Casa Caridad advierte de un repunte de usuarios en 2018 con un aumento del 6,4% en raciones de comedor

 

fotonoticia_20180626133728_800Recalca que las subvenciones públicas disminuyeron un 11%, mientras que la financiación privada se incrementó un 22%

VALÈNCIA, Casa Caridad de València ha advertido de un repunte de usuarios de la organización en lo que va de 2018, ya que en los cinco primeros meses del año los beneficiarios del servicio de comedor han aumentado un 6,4 por ciento con respecto a 2017, al repartir 34.857 raciones más que el año anterior, lo que contrasta con la disminución del 11% que sufrió ese servicio en 2017.

Así lo ha explicado el presidente de la entidad humanitaria, Luis Miralles, este martes en la rueda de prensa de presentación de la Memoria Anual de Actuación de 2017 de la organización, donde ha estado acompañado por la directora gerente de la institución, Guadalupe Ferrer.

“Si tres meses seguidos vemos que va subiendo un dato, se marca una tendencia. De enero a mayo de 2018 el aumento ha sido de un 6,4%, llevamos 34.857 raciones de alimento más que llevábamos el año pasado en estas fechas. Esto no quiere decir que solo hayamos dado el alimento, sino el seguimiento y el trabajo personalizado que hay detrás de cada persona”, ha indicado Ferrer.

Por otra parte, el total de actuaciones en 2017, 404.989, disminuyó un 6% con respecto a 2016; mientras que las atenciones personalizadas aumentaron un 8,6%, hasta las 61.055, entre las que se incluyen las entrevistas personales, que realizan los trabajadores sociales, y su seguimiento posterior, las atenciones en los dos centros de día y en los talleres, así como en las escuelas infantiles.

[embedded content]

La directora gerente ha apostado por las “soluciones duraderas” en lugar de las “asistenciales” para los beneficiarios, y ha señalado que los albergues de Casa Caridad están al 100% de ocupación, por el 93% de 2017, y algunos de ellos, el de convalecientes y el de familias que tienen lista de espera.

5 PLAZAS PARA EL AQUARIUS

Ferrer ha destacado que han hecho un “esfuerzo” para poner a disposición de las autoridades cinco plazas de “atención completa”, con albergue, higiene, búsqueda de empleo o vivienda, para los migrantes procedentes del buque ‘Aquarius’, así como la oferta al Ayuntamiento de València de “todas las plazas que les hiciera falta” de comedor.

Asimismo, ha manifestado que en 2018 han iniciado un nuevo proyecto, llamado ‘Fénix’, por el que ponen a disposición una vivienda “supervisada” y no tutelada en la que viven cuatro usuarios que han pasado por todos los servicios de Casa Caridad y están “a punto” de integrarse “totalmente” en la sociedad. En este sentido, la directora gerente ha destacado la importancia de la integración y reinserción social, para lo que son “fundamentales” los talleres de empleo y la búsqueda de vivienda.

Los servicios ofrecidos por Casa Caridad en 2017 supusieron un gasto diario de 12.059 euros y un total de 4,4 millones de euros, cantidad que se divide en el 30% de ayudas públicas, que provienen de la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de València y fundaciones e instituciones colaboradoras; y el 70% de financiación privada.

En este punto, Miralles ha explicado que las subvenciones públicas descendieron en un 11%; mientras que las privadas aumentaron el 22%, además de contabilizar los 3.860 suscriptores y las 3.320 donaciones, así como convenios de colaboración con fundaciones privadas y empresas.

“CAMBIO DE PERFIL”

En cuanto a los usuarios que reciben las raciones de alimento repartidas en los comedores sociales, el presidente de la institución ha señalado que se ha percibido un “cambio de perfil” de las personas atendidas, que son en un 39% de procedencia española y en un 61% de otras nacionalidades, entre las que hay más de 50 países representados.

“Ha descendido en un 3% el número de españoles que ha reclamado el
servicio de comedor mientras que ha crecido la cantidad de extranjeros en un 18%. En su mayoría son hombres, de entre 31 y 45 años, que se han trasladado a España en busca de mejores expectativas de futuro y que se encuentran en situación de desamparo. Estas cifras son reflejo de la cantidad de personas en la ciudad de València que requieren ayuda y a las que urge seguir atendiendo”, ha puntualizado el presidente.

Por otro lado, Miralles también ha indicado que el 78% de las personas que han acudido a la institución se encuentran en edad laboral, entre 18 y 60 años, por lo que los centros de día y los talleres de orientación son “pilares” para ayudar a los usuarios a recuperar sus “habilidades perdidas” y su autonomía.

REFUERZO A ENTREVISTAS PERSONALIZADAS

Una de las actividades que más se ha reforzado han sido las entrevistas personalizadas, con un total de 7.336 sesiones de acompañamiento personal, 2.585 más que en 2016. Con estas intervenciones individualizadas, Casa Caridad ha encontrado solución al 71% de los usuarios atendidos, evitando que volvieran a la calle.

En cuanto a las tres escuelas infantiles de la organización, cada una con un trabajador social, se realizaron 5.500 actuaciones con familias, un 87% más que en 2016. “En las escuelas infantiles, además de ofrecer una educación de calidad y totalmente gratuita a 145 niños de entre 1 y 3 años, nos ocupamos de ayudar a los padres con su formación, mientras les apoyamos en la búsqueda de empleo y la gestión de ayudas sociales”, ha manifestado Miralles.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.