banner-728x90 (1)

La víctima de ‘La Manada’, Navarra y Pamplona recurren la sentencia y piden la condena por agresión sexual

Para todos los públicos4616678La defensa de la víctima de ‘La Manada’, el Gobierno Foral de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona (acusación particular) han presentado este lunes sus respectivos recursos contra la sentencia por el juicio contra los cinco acusados. En sus escritos, las tres partes solicitan que se aplique una condena por delitos continuados de agresión sexual y no abuso sexual, como dictó la sentencia. Además, piden que se juzgue a los cinco miembros de ‘La Manada’ por los delitos de robo con violencia o intimidación, en el caso de la sustracción del teléfono móvil de la víctima, y el delito contra la intimidad por la grabación en vídeo de la agresión. 

El Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona han presentado sendos recursos de apelación en el que solicitan la revocación de la sentencia de La Manada y piden la condena de los cinco acusados por delitos continuados de agresión sexual con penetración o violación, contra la intimidad y, de robo con violencia o intimidación. También ha presentado esta mañana el recurso a la sentencia el abogado de la víctima, Carlos Bacaicoa, al igual que Jesús Pérez Pérez, abogado de uno de los acusados.

En el recurso, ha informado el Gobierno de Navarra, se alega que los hechos ocurridos en los Sanfermines de 2016 son constitutivos de cinco delitos continuados de agresión sexual y no de cinco delitos continuados de abuso sexual, como se falló en la sentencia, razón por la que se solicita la revocación de la misma.

Por la agresión sexual, el Gobierno de Navarra solicita para los acusados la pena de 18 años y 9 meses de prisión, libertad vigilada durante 10 años, que se ejecutaría con posterioridad y prohibición de acercarse a la víctima a menos de 500 metros, así como prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio durante 20 años.

Como pena accesoria, se pide la inhabilitación absoluta de todos los acusados durante el tiempo de la condena.

Asimismo, se alega que existió un delito de robo con violencia o intimidación y no de un delito leve de hurto, por lo que se solicita la condena de los cinco acusados, uno de ellos como autor material y el resto como cooperadores necesarios.

Por este supuesto delito se pide para ellos la pena de tres años de prisión, más la pena accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo y la de suspensión de empleo o cargo público durante el tiempo de la condena para dos de los acusados.

Finalmente, se alega la existencia de un delito contra la intimidad y se solicita por ello penas de tres años y tres meses de prisión, y multa de 21 meses con una cuota diaria de 9 euros para cuatro de ellos y de 15 euros para otro, y como penas accesorias, la de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo y la de suspensión de empleo o cargo público para dos de los acusados.

El Ayuntamiento ve “violencia e intimidación”

Por su parte, en su recurso, el Ayuntamiento de Pamplona insiste en que los hechos ocurridos en los Sanfermines de 2016 se califiquen como agresión sexual “por la existencia tanto de violencia como de intimidación”.

Como acusación particular, el Ayuntamiento de Pamplona ha recurrido dicha sentencia que califica como abuso sexual los hechos ocurridos durante la madrugada del 6 al 7 de julio de los Sanfermines de 2016.

El Consistorio recurre tres aspectos concretos de la sentencia: la calificación de los hechos como abuso sexual con prevalimiento, la calificación de hurto leve por la sustracción del teléfono móvil de la víctima y la absolución por un delito contra la intimidad por los vídeos grabados por los cinco condenados.

En el recurso se considera que “se produjo violencia física sobre la víctima tanto en la conducción al lugar donde fue agredida sexualmente como en la forma de acometer los diversos actos de contenido sexual ejecutados por los condenados”.

Así, apunta que según los hechos probados en la resolución judicial de La Manada, “se infiere la existencia de violencia consistente en agarrar, sujetar, conducir, tirar del pelo, agarrar de la nuca (…) por parte de 5 personas de gran envergadura a una chica”.

Se expone, además, que “tampoco resulta necesario que la violencia haya sido causada por todos y cada uno de los acusados, resultando suficiente que cualquiera de ellos se aproveche de la ejercida por alguno de los sujetos activos”. También recuerda que “el hecho de no presentar lesiones o la pequeña entidad de las mismas, resultan ajenas al tipo penal de la agresión sexual”.

Respecto a la intimidación, considera que la puede provocar “un sujeto sobre otro sin necesidad de proferir una amenaza; por ejemplo, a través de gestos, actitudes, con la mirada, de las características del lugar o del tiempo en el que se produce el encuentro, de la sorpresa, del número y apariencia de los agresores; o, lo que es más común, de una combinación de estos factores”.

Por ello, señala que “la intimidación se produjo por número, fuerza y situación”, a lo que añade que incluso “puede darse la intimidación con la presencia de una actitud activa, cuando la conducta sexual se impone mediante actos tendentes a vencer la negativa de la víctima”, agrega.

Indica que la libertad sexual de la víctima “no fue coartada o condicionada sino que fue radicalmente eliminada”, motivo por el que entiende que “no puede calificar como prevalimiento los actos de los condenados sino de agresión sexual por la existencia tanto de violencia como de intimidación”.

También recurre la condena por un delito leve de hurto por la sustracción del teléfono móvil de la víctima, porque, en su opinión, “se produjo un robo con intimidación, pues obviamente, como consecuencia del proceso intimidatorio y violento desplegado por la totalidad de los acusados, la víctima se encontró carente de toda posibilidad de defender la posesión de su teléfono”.

Asimismo, recurre la absolución de los cinco acusados del delito contra la intimidad, centrándose en que en el primer momento la víctima no pudo “denunciar expresamente la grabación de parte de los hechos por cuanto en ningún momento fue consciente de ello”.

El recurso entiende además que no se causó ninguna indefensión a los acusados por cuanto estos siempre supieron que deberían responder por las grabaciones efectuadas.

La Fiscalíaya presentó la semana pasada su recurso de apelación, que al igual que los anteriores serán resueltos por la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, presidida por Joaquín Galve -presidente a su vez del TSJN- y formada por cinco magistrados.

El fallo que condenó a cada uno de los cinco integrantes de La Manada a nueve años de cárcel por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento y no por agresión sexual, al no apreciar violencia contra la joven, se conoció el pasado 26 de abril, momento en el que todas las partes anunciaron la presentación de recursos.

Por su parte, el abogado Agustín Martínez Becerra, que representa a cuatro de los cinco procesados, ha comentado a Efe que presentará el recurso mañana.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.