El Museo del Louvre abrió sólo para Beyoncé, Jay-Z y su hija