en un ejercicio de reconocimiento de la diversidad familiar, ha equiparado los beneficios de estas familias con los que tienen las numerosas”.

De Lamo, quien ha recordado que esta fue una de las primeras decisiones adoptadas con el cambio de gobierno, ha señalado que este reconocimiento se ha normalizado a través del nuevo decreto del Consell, por el cual se regula el reconocimiento de la condición de familia monoparental en la Comunitat Valenciana, y que entra en vigor el 24 de septiembre.

El decreto “actualiza las definiciones de familia monoparental, adaptándose a la realidad social actual, y además mejora el procedimiento de emisión y renovación del título”, que a partir de su entrada en vigor podrá hacerse también vía telemática, ha explicado.

Entre las novedades del decreto está la de considerar familia monoparental de categoría especial a partir de dos hijas o hijos, cuantos antes debían ser al menos tres o la ampliación hasta los 26 años la edad en la que las personas descendientes se consideran dentro de la unidad familiar, “atendiendo a que en la actualidad el periodo formativo se prolonga”.

La consideración de categoría especial también será para aquellas unidades familiares con un solo hijo o hija, en los casos, de diversidad funcional o exclusión social.

Por un lado, un grupo formado por las familias monoparentales en los que solo hay una persona progenitora, sea cual sea la razón, es decir, de origen, por muerte o desaparición o pérdida de la patria potestad de una de las personas progenitoras; por otro lado, otro grupo lo constituyen las unidades familiares en situación de monoparentalidad en las que hay hijas e hijos con dos personas progenitoras, pero con determinadas situaciones como: la guarda y custodia es exclusiva de una de ellas, hay una ausencia temporal forzada de una de las personas progenitoras, o una situación de gran dependencia, y además hay una situación de vulnerabilidad económica; o la progenitora ha sido víctima de violencia de género por parte del progenitor.

Beneficios para las familias monoparentales

El director general de Igualdad en la Divesidad ha explicado que todas estas familias tienen acceso a múltiples beneficios como deducciones en matrículas universitarias y de formación profesional, puntos para la elección de centro y becas para comedor y libros de texto.

Asimismo, son consideradas un colectivo prioritario en el acceso a las ayudas de alquiler, tienen derecho a deducciones extraordinarias en el tramo autonómico del IRPF, eliminación del copago farmacéutico en el caso de que estén en una situación de vulnerabilidad económica y descuentos en espacios culturales y en transportes como Metro-Valencia o el TRAM, entre otros.

Incremento de títulos

De Lamo ha informado de que en junio de 2015 había 1.515 títulos de familia monoparental, de los que 850 eran de Valencia, 524 de Alicante y 141 de Castellón, y ha incidido en que en los últimos tres años se ha producido en un aumento exponencial del 475,9 por ciento.

Así, en el primer semestre del año en la Comunitat Valenciana había 8.635 títulos de familias monoparentales, de los que 4.770 estaban registrados en Valencia, 2.818 en Alicante y 1.047 en Castellón.

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.