BANCA_QUE_ET_TOCA_980x90

Juegos infantiles en la Valencia del siglo XV. Caballitos de palo, bolas de trapo y piel

Algunas de las noticias de juegos infantiles nos han llegado gracias a las miniaturas de antiguos códices valencianos donde se aprecian detalles como que las niñas llevaban cubierta la cabeza por un pañuelo y jugaban al aro, al que hacían correr, girar y parar. Otro de los juegos era una especie de sambori, con unos cuadrados dibujados en tierra que servían como divisiones saltadas a la pata coja.

Juegos de calle medievales. A.P.R.S.

Juegos de calle medievales. A.P.R.S.

Las niñas llevaban cubierta la cabeza por un pañuelo y jugaban al aro, al que hacían correr, girar y parar.

Los niños, tocados con sombrero a la napolitana, jugaban a la pirindola (la peonza), que la hacían bailar con un cordel atado a un palo. La lanzaban sobre otras que en esos momentos estaban en movimiento, produciéndose un impacto que las hacían caer. También jugaban a la chueca, o lo más parecido al jockey, con un palo hacían correr de un lado para otro una pelota de trapo o forrada de piel. Era un juego de destreza más que de tantos, los jugadores debían de conducir la bola y sortear los obstáculos.

Juegos de batalla medievales. A. P. R. S.

Juegos de batalla medievales. A. P. R. S.

Se veían chicos montados en caballitos de madera que jugaban imitando batallas.

Milotxa de tela y sueño. A. P. R. S.

Milotxa de tela y sueño. A. P. R. S.

Se veían chicos montados en caballitos de madera que jugaban imitando batallas. Con una de sus manos sostenían el caballo y con la otra un palo acabado en aspa. También eran muy populares los cometas. Todos corrían tras este artilugio que realizaba mil piruetas en el aire, imitando aventuras celestes. Y no podían faltar las bolas que, aunque no nos llegaron las reglas del juego, sí vemos en los dibujos que se tiraban con la mano, procedimiento que ha perdurado a través de los siglos.

Se veía un juego bastante curioso que todavía yo recuerdo haber jugado en mis años de infancia. Se llamaba el cavall fort: uno de los chicos permanecía apoyado en una pared, mientras los otros, agachados y unidos formaban una especie de caballo. Uno de los participantes tenía que montar de un salto. Modernamente a este juego se le llamó ¡Burro va!

Otros eran los juegos realizados con huesos, bolos (de maç i bola), canuts, de cuerda, acrobáticos… y los populares zancos, unos palos altos dispuestos con horquillas donde descansaban los pies.

Niñas, niños y juegos de siempre, de trampa y madera, a la pata coja, sorteando bolas de trapo y piel, testigos de tantas y tantas vidas montadas en zancos y caballitos volando al viento, junto a cometas de tela, caña estrellas y soles, surcando mundos, creando sueños.

Fotos: A. P. R. S. (Archivo Privado de Rafael Solaz)

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

3 Responses to "Juegos infantiles en la Valencia del siglo XV. Caballitos de palo, bolas de trapo y piel"

  1. Javier Luna  10 de julio de 2013 at 21:36

    El transcurrir del tiempo conlleva el natural cambio en usos y costumbres, por parte de los/las más pequeños/as, de juegos y juguetes.
    Sin embargo, la pormenorizada descripción de Rafael Solaz en su artículo nos permite descubrir que materiales simples de uso cotidiano, una desbordante imaginación e incansables deseos de correr, saltar, etc lograban satisfacer los más exigentes deseos de jugar de los/las niños/as de la época.
    Gracias al admirable Rafael Solaz, podemos recordar por una parte y, por otra, darnos cuenta de que todos los esfuerzos que se están desarrollando para la recuperación de los juegos tradicionales es una admirable y meritoria tarea que debe ser reconocida y agradecida.

    Responder
  2. Luis Carrasco  11 de julio de 2013 at 22:55

    gracias por retrotraernos a “algo antes” de nuestra “tierna infancia”

    Responder
  3. Julio Cob Tortajada  12 de julio de 2013 at 00:32

    ¡Churro, media manga,mangotero! ¿Di qué es?

    Gracias Rafa, por recordarnos tantas y tantas cosas.

    Un abrazo

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.