Los tres bomberos españoles de Proem-Aid absueltos en Lesbos: “Queremos seguir, es un espaldarazo”

4594308AGENCIAS La justicia griega ha dictado libertad sin cargos para los tres bomberos españoles Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, que estaban acusados de un presunto delito de tráfico de personas. Los tres fueron detenidos en 2016 por la Guardia Costera Griega cuando desempeñaban tareas de rescate de refugiados como voluntarios de la ONG Proem-AID.

Los tres han celebrado con emoción la resolución judicial, que ven como “un espaldarazo“. “Por fin podemos descansar, parecía que nunca acababa, faltaba poco pero siempre se alargaba un poquito más”, ha dicho a los periodistas José Enrique Rodríguez, quien ha confesado estar muy emocionado, todavía con alguna lágrima en los ojos.

Su compañero Manuel Blanco ha asegurado ante las cámaras de televisión que no están faltos de fuerzas y que quieren seguir porque “sigue ocurriendo lo mismo en el Mediterráneo, se siguen perdiendo vidas”. La absolución es “un espaldarazo para decir que salvar vidas no es un delito“. Mientras, Julio Latorre ha asegurado que sienten “súperfelices y contentos” porque “se ha hecho justicia, ha imperado la verdad sobre la estupidez“.

La ONG Proem-Aid, anunciaba la absolución de los tres bomberos sevillanos a través de Twitter, a la vez que señalaba que la sentencia “sin duda, representa una gran victoria de la ayuda humanitaria” y aseguraba que volverán “para salvar vidas“.

 Los bomberos declaran que solo fueron a salvar vidas

Los bomberos españoles han declarado su inocencia este lunes ante un tribunal de Lesbos en el que han comparecido junto a Mo Abassi y Salam Aldeem, los dos daneses que tripulaban la embarcación cuando fueron detenidos por los guardacostas griegos, en nombre de la ONG danesa Team Humanity. Abassi y Aldeem han seguido una línea de defensa separada a la de los españoles.

En el juicio, que arrancaba alrededor de las 9:30 horas en Mitilene, capital de Lesbos y concluía alrededor de las 17:00 horas, han testificado varios guardias costeros con los que estuvieron en contacto durante su estancia en la isla. La tónica durante todo el proceso, a pesar de la dureza del interrogatorio de la fiscal, ha sido que Manuel Blanco, Julio Latorre y José Enrique Rodríguez siempre actuaron cumpliendo las normas y avisando previamente de sus salidas al mar a las autoridades.

En Grecia el delito del que se les acusaba está castigado con hasta 10 años de cárcel por cada persona introducida en el país de forma ilegal.

 

Los bomberos españoles detenidos por rescatar refugiados, juzgados en Lesbos

Blanco, el primero de ellos en testificar, ha explicado ante el tribunal que la primera vez que fueron a Lesbos llegaron en comisión de servicios y que, como profesionales y funcionarios, saben que siempre hay que contactar con los Guardacostas antes de realizar una salida, y así lo han hecho siempre.

También ha insistido en que sólo fueron a salvar vidas, algo que ha reiterado Latorre que ha explicado que invirtió unas vacaciones de su trabajo como bombero en Sevilla para venir a esa misión.

Además, ha testificado la consejera de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, que ha reiterado la profesionalidad de los tres funcionarios y ha destacado las miles de vidas que se han salvado gracias a Proem-Aid.

Salieron ante el aviso de una embarcación a la deriva

Salam Aldeem, dueño de la embarcación en la que se encontraban cuando fueron detenidos, ha sido interrogado por la fiscal sobre si comunicó o no a las autoridades, como es obligatorio, la presencia de un bote a la deriva y su salida en su busca.

Tanto Blanco como Latorre explicaron que salieron al mar acompañando a Team Humanity porque ellos se lo pidieron ante el aviso de una embarcación a la deriva, y la barca de Proem-Aid esa noche estaba siendo reparada.

Latorre explicó que estuvieron buscando dicha embarcación durante 40 minutos y que, al no encontrar nada, regresaron a la costa de Lesbos, momento en el que fueron detenidos y comenzó el calvario que esperan termine este lunes.

Los tres acusados, que han trabajado de forma ininterrumpida en la zona desde finales de 2015 hasta finales de agosto, tienen muy presente el artículo 98 de la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, que indica que el deber de cualquier capitán de un barco, siempre que pueda hacerlo, es auxiliar a las personas que están en peligro.

Apoyados por una delegación institucional

Los tres bomberos han viajado a Lesbos acompañados por el presidente de la ONG, Onio Reina, varios familiares y una nutrida delegación institucional, entre los que está el cónsul español en Atenas y una representación del Parlamento andaluz, encabezada por la consejera de Justicia a Interior, Rosa Aguilar, así como responsables del Ayuntamiento de Sevilla.

Tras conocer la noticia de su absolución, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha celebrado que se haya “hecho justicia” al ser declarados inocentes los tres bomberos sevillanos y ha les ha enviado un mensaje: “Os esperamos pronto en casa, Andalucía está orgullosa de vosotros”.

Mientras, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, se ha mostrado “satisfecho” por la decisión de la justicia griega. “Lo que hacen ellos lo hacen regularmente en colaboración de los guardacostas, por lo que es una decisión lógica de la justicia griega“, ha subrayado el ministro sobre los bomberos.

La ONG Amnistía Internacional ha celebrado la noticia, aunque también ha señalado a través de su perfil en Twitter que “nunca debió criminalizarse su actividad”. Antes del juicio había calificado la decisión de llevar ante los tribunales a los tres bomberos españoles como una “burla a la justicia” y pedía que se retirasen los cargos contra ellos.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, también consideraba un “error” juzgar a los tres bomberos españoles por un presunto delito de tráfico de personas cuando desempeñaban tareas de rescate humanitario. “Es importante que los bomberos ayuden, me parece un error”, ha manifestado, para después apuntar que “cuando hay solidaridad” es “positivo” ayudar.

Los hechos del 14 de enero de 2016

La noche del 14 de enero de 2016 los tres sevillanos acudieron a la llamada de otra ONG, la danesa Team Humanity, que les pidió su colaboración para rescatar un bote a la deriva.

Ya que la embarcación de Proem-Aid estaba siendo reparada decidieron salir con ellos, pero al llegar al lugar donde supuestamente debía encontrarse el bote con refugiados no encontraron a nadie, por lo que regresaron a puerto, donde fueron detenidos. Después de tres días encerrados juntos en una celda salieron bajo fianza y regresaron a sus países.

En una entrevista en Los Desayunos de TVE, el portavoz de la ONG Proem-Aid, José Amor, ha explicado que el trabajo de la organización fue siempre el mismo: “Buscábamos gente que tuviera problemas de hundimiento, a los que ayudábamos para que no murieran”.Para todos los públicos

El portavoz de Proem-Aid asegura que los bomberos solo buscaban ayudar a los que estaban en riesgo de hundimiento

En este sentido, ha asegurado que siempre habían tenido buena relación con las autoridades griegas y que hablaban con frecuencia con los guardacostas griegos, que sabían de sus movimientos en todo moment

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.