España es uno de los países con menor tasa de armas de fuego: 7,5 armas por cada 100 habitantes

RTVE | España no es un país donde el uso de armas esté extendido: hay menos de tres millones en manos de particulares, lo que equivale a 7,5 por cada 100 habitantes, muy lejos de las 120 armas por cada 100 habitantes de Estados Unidos, pero también de las 19 de Francia o Alemania.

Tampoco hay una gran demanda social para ampliar el acceso de los ciudadanos. El presidente de VOX, Santiago Abascal, adelantaba esta semana en una revista especializada su apoyo a que “los españoles sin antecedentes y en pleno uso de sus facultades mentales puedan disponer de un arma en su casa” para defenderse si sufren un asalto.

descarga (10)

Sus palabras plantean dos cuestiones legales: por un lado, el acceso y tenencia de armas por parte de los ciudadanos de a pie. Y por otro, el derecho a la legítima defensa.

“España es un país donde hay muy pocas armas, se utilizan para fines muy determinados y la sociedad vive ajena a las armas. Estamos muy controlados en varias bases de datos, y las armas van númeradas y se sabe de quién son”, cuenta a RTVE.es Ángel López Maraver, presidente de la Real Federación Española de Caza, con 300.000 federados.

Pocas y muy vigiladas

La Guardia Civil, estricta vigilante de la posesión y uso de las armas en España, tiene registradas 2.964.770 de armas en manos de particulares, repartidas entre 1.569.602 licencias.

Sus usuarios habituales son deportistas: cazadores (casi 1,4 millones de licencias, de tipo D y E: armas largas rayadas) y tiradores deportivos (35.000, tipo F) que coinciden en que no es fácil obtener una licencia. Y están de acuerdo en que así debe ser:

Un arma conlleva un riesgo. Somos muy conscientes del peligro, y más nos vale. Un arma de fuego cargada en un accidente puede ser muy grave. Para obtener la licencia hay que pasar los controles físicos y psicológicos, estar libre de antecedentes, renovar cada cinco años, exámenes teóricos y prácticos… Son muchos requisitos“, detalla López Maraver.

Lo suscribe el vicepresidente de la Federación Madrileña de Tiro Olímpico, Luis Felipe López Álvarez, quien, además, cree que estos controles para acceder a las armas podrían ser aún más duros: “La ley es restrictiva y nos parece bien que lo sea: no todo el mundo tiene que tener un arma. Para tenerla se exige que la necesites, puede ser para tu defensa personal o para practicar un deporte”.

Control gubernamental

La Intervención de Armas de la Guardia Civil es el organismo que se encarga de dar las licencias y controlar todas las armas. Tiene sedes en todo el territorio y “es una especialidad de la Guardia Civil, todo el personal destinado es especialista“, explican fuentes del instituto armado.

Ellos tramitan las licencias y su personal tiene la última palabra para concederla o revocarla. También controlan todas las armas legales a través de sus “guías de pertenencia”, que sirven para identificarlas. Y afirman que no hay un gran mercado negro entre particulares, aunque eso “es difícil de cuantificar”.

Nadie puede comprar un arma de fuego sin tener una licencia de uso. Y cuando lo hace no se la lleva de la armería: los profesionales la depositan en su Intervención de Armas y allí queda registrada.

Ataques terroristas con armas como el de Nueva Zelanda o tiroteos como el de Ütrech o el de una escuela en Sao Paulo crean siempre alarma social. Pero el acceso a las armas en España es mucho más difícil que, por ejemplo, en Brasil.

Los propietarios de armas hablan de una excesiva regulación

El uso de armas se regula con un reglamento de 1993, modificado por última vez en 2011, y conlleva muchas obligaciones: usarlas solo para la actividad licenciada y en los lugares habilitados, transportarlas descargadas y enfundadas o guardarlas en armeros homologados con clave de acceso. Habitualmente, se renuevan cada cinco años y hay que presentar las armas en la Intervención para su revista. También contempla limitaciones al tipo y número de armas que se pueden tener.

Cazadores y tiradores cumplen a rajatabla, dicen, sus obligaciones. Y están de acuerdo en que sea difícil acceder a un arma, pero “hay que poner una barrera equilibrada y luego confiar en la gente”, dice López Álvarez, que pide flexibilidad: “La ley me deja tener solo un arma si estoy empezando, y luego ir ampliando cuando mejore mi puntuación. Pero si yo quiero practicar diferentes disciplinas de tiro, necesito diferentes tipos de arma”.

“Hay excesivo control por parte de la Guardia Civil hacia las armas, por ejemplo, la limitación de escopetas (cinco para cada licencia). Cuando hay que pasar revista hay que llevarlas hasta la Intervención de Armas”, se queja el presidente de la Real Federación Española de Caza. “Y si mañana viene un tío a atracarme yo le doy todo el dinero, no puedo defenderme. Una discusión de tráfico, una pelea en un bar o una denuncia por violencia de género y me quitan la licencia automáticamente, cuando es mi forma de vida”.

El reglamento de armas ha estado a punto de ser reformado de nuevo para trasponer una directiva europea de 2017. Pero el borrador del texto no fue bien acogido por los usuarios de armas, que piden que se cuente con ellos para cualquier reforma, de forma que el final de la legislatura acabó con la tramitación de esta reforma.

