La familia Roig y el Convento de San Julián. Datos toponímicos de la calle de Sagunto en el siglo XIX

Arco de entrada Casa de los Roig. 1861

Arco de entrada Casa de los Roig. 1861. A. P. R. S.

En 1861 los hermanos Joaquín y Francisco Roig Redó compraron por más de siete mil reales de vellón un terreno de huerta para ampliar la casa familiar que estaban edificando en la calle de Murviedro, frente al convento de las monjas Agustinas de San Julián y junto a la casa propiedad de la baronesa viuda de Cortes, en un área conocida como partida de la Ollería.

La familia Roig construyó la casa destinando una superficie de tres mil palmos valencianos sobre el huerto de once hanegadas de su propiedad. Según proyecto del arquitecto Perera fue fabricada de mampostería con entrada principal y ventanas a dicha calle, flanqueada por un muro con puerta de acceso y artístico remate. La vivienda, típica de la huerta, disponía de dos plantas con habitaciones, corral y recinto para carruajes y caballerías. A espaldas de la propiedad se hallaba el huerto de la familia Yáñez, la alquería de Tomás, con su balsa para el cáñamo y la casa y huerta de Cerveró, terrenos que recaían ya a los confines de la antigua carretera de Barcelona, junto al convento de las Salesas.

La familia Roig construyó la casa destinando una superficie de tres mil palmos valencianos sobre el huerto de once hanegadas de su propiedad.

Los Roig tuvieron pleitos con los Yáñez por la altura de los muros y ciertas diferencias vecinales en el acuerdo de la construcción. Por el tiempo una rama familiar de los Roig pasó a las Casas de Barrinto (Marxalenes) anteriormente conocidas como Casas de Sarso.

Proyecto Casa de los Roig. 1861. A. P. R. S.

Proyecto Casa de los Roig. 1861. A. P. R. S.

El convento de San Julián fue incendiado en la guerra civil y declarado en ruinas a la finalización de ésta. Fue derribado en 1944…

El convento de San Julián fue incendiado en la guerra civil y declarado en ruinas a la finalización de ésta. Fue derribado en 1944 y sobre su solar se edificaron los inmuebles que configurarían el actual trazado de la calle. Su portada, con su hornacina que albergaba la escultura del santo, se conserva en los Jardines del Real.

Calle Sagunto. Convento San Julián . ca. 1936. A. P. R. S.

Calle Sagunto. Convento San Julián . ca. 1936. A. P. R. S.

En la actualidad la casa de los Roig y el convento de San Julian se hallarían en la calle de Sagunto, junto a la confluencia de las calles de Fray Pedro Vives y del Actor Mora…

En la actualidad la casa de los Roig y el convento de San Julian se hallarían en la calle de Sagunto, junto a la confluencia de las calles de Fray Pedro Vives y del Actor Mora, donde antiguamente se instalaron las vías del trenet y ahora las del tranvía. A la otra parte de la vía quedaba el laboratorio del doctor Trigo.

A.P.R.S. = Archivo Privado de Rafael Solaz

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

2 Responses to "La familia Roig y el Convento de San Julián. Datos toponímicos de la calle de Sagunto en el siglo XIX"

  1. Javier Luna  9 de enero de 2015 at 22:47

    Rafael Solaz desea que nuestra Ruta de hoy por el pasado se detenga en la actual calle de Sagunto. Y ciertamente logra, una vez más, que nos sintamos a la vez espectadores y partícipes de lo que tenemos ante nuestros ojos.

    Sin duda alguna, observar la majestuosa casa de los Hermanos Roig Redó rodeada de una hermosa y amplia huerta debió ser un espectáculo que no pasaría en modo alguno inadvertido a quienes lo contemplaron. El entorno que la rodeaba contaba también con lugares de indudable belleza lo que, sin duda alguna, compondría un entorno idílico.

    Justo enfrente, a la altura del Nº 106, se encontraba el Convento de San Julián. Se tiene constancia de que existía desde el año 1431, cuando las monjas del Monasterio de Santa Celestina -del Barrio de Quart- toman posesión de una ermita dedicada a San Julián que tal vez se remontase al siglo XIII, y que sufrió reformas posteriores sucesivas.

    San Juan de Ribera visitó el Monasterio en 1570 y al ver la imagen de la Virgen del Consuelo decidió quitarse su capa para que con la misma confeccionasen un manto para ella. Actualmente la Virgen de la Consolación o Virgen del Conuelo se encuentra en la Iglesia de Santa Mónica.

    Calle de Sagunto con la casa de los Hermanos Roig Redó y el Convento de San Julián, lugares que nos recuerdan lo que fué nuestra querida Valencia y memoria eterna de lo que nuestro corazón nunca podrá olvidar.

    Responder
  2. Julio Cob  9 de enero de 2015 at 23:11

    El “sistema circulatorio” de la ciudad los conforman las calles y en ellas las personas que en su hábitat interno van imprimiendo el carácter de cada uno de sus barrios y en cada una de las épocas.

    El de Sagunto, como principal acceso a la ciudad desde la serranía, era un arrabal de vital importancia, como así lo indica el que fuera el más poblado en el siglo al que Rafael Solaz hace referencia.

    Bien merecía fijar su atención aportando sus conocimientos, fruto de su insaciable deseo por querer saber el cómo y de qué forma discurría nuestro pasado devenir.

    Y del conocido de antiguo como “carrer Morvedre”, el autor, nos deja legajos de su historia con rico detalle y nos informa de un convento en el olvido y a la vez de las cuitas vecinales entre familias de buen tener.

    Que la historia no son sólo reyes y batallas, sino calles y personas que el autor nos rescata.

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.