El juez hace pública la denuncia del fallecido fiscal Nisman contra Cristina Fernández

(Buenos Aires/Argentina/Agencias) El fiscal Alberto Nisman, que fue hallado muerto el pasado domingo en su domicilio, acusaba directamente a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, de decidir la “articulación de un plan criminal de impunidad” para los supuestos autores del atentado contra el centro judío en Buenos Aires en 1994. Así se desprende de la denuncia que Nisman había redactado y que se ha hecho pública íntegramente este martes.

El juez del caso, Ariel Lijo, decidió publicar la denuncia en la que Nisman acusaba a la presidenta y a personas de su entorno de encubrimiento.

El fiscal falecido Alberto Nisman.
image-166380

El fiscal fallecido Alberto Nisman.

“No solamente fue quien decidió la articulación de este plan criminal de impunidad, sino que para ello se valió de distintos actores para llevar adelante su ejecución”, asegura el texto, que han publicado diarios como Clarín y Página12.

Nisman también acusa a la mandataria argentina de encabezar “la campaña discursiva y mediática necesaria para camuflar la perpetración del delito”.

Mientras tanto, la investigación de la muerte de Nisman continúa. Los investigadores apuntan la posibilidad de un suicidio, aunque ha trascendido que no se han hallado restos de pólvora en la mano del fallecido.

Según la denuncia del fiscal, el ministro de Exteriores, Héctor Timerman, fue “el principal instrumentador del plan de impunidad ideado” y “transmitió a Irán la decisión del Gobierno argentino de abandonar el reclamo de justicia de la causa AMIA”.

El atentado con coche bomba contra la sede de la Asociación Mutual Israelíta-Argentina (AMIA), un centro judío de Buenos Aires, causó 85 muertos y 300 heridos. Se trata del mayor atentado terrorista cometido en Argentina. En 2007, Interpol dictó orden de arresto contra cinco ciudadanos iraníes como principales sospechosos. Irán siempre ha negado cualquier implicación.

La demanda alcanza también a un diputado oficialista, varios militantes del Partido Justicialista y al exfiscal del caso, así como a un supuesto espía al que Nisman llama “Ramón Allan Héctor Bogado”, entre otros. Además, el fiscal había pedido “determinar el rol exacto” de otras personas, como el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

En la denuncia, Nisman sostiene que el tratado firmado con Irán en 2013 para la colaboración mutua en la investigación es la “pieza central” del supuesto plan.

Por parte de Irán, el interés se centraba en suspender las órdenes internacionales de búsqueda contra cinco de sus ciudadanos emitidas por Interpol. “Timerman no cumplió, no porque no haya querido, sino porque Interpol se lo impidió”, afirma Nisman en su escrito.

Así, siempre según la denuncia, sería posible “la desviación de la investigación hacia una nueva y falsa hipótesis” que incriminara a terceros.

Nisman atribuye una ' class=
image-166381

Nisman atribuye una ‘confabulación criminal’ en el caso AMIA.

Fernández sale al paso de las acusaciones

Por su parte, la presidenta argentina ha salido al paso de las acusaciones en su página web y en redes sociales.

“En el caso del ¿suicidio? del Fiscal (…) no sólo hay estupor e interrogantes, sino que además una historia demasiado larga, demasiado pesada, demasiado dura, y por sobre todas las cosas, muy sórdida. La tragedia del atentado terrorista más grande que se produjo en la Argentina”, ha escrito la presidenta.

Surge el intento de convertir al Gobierno que más ha hecho por el esclarecimiento del atentado

Fernández destaca que “curiosa y sugestivamente, cuando está a punto de iniciarse el juicio oral y público por encubrimiento (…) surge el intento de convertir al Gobierno que más ha hecho por el esclarecimiento del atentado, no sólo en apertura de archivos, relevo del impedimento para declarar por parte de agentes de inteligencia, asignación de recursos humanos y económicos como nunca antes había contado la investigación. Reclamos, presentaciones y actuaciones en el orden internacional y ante la ONU sin precedentes, que ningún otro Presidente había hecho”.

“Se intenta hacer con el Juicio de encubrimiento lo que se hizo con el juicio principal 21 años atrás: desviar, mentir, tapar, confundir”, ha añadido.

En la misma línea, el jefe de Gabinete del Gobierno, Jorge Capitanich, ha pedido “investigar hasta las últimas consecuencias” para averiguar si hubo “presión o extorsión” que llevase al fiscal al posible suicidio.

La oposición en el Congreso ha anunciado que pedirá la comparecencia del secretario de Seguridad, Sergio Berni, para explicar por qué se presentó en la casa del fiscal Alberto Nisman tras conocerse su muerte, antes incluso que la fiscal y la jueza de la causa.

VLCNoticias|Redación

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.