¿Qué es un due diligence y cómo se hace?

¿Qué es una una due diligence, diligencia debida? y ¿ Cómo llevarla a cabo? . Estas podrían ser las preguntas que te estás planteando

Pues bien este término se emplea sobre todo para conceptos que impliquen la investigación de una empresa o persona previa a la firma de un contrato o una ley con cierta diligencia de cuidado.  Se puede emplear en las Fusiones y adquisiciones de empresas, uniones de dos o más empresas que dan lugar a una tercera empresa de mayor tamaño que las anteriores. Por ejemplo en varias industrias es el proceso por el cual un comprador potencial evalúa una empresa objetivo o sus activos de cara a una adquisición.

Suele ser  habitual realizar una revisión e investigación de due diligence, por especialistas en valoración de empresas, con respecto a la empresa objetivo y sus actividades comerciales antes de que se complete una compra de acciones o activos. En este contexto, la revisión e investigación no solo se llevan a cabo con respecto a los aspectos legales (por ejemplo, aclaración y verificación de la propiedad), sino también con respecto a todos los aspectos relacionados con el negocio de la empresa objetivo (incluidos los productos, mercados, finanzas, recursos humanos, impuestos, asuntos ambientales y seguros).

post-fusiones-adquisiciones-empresas-tipos-ventaja-desventaja

La teoría de la diligencia debida sostiene que llevar a cabo este tipo de investigación contribuye significativamente a una toma de decisiones informada al optimizar la calidad y cantidad de información disponible de quienes toman estas decisiones y al asegurar que esta información sea usada sistemáticamente para deliberar de una manera reflexiva la decisión en cuestión y todos sus costos, riesgos y beneficios

A través de la due diligence o diligencia debida, el comprador puede obtener un conocimiento detallado sobre la compañía objetivo, lo que ayuda al comprador a confirmar el ajuste estratégico de la transacción y la idoneidad del precio de compra ofrecido. Al realizar una revisión de diligencia debida, el comprador puede limitar su propia exposición de responsabilidad y cuestionar las alegaciones de que una transacción no sería beneficiosa. Además, la realización de una due diligence puede equilibrar y cerrar las brechas de conocimiento entre el vendedor y el comprador, lo que puede limitar la exposición de responsabilidad del vendedor y aumentar las posibilidades de que se realice una transacción. Potencialmente, el vendedor también puede obtener un precio más alto si el comprador puede realizar una revisión de diligencia debida del objetivo.

Teniendo en cuenta lo anterior, debe señalarse que la información y la documentación disponibles en el curso de una revisión de diligencia debida pertenecen principalmente a la empresa objetivo y no al vendedor. Por lo tanto, el consejo de administración de la empresa objetivo debe decidir si otorgar el derecho a realizar una revisión de diligencia debida es lo mejor para la empresa y si dicha concesión está debidamente cubierta por su autoridad corporativa y juicio comercial, es decir, si dicha concesión está en línea con los deberes de cuidado y lealtad de la junta de directores con la compañía objetivo.

El proceso comienza con una lista de tareas que entrega el consultor responsable sobre la información que debe facilitar la empresa. Generalmente se pide información sobre contratos, la propiedad intelectual e industrial, privacidad, corporate, fiscal y laboral, regulatorio y contable. En caso de no existir dicha información, la empresa deberá explicar bien los motivos por los que la información solicitada no existe o es irrelevante, para evitar contingencias en el informe final.

Limitaciones con respecto a la divulgación de información.

El consejo de administración de una empresa objetivo tiene la obligación de mantener la confidencialidad y el deber de guardar el secreto. La junta directiva debe abstenerse de hacer cualquier cosa que pueda dañar a la compañía de cualquier manera. Después de haber considerado y equilibrado debidamente todos los intereses en conflicto y pertinentes, según sea el caso, el consejo de administración solo puede permitir que se lleve a cabo una due diligence  si el consejo de administración atribuye más importancia o valor a la transacción que mantener el información y documentos confidenciales y en secreto. Los datos personales y la información, que se refieren y son asignables a una persona física o jurídica real, solo pueden divulgarse de conformidad con las leyes de protección de datos, así como las normas y reglamentos que rigen la protección de la personalidad jurídica. Por lo tanto, dichos datos e información personal solo pueden divulgarse con el consentimiento previo de la persona relevante o si los datos e información están debidamente anonimizados. La divulgación y el envío de datos personales e información a un país extranjero (por ejemplo, hacer que dichos datos e información estén disponibles en una sala de datos virtual o por Internet) es particularmente sensible. En general, los datos personales y la información solo pueden estar disponibles en el sitio y localmente para compradores que tengan un interés real y sustancial en la transacción. La divulgación de secretos industriales y / o comerciales puede desencadenar responsabilidad penal (espionaje industrial o incumplimiento de la fabricación o el secreto comercial) si la empresa objetivo, el socio comercial relevante o la agencia gubernamental no lo autorizan.

El contrato previo al inicio de la due diligencese deberá especificar que la información proporcionada es confidencial y no se trasladará íntegramente al inversor o comprador, que sólo tendrá acceso al informe resultante. De esta forma se evita que obtenga datos críticos de la empresa analizada, que podría utilizar en caso de que finalmente adquiera o invierta en un competidor.

En el contexto de una diligencia debida, las obligaciones y necesidades de confidencialidad de la empresa objetivo deben considerarse a la luz de los intereses del comprador y el vendedor para divulgar y recibir, respectivamente, información relacionada con la empresa. El consejo de administración de la empresa objetivo debe resolver sobre qué información y documentos, y qué tipo de datos, se divulgarán en un momento dado a terceros en el contexto de una transacción de M&A. La junta directiva también debe considerar si existen disposiciones contractuales o legales que limiten o, según sea el caso, prohíban la divulgación a terceros de información relacionada con la empresa. Si la junta directiva descuida estas obligaciones y deberes, sus miembros pueden ser personalmente responsables o ser procesados,
 

 

Valencia Noticias , noticias de Valencia, Periódico digital con las noticias de Valencia, Alicante, Castellón, última hora, deportes, ocio, política, economía y blogs.

Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderloTe necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo  libre e independiente. Haz un donativo Contacto vlc @ valencianoticias.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.