La Estación del Norte se convirtió en un salón de baile en el Día Mundial del Tango