Huelga del fútbol femenino La huelga sigue adelante tras no haber acuerdo para desbloquear el convenio colectivo

descarga (25)

La huelga en la Liga femenina de fútbol, prevista a partir del 16 de noviembre, continúa con su calendario previsto al concluir este jueves la última reunión de las partes en conflicto, celebrada en Madrid, sin acuerdo, según informa Europa Press.

El bloqueo a la firma del convenio colectivo que exigen las jugadoras se mantiene, debido en gran parte a las exigencias economómicas y al reparto de los derechos televisivos, donde subyace el eterno conflicto entre LaLiga y la Real Federación Española de Fútbol.

La Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) se ha reunido con la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) en la sede de la Dirección General de Trabajo, en Madrid. También han colaborado los sindicatos Futbolistas On y UGT, con el CSD de nuevo como mediador.

La RFEF ha rechazado la propuesta de la productora audiovisual Mediapro, que con el beneplácito de la ACFF sugería que los clubes accedieran a 1,5 millones de euros de los fondos que destina la RFEF al fútbol femenino.

A cambio, el grupo audiovisual presidido por Jaume Roures pedía la retransmisión semanal de dos partidos y que habrían sido ofrecidos desde su canal Gol. Sin embargo, la Federación ha rechazado tal idea y ha presentado la suya propia, a sabiendas como siempre de que Mediapro es socio prioritario de LaLiga, presidida por Javier Tebas.

Ante eso, el organismo presidido por Luis Rubiales se decantaba por aportar una bolsa de 1,152 millones de euros para garantizar todas las exigencias económicas de AFE. Como recompensa, la RFEF quería un acuerdo para que los duelos fuesen televisados por la operadora que tuviera contratado el equipo local en cada encuentro.

La pugna audiovisual procede de que el FC Barcelona, el Athletic Club y el CD Tacón no tienen cedidos sus derechos a Mediapro. Y a todo ello se une la petición desde los clubes de un salario de 16.000 euros, estructurado a media jornada (4 horas diarias) para traducirse a un salario real de 8.000 euros. Por contra, AFE también pedía en principio un salario de 16.000 euros, pero con parcialidad del 75% para que eso supusiera una cifra real de 12.000 euros.

Próxima reunión, el 11 de noviembre

En la tanda vespertina de la reunión, los representantes sindicales han puesto sobre la mesa una solicitud del 100% del salario, descartando entonces las parcialidades. Con esto, a su juicio, se aseguraría que todas las futbolistas alcanzasen sus exigencias iniciales, y no solamente aquellas que juegan en los clubes más poderosos.

Dicho planteamiento es lo que ha enrocado las negociaciones desde las 18.30 horas, alargándose hasta las 21.15 y bajo la incertidumbre de cómo serán los detalles del Programa Élite. En este sentido, el presidente de la ACFF, Rubén Alcaine, ha comentado que “todo pasa por dar forma a la adhesión” a dicho programa anunciado por Rubiales.

Así, ha admitido que su entidad persigue una solución “que nos permita generar unos ingresos nuevos y unos beneficios nuevos” en plenas condiciones. “Adherirnos a ese programa permite tener los ingresos para desbloquear el Convenio. Estamos intentado acercar posturas, pero todo está sujeto al nuevo escenario de la adhesión”, ha reiterado.

Igualmente, Alcaine ha afirmado que la ACFF “sí tiene la sensación de que la Federación está por la labor de desbloquear” la firma del convenio. Además, todas las partes han acordado reunirse de nuevo el próximo 11 de noviembre, a las 18.00 y en la misma sede, para conceder el inminente fin de semana como plazo para ultimar los detalles del Programa Élite.

 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.