El expresidente del Valencia CF Soler niega que quisiera secuestrar a Soriano y acusa al confidente de la Policía

Valencia CF. Soler y Soriano

Valencia CF. Soler y Soriano

El expresidente del Valencia CF Juan Bautista Soler ha negado que tuviera intención de secuestrar al otro expresidente del club che Vicente Soriano, quien le debía dinero, y ha apuntado al confidente de la Policía como el ideólogo y chantajista. “Dije que sí para salir de allí”, se ha defendido en relación con una grabación que le hizo el confidente en la que supuestamente estaría planificando el secuestro.

 Soler se ha sentado este miércoles en el banquillo de los acusados de la Audiencia de València junto a otras dos personas: el empresario italiano Ciro d’Anna y el ciudadano magrebí Abdellatif Laarouibi. Todos ellos se enfrentan a una pena de nueve meses de prisión por un supuesto delito de detención ilegal, tal y como reclama el ministerio fiscal.

La Fiscalía sostiene que los tres acordaron secuestrar a Soriano en marzo de 2014 para que saldase su deuda con Soler y para ello contaron con Rachid Behdaoui, confidente de la Policía y actualmente huido de la justicia. La idea era introducirlo en una furgoneta y trasladarlo a una planta baja de Alfafar para luego llevárselo al extranjero. Behdaoui contó a la policía los hechos y, tras unos seguimientos y grabaciones, se registraron detenciones.

Soler ha negado estos extremos. Ha explicado durante el juicio que mantuvo “contactos” con distintas personas para gestionar la venta de la deuda que tenía con Soriano por venta de acciones del club –el Tribunal Supremo la cifró en 39 millones de euros– y, entre ellos, apareció Rachid.

Ha indicado que en esas entrevistas distribuía un dossier con documentación oficial, sentencias y otras noticias relevantes sobre la deuda con el objetivo de que el comprador pudiera cobrar la deuda. En su primera reunión con Rachid, ha comentado que le dio esta información y éste le trasladó que viajaría a Francia porque conocía un fondo inversor que podría estar interesado en la compra.

En una segunda reunión le puso inconvenientes y, además, le pidió dinero por los gastos que le había ocasionado esta negociación. Soler ha afirmado que no le gustó esta actitud y más tarde se enteraron de que se trataba de un “tío peligroso”, con lo que quiso alejarse de él, “abortar la operación”.

En uno de esos encuentros también le hizo “otras propuestas” para saldar la deuda, y cuando confesó Rachid los hechos en la Policía, luego le pidió 300.000 euros por cambiar su versión, según ha comentado. Preguntado por qué no acudió a la Policía a denunciar el chantaje de Rachid y sus amenazas, Soler ha manifestado que se ha arrepentido de no haberlo hecho.

Así mismo, se le ha interpelado por una grabación que aporta Rachid a la Policía en la que se le escucha preguntar a Rachid “¿Cuándo lo vas a hacer?”, y éste le comenta: “pero es que el trabajo no lo hago yo, ¿sabes? No lo hago yo, yo no soy tan tonto, lo hará la gente, los colombianos y yo… estaré donde tengo que estar, en mis cositas…” A ello, Soler le indica: “¿Lo de la casa también lo hacen los colombianos?”, y Rachid responde: “no, el trabajo lo hace el otro equipo y ya está, ¿de acuerdo?”.

Al respecto, Soler se ha defendido y ha alegado que cuando mantuvo esta conversación con Rachid estaba muy nervioso y temeroso por la situación que estaba viviendo y ha apostillado: “Dije que sí a todo porque quería salir de allí”.

OTRAS “FORMAS” PARA COBRAR

Tras Soler, han prestado declaración Ciro d’Anna y Abdellatif Laarouibi. Este último, conocido como Tati, ha confirmado que fue él quien presentó Rachid a Soler. Tenía relación con el primero por el mundo de la noche, mientras que al segundo se lo presentó Ciro.

Le comentaron el asunto de la deuda con Soriano y en una ocasión, cuando lo habló con Rachid, éste se ofreció a mediar, según su versión. Ha ratificado las reuniones que ha reproducido Soler y ha manifestado que el confidente aludía a “otras formas” de poder cobrar la deuda, a lo que Soler se negaba porque quería seguir los cauces legales.

Entonces, ha explicado que Rachid comenzó con las amenazas e insistió en reunirse. Mantuvieron un último encuentro –sobre el que está la grabación– y tras él, decidió seguir con su trabajo y olvidarse del tema porque no quería saber nada de Rachid, con antecedentes por varios robos.

Por su parte, Ciro d’Anna ha indicado sobre la grabación que le parece “surrealista” porque está “mal hecha, cortada”. “Parece que la cosa está bien montada pero la realidad es distinta”, ha aseverado. “Íbamos improvisando sobre la marcha para quitárnoslo de encima –a Rachid–“, ha agregado.

Por último, ha prestado declaración un agente de Policía que investigó los hechos, quien ha afirmado que no recordaba muchas cosas y que tampoco se había podido releer el atestado. Ha indicado que fue Rachid quien contactó con ellos y les expuso el plan de secuestro ideado por Soler. En un encuentro les trasladó información y seguimientos, con lo que le dieron credibilidad. A cambio de la colaboración, Rachid les pidió ayuda en otras causas judiciales que tenía abiertas, y desde la Policía se le contestó que se estudiaría, pero no prometieron nada.

Así, dentro del operativo montado, le siguieron hasta un encuentro que mantuvo con otras personas de nacionalidad colombiana –presuntas autoras del futuro secuestro–, aunque a éstas no las identificaron. En otra reunión con Soler le facilitaron una grabadora y éste se encargó de darle al botón para el comienzo y para el final. “Llegamos a pensar que fuera todo un invento de Rachid. Si no llega a ser por la grabación y las vigilancias…”.

Preguntado en concreto por la grabación, ha manifestado que “cree” que se hizo íntegra: “En principio la idea era que fuese íntegra”, ha dicho. E interpelado por si comprobaron que el tiempo de la reunión coincidiera con el de grabación, ha señalado: “Creo que sí”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.