“La Inmaculada Concepción” y “Santa Bárbara” protagonistas en el día de las Patronas en Bosnia y Herzegovina

mde.es
image-155094

mde.es

En la localidad de Travnik, los componentes del equipo de asesores españoles (EAT-9), junto con los principales representantes militares del Mando de Adiestramiento (TRADOC) Bosnio, celebraron el día de las Patronas de las especialidades fundamentales de Infantería y Artillería.

En su alocución el teniente coronel Jefe del EAT-9, exaltó la importancia de mantener vivas las tradiciones militares; “Un Ejército sin tradiciones es como un País sin historia, me atrevería a decir que en estos casos, si no existe, habría que inventarla…/…como herederos y depositarios de una gloriosa tradición militar, nosotros, como soldados, tenemos el deber y el honor de perpetuar su recuerdo, fomentar su espíritu y reforzar sus virtudes militares.”

A continuación, comentó brevemente el sentido de estos días;

“Según la tradición cristiana, Santa Bárbara fue encerrada por su propio padre para evitar que los hombres admiraran su belleza y difundiesen sus ideas sobre el cristianismo. Aprovechando la ausencia de su padre y para exaltar a la Santísima Trinidad, mandó construir tres ventanas en la torre de su cautiverio. A su regreso, su propio padre enfurecido por su obstinación en la fe cristiana, la decapitó. En ese mismo momento un rayo lo alcanzó y falleció junto a su hija.

Por su parte, el día 08 de diciembre de 1585, cercados por un enemigo muy superior en fuerza, exhaustos, atrincherados en las heladas tierras de los Países Bajos, calados hasta los huesos y sin víveres con que saciar sus desamparados estómagos el Tercio de Francisco de Bobadilla, rechazó una rendición honrosa y se preparó para una muerte segura en el campo de batalla. Pero la inesperada aparición de la talla de la Virgen Inmaculada alentó a nuestros bravos soldados y estimulo su esperanza en la victoria. Aprovechando la milagrosa helada de los cursos de agua, sacaron fuerzas de la flaqueza y se lanzaron al ataque. Con su hazaña contribuyeron a forjar la historia de nuestra “gloriosa infantería”.

“Hoy, he querido celebrar este día entre compañeros, no podría ser de otra forma, soldados todos, que vestimos nuestro uniforme y sentimos los colores de nuestras Banderas. Sin lugar a dudas, los aquí presentes hablamos un mismo lenguaje, basado en la lealtad, la responsabilidad y el esfuerzo continuo y, principios y fundamentos donde el deber, la Patria y el honor marcan nuestro comportamiento y quehacer diario”.

Finalmente terminó su alocución recitando los versos de Calderón de la Barca, posiblemente, la más hermosa y brillante definición de la vocación militar, dedicada a los antiguos Tercios españoles.
“…/… fama, honor y vida son,
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna,
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados.”

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.