Las polémicas licencias tipo B

En 2018, había en vigor 8.459 licencias tipo B, “de porte” o “autodefensa” y unas 8.000 armas de este tipo (pistolas y revólveres) registradas. Es la única licencia que permite a los particulares llevar un arma encima, por la calle. Para obtenerla hay que acreditar con un informe su necesidad. Personas amenazadas o con profesiones de riesgo, como joyeros o los propios armeros, son los principales usuarios.

Para Daniel Álvarez, vicepresesidente de la Asociación Nacional del Arma (ANARMA), que reúne a unos dos mil “usuarios legítimos de armas”, su adjudicación es “arbitraria. La tiene gente que no debería tenerla. Sin embargo, sería una buena opción para las mujeres víctimas de violencia de género, por ejemplo”.

descarga (11)
Evolución de las licencias de armas cortas (tipo B) 2013-2017 EPDATA

Desde la Real Federación Española de Caza insisten en endurecer y controlar el acceso a la licencia, pero no prohibir: “No hay problema porque uno tenga un arma para autodefensa, pero bien regulado, con un control y una formación en el uso y manejo de armas“.

Las armas son igualadoras de fuerzas, es decir, permiten defenderse a una mujer o un anciano del ataque de un hombre de dos metros y 100 kilos de peso. Les da una opción de defensa“, destaca Álvarez, que también aboga por más formación y práctica. “No es lógico que en este tipo de armas, que puedes llevar encima, solo puedas gastar cien cartuchos al año. Son muy pocos, no puedes practicar y aprender a usarla, y eso es básico”.

Derecho de autodefensa

ANAMAR es firme defensora de uno de los argumentos que Santiago Abascal dio en su entrevista: el derecho a la propia defensa. “De nada sirve que puedas tener un arma si no cambia el Código Penal“, explica su vicepresidente a RTVE.es. “El derecho a la autodefensa en el propio domicilio es básico, tiene que haber un mecanismo que permita defenderse de un ataque en tu propia casa“, asegura. “No puede ser que a una persona que dispara contra un asaltante en su casa, como el caso de Casimiro Villegas, se le pidan 20 años de cárcel por defenderse”.

Nuestro Código Penal reconoce la legítima defensa como “eximente de responsabilidad criminal”, o al menos atenuante, dependiendo de las circunstancias. En Italia se está reformado la ley para que no haya delito en caso de repeler un ataque en el propio domicilio con un arma de fuego “siempre que haya amenaza de arma” o una situación de “agitación ante peligro inminente”. Para ANAMAR el cambio es claro: “El hecho de que entre alguien en tu casa te da derecho a defenderte: dentro del domicilio se dan las circunstancias a favor de la víctima”, afirma Álvarez.

Cazadores y tiradores prefieren no mezclar las armas en la batalla política de una campaña electoral. “No puede ser un criterio general que puedas matar a cualquiera que entre en tu casa, pero tampoco la inseguridad total”, dicen desde la Real Federación de Caza.

“Es llamativo que si uno está en su casa y entran a robar no se pueda defender, pero siempre habrá que ver las circunstancias”, matiza Luis López, de la Federación Madrileña de Tiro, y profesor de Derecho en la Universidad a Distancia de Madrid. “Abascal ha abierto el melón, ahora los demás se tienen que mojar”, abunda el vicepresidente de ANAMAR, para el que cualquier paso hacia la autodefensa será bien recibido.

Abrir el melón de las armas

En plena precampaña, Santiago Abascal lanzaba un tema que no forma parte de la conversación, ni política ni social, habitual: “Hace falta un cambio radical urgente en la ley, no solo para que los españoles sin antecedentes y en pleno uso de sus facultades mentales puedan disponer de un arma en su casa, sino para que puedan usarla en situaciones de amenaza real para su vida sin tener que enfrentarse a un infierno judicial, a penas de cárcel o incluso a indemnizaciones a los familiares de los delincuentes que les asaltaron”.

La propuesta política de VOX no entraba en detalle, y los partidos hasta ahora mayoritarios no han querido entrar en un debate exhaustivo sobre la cuestión.

“Es muy insensato. No queremos parecernos a EEUU en ese aspecto para nada”, afirmaba Isabel Celaá, portavoz del Gobierno. “La presidenta de Nueva Zelanda estaba pensando en restringirla y esto que dice Abascal es un retroceso e imitar lo peor que tienen otros países”, declaraba en Radio Nacional.

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, calificaba la propuesta de “disparate”. “Estas propuestas demagógicas de VOX son tremendamente irresponsables y si se me permite creo que no son muy respetuosas con la labor que hacen nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado”.

A su vez, el secretario general de Sociedad Civil y Movimiento Popular de Podemos, Rafa Mayoral, tildaba las declaraciones de “una ocurrencia más del partido” de Abascal para que se hable de ellos. Además, desmentía que Pablo Iglesias hiciera una defensa de las armas hace cuatro años.

Y Ciudadanos también calificaba de “ocurrencia” la propuesta: “Yo no quiero un país con tiroteos en los colegios ni locos con pistola. Yo sí apoyo y confío en nuestra Guardia Civil y Policía”, decía en Twitter su presidente, Albert Rivera.Compartir por correo

 
 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.