El ‘pin parental’ abre fisuras entre Vox, PP y Ciudadanos y amenaza los presupuestos en Madrid

descarga (7)El tan traído y llevado ‘pin parental’ en los colegios se ha convertido en una polémica política de repercusiones económicas. Convertido en objeto de debate más ideológico que educativo, está provocando discrepancias entre PP y Ciudadanos, a quienes Vox apoya en Murcia, Andalucía y la Comunidad de Madrid, está alumbrando también diferencias internas dentro de las filas ‘populares’ y de estos con sus socios de Cs, y podría llegar a comprometer los presupuestos autonómicos madrileños.

El llamado ‘pin parental’ es una propuesta -liderada por Vox y apoyada por el PP- que pretende obligar a la dirección de los centros educativos a tener que informar sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones sobre la identidad de género, el feminismo o la diversidad LGTBI a los progenitores para obtener su consentimiento expreso. Esta medida, que supone un veto a ciertos contenidos educativos, afectaría a actividades organizadas en horario lectivo y, por tanto, a diferencia de las extraescolares, obligatorias para todos los alumnos.

Murcia, epicentro de la polémica

La cuestión del ‘pin parental’, cuyo epicentro surge de la Región de Murcia, ya se ha resuelto allí, al menos al nivel del gobierno autonómico, por cuanto PP y Ciudadanos llegaron la semana pasada a un acuerdo para desbloquear los presupuestos de la comunidad para 2020 y manteniendo el actual veto parental, aunque con menos exigencias que el propuesto originalmente por Vox.

Otra cosa es que en el plano político la polémica continúa abierta después de que el Gobierno haya advertido de que recurrirá la iniciativa del ‘pin parental’ y ha exigido al Gobierno murciano que lo retire, bajo amenaza de llevar el asunto a los tribunales. Esto ha soliviantado al PP, cuyo presidente, Pablo Casado, eleva el debate sobre las autorizaciones parentales a una pugna por la potestad de los hijos entre el Estado y las familias y una cuestión superior sobre la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos.

De manera que el ‘pin parental’ ha derivado en un enfrentamiento ideológico directo entre el Gobierno y el PP, aún más escandalizado por “la extrema frivolidad de la extrema izquierda”, en respuesta a la futura delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell, que había sugerido la posibilidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución al Gobierno de Murcia si sigue adelante con el ‘pin parental’, y que le sirve al líder de la oposición para conectar su discurso con el “adoctrinamiento en Cataluña” sobre el que, a su juicio, el Ejecutivo del PSOE no reacciona.

Andalucía: el PP lo ve “asumible”, Cs se desmarca

De manera inevitable, el eco se ha trasladado a las otras comunidades donde hay gobierno de PP y Ciudadanos con el apoyo Vox. En Andalucía, el ‘pin parental’ estaba en el acuerdo de investidura, aunque no con esa denominación, y se incluyó en el pacto de presupuestos aprobado en octubre, y ha vuelto a hora a la palestra, quebrando la unidad de criterio entre el PP y Ciudadanos en esta materia.

Mientras el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, afirma que se va a trabajar “de manera efectiva” para aplicar esta autorización expresa, el consejero de Educación, Javier Imbroda (Ciudadanos) califica el veto de los padres como “un debate absurdo” y solo admite medidas para reforzar la Inspección educativa.

En la misma idea ha abundado este miércoles el vicepresidente de la Junta andaluza y líder de Cs en la comunidad, Juan Marín, que en una entrevista en Los Desayunos de TVE ha querido dejar claro que la posible aplicación del ‘pin parental’ “no tendría” el apoyo de su partido y se ha desmarcado del criterio del PP andaluz y de Vox. “Ni un solo paso atrás en los derechos de padres, alumnos y ningún colectivo”, ha dicho.

Para todos los públicos

“Partido Popular y Ciudadanos somos dos fuerzas políticas que pensamos de forma diferente y que conformamos un gobierno de coalición en base a unos acuerdos y eso es lo que vamos a seguir cumpliendo”, ha indicado Marín, quien ha negado que haya “fisuras ni nada parecido” en el Ejecutivo autonómico, al tiempo que pide “no desviar la atención” con una polémica que considera “artificial” y de la que responsabiliza al PSOE.

El PP andaluz, por su parte, no ha querido aceptar de manera abierta el ‘pin parental’, pero tras una reunión del Consejo de Gobierno de la Junta, el portavoz del Gobierno de PP y Cs, Elías Bendodo, ha considerado “perfectamente asumible” lo acordado con Vox sobre la “libertad” de las familias para “saber y decidir” qué hacen sus niños en el colegio y ha dicho que van a cumplir los acuerdos “con todas las consecuencias”, sin querer hablar del ‘pin parental’ para no caer en la “trampa” del Gobierno.

