fiebre (2)Muchos padres entran en pánico cuando sus hijos dicen tener fiebre. Pero este síntoma no es una enfermedad en sí misma. Es solo un síntoma, o más bien una señal de que el cuerpo está tratando de luchar contra una enfermedad. La Academia Estadounidense de Pediatría define la fiebre como una temperatura de 38ºC. Ese número es el punto de referencia independientemente de cómo tomes la temperatura de tu hijo, qué termómetro usas o cuántos años tiene. Pero no necesariamente significa tener que hacer una visita al pediatra.

Aquí están algunos datos sobre la fiebre que todos los padres deberían saber.

¿Qué tipo de termómetro es el mejor?

Los termómetros rectales son el método más preciso y preferido para tomar la temperatura de un bebé recién nacido. Para los bebés y los niños pequeños que ya son más grandes, que probablemente no aguanten el tiempo suficiente para el termómetro rectal, un termómetro digital para la frente, un termómetro de arteria temporal o un termómetro para el oído está bien. Tengo algunos tipos en mi casa y en mi oficina. A mis hijos les encanta el termómetro sin contacto: lo apunto a sus frentes, hacen clic en el botón y obtienen un número junto a una indicación verde, amarilla o roja dependiendo de qué tan alta sea la temperatura. También me gustan los termómetros de arteria temporal que se deslizan sobre la frente y hacia la oreja (delante o detrás de la oreja, según el tipo y la edad de tu hijo). Elijo opciones silenciosas (sin sonido) para la noche.

Por razones de seguridad, si tienes un viejo termómetro de mercurio, no lo uses, ya que los derrames de mercurio de un termómetro roto pueden ser peligrosos. Para aprender a desechar adecuadamente un termómetro de mercurio, visita el sitio web de la Agencia de Protección Ambiental o consulta los procedimientos de tu gobierno local para la eliminación de desechos tóxicos o peligrosos.

¿Deberías usar un termómetro rectal?

Aunque la idea puede parecer incómoda, no perjudicará a tu bebé. Simplemente coloca a tu bebé como lo harías para cambiar un pañal. Suelta el pañal y levanta las piernas con una mano, como lo harías para limpiar la parte inferior de tu bebé. Cubre el extremo del termómetro con un lubricante transparente e insértalo a aproximadamente un centímetro en el recto. Los termómetros digitales proporcionan una lectura rápida y bastante precisa. En un minuto sabrás la temperatura de tu bebé. Si el termómetro indica 38ºC o más, tu bebé tiene fiebre.

¿Cuándo debo llamar al pediatra?

Si tu bebé es menor de 3 meses y tiene una temperatura superior a los 40º Cdebes llamar a su pediatra de inmediato (aunque sea medianoche) porque los más pequeños pueden enfermarse muy rápidamente y deben ser evaluados tan pronto como sea posible.

Si tu bebé tiene entre 3 y 6 meses de edad con un temperatura de 38.8º C, llama al pediatra. Probablemente te haga preguntas sobre los síntomas de tu bebé para determinar si debe evaluar a tu bebé de inmediato o si puede esperar y observar el bebé en casa.

Para niños mayores de 6 meses, una temperatura de 40º C o más justifica una llamada (aunque es probable que llames antes de leer esto). Generalmente se pueden ver en casa siempre y cuando estén activos, interactuando y bebiendo líquidos. Si los síntomas no han mejorado en dos o tres días o si están empeorando, consulta a su pediatra.

Siempre llama a su pediatra si tu hijo tiene fiebre y algunos de los siguientes síntomas: rechazo o incapacidad para beber líquidos, convulsiones, llanto continuo, irritabilidad después de bajar la fiebre con la medicación adecuada, dificultad para despertarse, confusión, sarpullido, rigidez en el cuello, dificultad para respirar, vómitos persistentes o diarrea, o si la fiebre dura más de tres días.

¿Qué pasa obtengo lecturas diferentes?

Los diferentes termómetros leerán temperaturas ligeramente diferentes, y no te sorprendas si tu termómetro de oído da una lectura diferente en cada oído. Los diferentes números están bien. Siempre que tu hijo tenga más de tres meses, el número exacto no es la principal preocupación. Lo más importante es cómo tu hijo actúa, come y duerme, y qué otros síntomas tiene tu hijo (como tos o vómitos).

¿Cómo puedo obtener la lectura más precisa posible?

Asegúrate de quitarle cualquier gorro, sudadera con capucha, de cuello alto o pañoleta minutos antes de leer la frente o, de lo contrario, obtendrás un número elevado. El termómetro mide la temperatura de la sangre que fluye a través de la arterial temporal, por lo que cualquier envoltura o ropa extra cerca de la cabeza puede elevar artificialmente la lectura. Si un niño está afuera con aire frío y siente la piel fría al tacto, eso también podría afectar la lectura, por lo que es artificialmente bajo. Espera cinco minutos después de que el niño entre para obtener una temperatura más precisa. Y si tomas la temperatura de un niño por vía oral justo después de que haya tomado una bebida caliente o fría, podría causar una lectura incorrecta. De nuevo, espera cinco minutos antes de tomar su temperatura.

Por Tanya Altmann (Especial para The Washington Post)