Inhibidores, detectores y avisadores de radar ¿Cuál utilizar?

detector de radares portatil genevo one m radares fijos y moviles jpg 800×800Unos dos millones de multas fueron interpuestas el año pasado por exceso de velocidad. Las multas por esta infraccción se encuentran entre las más comunes en nuestro país, ya que cada vez hay más controles que regulan estas infracciones con el objetivo de reducir la siniestralidad en nuestras carreteras.

La DGT despliega su artillería para ‘persuadir’ a los conductores de cometer infracciones. Radares, helicópteros, patrullas de vigilancia integrales, drones, sobre todo en los meses de verano.

Las multas por exceso de velocidad varían si son graves, consideradas aquellas en las que se supera hasta en 70 km/h el límite de velocidad establecido o muy graves, en las que se supera más de esta velocidad.

La cuantía de la multa y la retirada de puntos va aumentando cuánto más se exceda el límite de velocidad. Por ejemplo, dentro de las infracciones gravessi vas circulando por una autopista en la que la velocidad máxima es de 120, pero tú vas a 130 km/h, la multa será de 100 euros, pero si en esa misma vía vas a 185 km/h, la multa será de 500 euros y perderás 6 puntos del carnet de conducir.

Por otro lado, en cuando a las infracciones muy graves, son aquellas que exceden en más de 50 km/h la velocidad permitida en zonas limitadas a 30 km/h, 40 km/h y 50 km/h, y en más de 70 km/h aquellas carreteras en las que la velocidad máxima permitida es 60 km/h, 70 km/h, 80 km/h, 90 km/h, 100 km/h, 110 km/h, 120 km/h. En estos casos la multa consistirá en 600 euros y retirada de 6 puntos del carnet.

Este tipo de infracción ha generado que los conductores, hallan tomado la decisón de hacerse con un inhibidor, un detector o un avisador de radares, puedes encontrar ejemplos de ellos en https://www.audioledcar.com/es/detector-de-radares-genevo/ para poner freno a las multas de velocidad.

cuadro_velocidad pdf

Sin embargo, no son dispositivos similares ni tampoco se encuentran contemplados por la ley de la misma forma. Exactamente, al establecer las normas generales de conducción, el artículo 13.6 de la Ley dice lo siguiente:

Se prohíbe instalar o llevar en los vehículos inhibidores de radares o cinemómetros o cualesquiera otros instrumentos encaminados a eludir o a interferir en el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del tráfico, así como emitir o hacer señales con dicha finalidad. Asimismo, se prohíbe utilizar mecanismos de detección de radares o cinemómetros.

Quedan excluidos de esta prohibición los mecanismos de aviso que informan de la posición de los sistemas de vigilancia del tráfico”.

 

De esta forma la legislación diferencia entre diferentes sistemas en relación con los radares. Los inhibidores, los cinemómetros, los detectores y los mecanismos de aviso.

Los mecanismos antiradar según lo establecido en la ley

Pero la pregunta que nos realizamos es entonces, si son legales las aplicaciones que advierten de radares y controles. la respuesta es fácil: Sí, son legales las aplicaciones que nos avisan de su presencia.

En este sentido podemos destacar que incluso un juez eliminó la sanción impuesta a un conductor por llevar instalado un detector, al acreditar que el hecho de llevar instalado este sistema no acredita su uso y por tanto no se puede sancionar al no ser una acción tipificada.

Pero volviendo al tema del que estábamos escribiendo. La diferencia sancionadora, se debe entonces a que estos aparatos sólo alertan al conductor de una ubicación, pero no pueden detectar si el radar está activo o no ni interferir en su frecuencia.

En cuanto a los avisadores de radar, el legislador entiende que su función principal es guiar al conductor hacia su destino eligiendo el itinerario que más le conviene e informándole de las velocidades máximas permitidas en los distintos tramos de la ruta. En el caso de que aparezca algún radar fijo en el trayecto, los avisadores emiten una señal acústica para avisar al conductor de su proximidad.

Tres tipos de dispositivos según la Dirección General de Tráfico

Avisador. Normalmente, estos dispositivos están programados de manera que avisan al conductor cuando se acerca a los radares fijos. Estos avisadores estaban hasta ahora permitidos y seguirán permitidos con la nueva ley. Se trata de aquel dispositivo que no interactúa con el radar, sino que únicamente cuenta con una base de datos en la que figuran los radares fijos, cuya ubicación es pública, ya que están anunciados tanto a pie de carretera como en la propia página web de la Dirección General de Tráfico.

En este supuesto estamos ante una aplicación cuya utilidad es la misma que la que cumplen, por ejemplo, los carteles luminosos que podemos ver en la carretera y que señalan “velocidad controlada por radar”.

Inhibidor. Estos dispositivos siempre han sido ilegales. Buscan radares a nuestro alrededor emiten una frecuencia que anula la propia frecuencia que emite el radar, la pone fuera de combate, de manera que impide que el radar cumpla su función y que el conductor pueda pasar a una velocidad por encima del límite permitido sin ser detectado. Su utilización se considera una infracción muy grave y está sancionada con 6.000 euros de multa y la pérdida de seis puntos en el permiso de conducir. Aclarar que lo que está prohibido es usarlo, no se tiene por qué desinstalar si venía de serie

Detector. Es un dispositivo capaz de detectar la frecuencia del radar -fijo o móvil-, aunque no la inhibe. Empresas con gran experiencia en el sector del motor como Moto Centro  afirman una bajada de instalaciones de detectores de radar, aunque estos se sigan instalando pidiendo siempre su máxima discreción en las instalaciones para no ser detectados en un control. Avisa al conductor de que hay un radar para que, si va con exceso de velocidad, aminore la marcha y pueda pasar por delante de él dentro del límite permitido. De este modo, una vez rebasado, puede volver a seguir conduciendo por encima del límite permitido.

Por tanto el detector no inhibe la frecuencia del radar, pero sí interactúa con él al captar su señal. Avisando al conductor para que reduzca la velocidad al pasar por delante del radar. Por tanto si se trata de unun aparato multifuncional, que tenga detector y avisador a la vez, lo que tenemos instalado «bastarìa con desactivar el detector», no hace falta desinstalar todo.

 

 

 

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.