Vox tensa la cuerda por los presupuestos en Madrid

En la Comunidad de Madrid, donde los presupuestos de la región aún están pendientes de aprobación, Vox pone de nuevo el ‘pin parental’ como una condición ineludible para dar su apoyo a las cuentas públicas. La portavoz regional del partido, Rocío Monasterio, lo ha advertido desde el lunes en una entrevista en La Noche en 24 horas, en TVE, y después en otros medios, al señalar que el veto de las familias a las actividades complementarias organizadas por los colegios será determinante para dar su voto a favor a los presupuestos o a cualquier otro tema, a pesar de que este asunto no figuraba expresamente en el acuerdo de investidura que firmaron con el PP.

Lo ha hecho además apelando al PP y criticando al vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado (Ciudadanos) -que ha calificado de “ficticia” la polémica sobre el ‘pin parental’- por ser “más próximo al socialismo, que es enemigo de la libertad”.

Para todos los públicos

Sin embargo, en el PP afirman que el ‘pin parental’ es un problema que “no existe” y que no se necesita regular ni el consentimiento ni la censura previa de las familias. El consejero de Educación, Enrique Ossorio (PP) apunta a las estadísticas y señala que no hay ninguna queja por escrito sobre esta cuestión

Y la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, también rechaza el ‘pin parental’ porque afirma que en la Comunidad no hay adoctrinamiento en las aulas ni se imparten talleres en las aulas. Y sin embargo, acusa al PSOE de ser quien “emponzoña” la convivencia al generar un debate “estéril” e “inexistente”. “Desde el Gobierno de España, no me van a hacer los presupuestos ni me van a buscar enfrentamientos con Ciudadanos y con Vox”, ha asegurado.

“Estamos todo el rato a cuentas con el pin”, pero los problemas de la educación son otros “completamente diferentes”, ha indicado Díaz Ayuso, quien ha estimado que “no tiene sentido” crear un debate de algo que no existe y que esto sirva para poner en tela de juicio los presupuestos.

El Gobierno madrileño de PP y Ciudadanos prorrogó el 27 de diciembre pasado los presupuestos de 2019 -que ascienden a 20.072 millones de euros- a la espera de tener la previsión de ingresos a cuenta para 2020, de modo que tienen un margen para negociar las cuentas regionales.

El PP niega “fisuras” internas tras ver aireadas sus diferencias

La cuestión es que la exigencia del ‘pin parental’ está descubriendo discrepancias internas dentro de las filas ‘populares’, que el partido se apresta a negar, pero que se evidencian al coleccionar las diferentes respuestas que han ido dando sus líderes en los últimos días.

Empezando por el presidente del PP, Pablo Casado, que no ha dudado en defender la iniciativa de Vox como propia enmarcada no como censura previa sino como la “libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos” y ha conminado al Gobierno y a la izquierda en general a “sacar sus manos de nuestras familias”, a la vez que acusa al PSOE de usar este tema como “cortina de humo” para pasar a segundo plano sus decisiones respecto a Cataluña o la justicia.

Casado ha elevado la gravedad del asunto mientras los líderes autonómicos de su partido la han tratado de minimizar, un contraste que el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, atribuye a que en ciertas cuestiones la oposición tiene que hacerse de forma “vehemente”.

La polémica del ‘pin parental’ está llevando incluso a que el PP dispute la autoría de la idea, ya que Casado llegó a decir que “no es nada de Vox”, sino una medida que el PP ya implantó en la Comunidad de Madrid hace quince años, puesto que la equipara con la autorización de los padres al inicio del curso sobre las actividades extraescolares de sus hijos.

Varios dirigentes del PP abogan por una reflexión más amplia y, sobre todo, por marcar diferencias con Vox para evitar que ambas formaciones puedan resultar indistinguibles a ojos de los votantes. El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha hecho una llamada al “sosiego” y a no “politizar la educación”, y el presidente de Castilla y León, Alfonso Martínez Mañueco, considera que no hay que “entrar en la libertad de cátedra de los profesores”.

De hecho, los barones del PP defendieron en la Junta Directiva Nacional de la semana pasada tender la mano al Gobierno para asuntos de Estado, entre los que se citaron la educación.

Este miércoles, el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha aconsejado a PP y Ciudadanos que tengan “prudencia” y sean “moderados” en sus opiniones y sobre su intención de aplicar el ‘pin parental’ en las comunidades en las que gobiernan. Sobre todo, ha dicho, para no tener que “desdecirse en el futuro”. El ruido alrededor de este asunto no cesará aún a corto plazo.

 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.