Segunda resolución del TSJCV que obliga a ofertar Religión como optativa en segundo de Bachillerato

 

fotonoticia_20180730152019_800

VALÈNCIA, La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha dictado un nuevo auto en el que reitera la obligación de ofertar la asignatura de Religión como optativa en el segundo curso. Lo hace al aceptar la medida cautelar solicitada por el sindicato USO hasta que resuelva el recurso interpuesto por esta entidad contra el decreto del Consell que regula el currículum de Secundaria.

La semana pasada trascendió que el TSJCV ya había concedido la suspensión cautelar de la norma a raíz de otro recurso presentado por la Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros Estatales (Apprece).

Ahora, en un auto fechado este lunes y facilitado por el TSJCV, el alto tribunal estima la petición de Unión Sindical Obrera (USO) y suspende cautelarmente y de forma parcial el decreto del Consell que regula las materias que han de impartirse en la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y en Bachillerato en la Comunitat Valenciana.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo suspende de manera provisional aquella parte del decreto que regula la asignatura de Religión en segundo de Bachillerato y establece que la misma “deberá incluirse como asignatura opcional en dicho curso”.

La sala, que recuerda que ya se pronunció en el mismo sentido en un auto de junio, argumenta que sigue la línea marcada por el Tribunal Supremo, que en una sentencia de marzo de 2018 estableció que la exclusión de la Religión como materia optativa en segundo curso de Bachillerato ha de estar debidamente explicada y justificada.

“La Ley Orgánica 2/2006 obliga a incluir la Religión también en segundo de Bachillerato entre las asignaturas objeto de elección salvo que razones derivadas de la programación y de la oferta educativa debidamente explicadas justifiquen no hacerlo”, señaló el Tribunal Supremo en una sentencia que siguen los magistrados valencianos.

En la misma línea, el auto del TSJCV recoge los argumentos ya expuestos por el Supremo, que establece que “habrá que explicar que las características de esa regulación y programación son de tal naturaleza que justifican la ausencia de la Religión entre las asignaturas específicas dentro de las que los alumnos de segundo curso de Bachillerato han de efectuar su elección y no encontramos en este caso esa justificación”.

REACCIÓN MARZÀ

El conseller de Educación, Vicent Marzà, habló la semana pasada sobre el tema y criticó que se obligue ahora a ofertar la asignatura de Religión en segundo curso de Bachillerato, “cuando no ha hecho nunca”.

“No lo hemos cambiado nosotros, hemos hecho un decreto de currículum que amplía, por ejemplo, las horas de inglés, pero que no toca nada del anterior sobre la presencia de la Religión en ese curso, que no la había con el anterior decreto del PP. Nunca se había ofertado, nadie lo había denunciado, y ahora resulta que se nos obliga a ofertarla cuando nadie lo había hecho”, aseveró el titular de Educación.

Marzà agregó que esta decisión significa “que una persona que el año que viene quiera estudiar Traducción e Interpretación puede llegar (a esa titulación) habiendo cursado Religión en lugar de una segunda lengua extranjera”.

Por ello, lamentó que la resolución judicial “obligue a ofertar una cosa” en la que no ve “sentido pedagógico”. Aunque aseveró: “Lo cumpliremos aunque no lo compartamos”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.