Igualdad analiza la situación de las mujeres en el ámbito rural para superar las desigualdades y luchar contra la violencia de género

La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas va a impulsar la realización de un estudio sobre el ámbito rural valenciano con perspectiva de género que permita analizar las necesidades de las mujeres en este territorio con el objetivo de fomentar su plena igualdad, con especial atención a la detección, atención y coordinación en la lucha contra la violencia de género que se da en las zonas de interior.

Así lo ha explicado la directora general del Institut de les Dones i per Igualtat de Gènere, Maria Such, quien ha destacado, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Mujeres Rurales, que ellas representan el 48,9% de la población en estas zonas, donde ejercen “funciones de vital importancia para el mantenimiento de la sociedad en el territorio, aunque pasan con frecuencia inadvertidas”.

La realización de este estudio -ha indicado- supone cumplir una de las medidas recogidas en el Pacte Valencià contra la Violència de Gènere i Masclista, que señala el compromiso del Consell con las mujeres en el ámbito rural “dándoles asistencia e información”, y especialmente en los casos de maltrato, ya que en estas zonas “es más difícil acceder a los recursos” de ayuda y de denuncia.

Such ha incidido en la importancia que este acuerdo, suscrito por instituciones, partidos políticos y sociedad civil avance en su desarrollo y ha incidido en la importancia de que toda la ciudadanía de la Comunitat Valenciana, independientemente de si vive en la costa o en el interior del territorio, se adhiera a este gran acuerdo a través de la web ‘www.sumatalpacte.com’.

“Históricamente las mujeres rurales han vivido y trabajado mayoritariamente en los negocios y empresas familiares, sin que en muchas ocasiones esta tarea les haya reportado de forma directa y personal remuneración, ni derechos sociales ni identidad profesional, condenándolas a una situación de invisibilidad, en la que han padecido todos los inconvenientes de trabajar y casi ninguna de sus ventajas”, ha explicado.

En este sentido, desde la Conselleria se ve necesaria la elaboración de un estudio que permita contar con un estudio general sobre la situación de estas mujeres para “visibilizar la discriminación de la que son objeto, y la necesidad de poner en marcha nuevas acciones que contemplen medidas para combatir las desigualdades de género, y que garanticen, a su vez, el desarrollo sostenible del medio rural”, ha incidido.

Asimismo, la directora general ha señalado que es importante “conocer la situación de las mujeres del mundo rural en relación con la prevención, detección, atención y coordinación de la violencia de género” como un instrumento esencial “para poder diseñar acciones que se adapten a sus necesidades e impliquen una mejora con respecto a los actuales servicios públicos que forman parte de la red de atención a las víctimas de violencia”.

Such ha apuntado que, partiendo de estas premisas, el objetivo es que el análisis sirva de base para impulsar políticas que fomenten “la autonomía de las mujeres como sujetos activos y agentes de cambio y de desarrollo”, y que propicien “un trato más equitativo” con los hombres, “permitiendo que se compartan la asunción de responsabilidades, tanto en el ámbito público como en el privado”.

Las mujeres rurales – ha defendido – deben ser “un eje básico en la construcción de un nuevo concepto de desarrollo, fundamentado en un cambio paulatino de actitudes y valores” y, para ello, es necesario trabajar en su empoderamiento, en el fomento de su autonomía económica y en fomentar su participación política en el ámbito rural.

Corresponsabilidad

Esta labor debe ir acompañada de un impulso “de la conciliación y la corresponsabilidad” y en acciones que permitan avanzar en “eliminar las barreras de salida de la violencia de género”, impulsando medidas “de rechazo social” a cualquier tipo de maltrato contra las mujeres.

La directora general del Institut de les Dones i per la Igualtat de Gènere ha recordado el compromiso que existe desde el Gobierno valenciano en aplicar la perspectiva de género a sus políticas de despoblamiento y envejecimiento de la población. “En esto, tenemos que recordar que la red valenciana de agentes de igualdad, que es para las ciudades de más de 20.000 habitantes, ha dado un agente extra a las comarcas que no tienen estas poblaciones”, ha indicado.

En esta línea, ha recordado que el Pacte Valencià contra la Violència de Gènere i Masclista también incluye “una apuesta muy importante de nuevos recursos, centros mujer 24 horas especialmente, por la que se van a primar servicios ambulatorios en las áreas de interior para garantizar el acceso a estas mujeres, además de coordinar entre las distintas consellerias, Sanidad, Educación e Igualdad, los recursos de manera que existan múltiples herramientas para poder detectar la violencia machista.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.