Según informa El Nuevo Heraldel embargo es una de las opciones que la Casa Blanca, el Consejo de Seguridad Nacional, el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro están evaluando para acelerar la salida de Maduro del poder.

Estados Unidos endureció su postura frente al régimen chavista después que Maduro adelantara las elecciones presidenciales al 22 de abril, tildadas por Washington y por la oposición de ilegitimas.

El diario de Florida cita entre las posibles medidas un embargo petrolero completo —que prohibiría la venta de crudo venezolano en EEUU— o el bloqueo de la venta al país caribeño de productos estadounidenses relacionados con el petróleo. Aunque dispone de grandes reservas de crudo, Venezuela necesita importar productos refinados debido al mal estado de sus refinerías.

“El mensaje es que seguiremos aumentando la presión hasta que el régimen de Maduro sea eliminado y la democracia vuelva a Venezuela”, dijo un alto funcionario del gobierno.