Valencia Fashion Week: lanzadera de talentos de la moda

1772_DSC_0834

Jovencísimos. Así son los diseñadores de la nueva generación que se ha presentado en la última edición de la Valencia Fashion Week. La 17 edición de la pasarela de la moda valenciana ha rejuvenecido y se ha renovado. Con un presupuesto más ajustado y nuevas caras al frente de sus riendas, esta cita con la moda se ha convertido en referencia y cazatalentos de prometedores creadores.

Jovencísimos. Así son los diseñadores de la nueva generación que se ha presentado en la última edición de la Valencia Fashion Week. La 17 edición de la pasarela de la moda valenciana ha rejuvenecido y se ha renovado. Con un presupuesto más ajustado y nuevas caras al frente de sus riendas, esta cita con la moda se ha convertido en referencia y cazatalentos de prometedores creadores.

En su regreso a su sede tradicional del Centro del Carmen, los protagonistas han sido sin ningún género de dudas los alumnos de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Valencia (EASD). La arriesgada apuesta ha sido posible gracias al nuevo equipo. En palabras de la directora artística de esta edición, Sales Tatay, “la Valencia Fashion Week ha apostado este año por el apoyo a los jóvenes”. No en balde se ha invitado a estudiantes de diseño de alrededor del mundo para participar como creadores en los diferentes desfiles y pasarelas.

Además, para contrinuir promoviendo el diseño valenciano en los mercados internacionales, el IVACE ha puesto su granito de arena financiando con 6.000 euros la visita de periodistas internacionales especializados en moda de Alemania y Reino Unido. Gracias a “Fashionalista” “Superior Magazine”, “Wow Berlin” y “Eclectic” los creadores valencianos podrán dar a conocer sus diseños para la próxima primavera-verano entre el público de otros países y atraer a una potencial clientela extranjera.

La puesta de largo de la EASD tuvo lugar el pasado 25 de septiembre al mediodía en el claustro renacentista del Centre del Carme con la primera edición de la Pasarela Proyecta. El ambiente jovial y la media de edad de los presentes presagiaba ya hacer honor a la promesa de rejuvenecimiento y renovación. Profesores curiosos, compañeros de escuela y orgullosos padres y familiares buscaron el mejor sitio y esperaron expectantes el inicio del desfile. Pese al día nublado, la moda mandó. Raperos, hipsters, corte clásico… todos los asistentes cuidaron su outfit para darse cita en este encuentro de relevancia para la moda valenciana.

El magnífico resultado final de la pasarela Proyecta sólo ha recibido buenas críticas y felicitaciones por parte de la prensa y el mundo de la moda. La responsable de que todo haya marchado a la perfección es la profesora de la EASD, Isbel Messeguer. La resaca del fin de fiesta aún dura en los alrededores de la Plaza de Viriato, sede de la Escuela de Diseño, en pleno corazón del barrio del Carmen. Isbel sigue recibiendo felicitaciones y enhorabuenas. Presume de estudiantes y afirma que “son disciplinados y obedientes”. Bien coordinados, sabían en cada momento lo que tenían que hacer y “cuando trasladar a un lado u a otro los diseños” para huir de la lluvia que acompañó la jornada.

Trabajo de base

La puesta de largo de los diseños en pleno claustro renacentista del Centro del Carme contribuyó a dar al desfile un aire de solemnidad. Como antesala, en el claustro gótico la exposición (también de alumnos de la escuela) de prototipos realizados sobre el maniquí o, lo que es lo mismo, el moulage, que ha conseguido dotar al conjunto de “un aire de taller”, explica Isbel. El moulage es la base del trabajo del creador, el “molde” en el que cosen las piezas sobre el maniquí.

Como todo apartado dentro de la moda y el diseño es materia de estudio en la escuela y se imparte a través de la especialidad de diseño de moda. Los prototipos expuestos han partido de la selección de las profesoras Amparo Peguero e Isbel Messeguer, y ha contado con el apoyo visual de un vídeo que muestra el proceso de trabajo en el aula de esta asignatura o de un examen en directo. Como precisa Isbel, “El 50% de estos prototipos han desfilado en pasarela”.

Isbel está satisfecha con el trabajo que el equipo docente está realizando. “Somos pioneros”, afirma. Como ejemplo, la técnica del moulage. “Ahora mismo está muy en voga y es puntera en el diseño emergente, mientras antes quedaba reservada a la alta costura”, apunta. Este método otorga un plus artístico que los alumnos van adquiriendo gracias a su trabajo en varias asignaturas. “Nuestra manera de trabajar es muy segura porque lo hacemos en base a la sistematización de proyectos, y eso los alumnos lo agradecen, ya que es muy pedagógico”, concluye.

Otro factor con el que los alumnos y docentes tienen que lidiar es la actual coyuntura económica. Isbel explica que los profesores tienen en cuenta la situación actual y que “hay gran comprensión y adaptación a las circunstancias. Son los propios alumnos los que se costean los tejidos y materiales”, y por ello pueden presentar alguno de sus trabajos al mismo tiempo en varias asignaturas, en los diferentes procesos creativos.

Pasarela Proyecta

La colección Proyecta se compuso de varias piezas seleccionadas entre los trabajos de fin de grado y de colección de autor de 23 alumnos de la escuela. Todas eran pr괭à-porter para la próxima temporada primavera-verano 2015. En cuanto al proceso creativo ha sido largo y complejo. Alguno de los modelos han tardado en realizarse un semestre y otros incluso todo el curso. “La prenda de pasarela tiene que comunicar, es algo más que un utensilio que sirve para vestir. Nos presentan otros mundos, realidades y formas de vivir; hablan de futuro, y eso hay que conseguirlo solamente con la prenda”, matiza Isbel.

Todo se inicia con una primera programación exhaustiva a través de la investigación: cuál será el target al que se dirige la prenda; el estilo personal del creador; los valores semióticos que transmitir; el cuadro de colección; las fichas técnicas o los patrones. Luego se busca la combinación óptima a través de sesiones de fotos con profesionales. En esta fase se acaba de perfilar lo que verdaderamente quiere comunicar el diseñador. “El trabajo, una vez en el boceto, pensado y repensado, se hace en miniatura, en unas muñequitas. Otra opción es coser en una primera gasilla sobre el moulage, pero no todos los diseños pasan por éste proceso”. La inspiración es muy variada, y se puede encontrar por ejemplo en la gorra y el mandil de un pizero o en motivos y accesorios de las Fallas.

Entre los estudiantes de la EASD, el primer desfile de Proyecta ha contado con la participación de varios diseñadores cuyo trabajo ya ha sido reconocido, como Elena Platonova, alumna de tercer curso de la escuela recientemente galardonada con el Premio 2014 Valencia Crea.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.