banner-728x90 (1)

e-NV200: Al detalle

Con los niveles de polución incrementándose en los centros de las grandes ciudades, ha llegado la hora de los vehículos de reparto de emisiones cero

  • Combinación de tecnología comprobada y practicidad …
  • … pero con más del 30% de elementos específicos
  • Disponible como furgoneta o como vehículo de pasajeros
  • De fácil conducción y sin estrés

 116235_1_5

Pese estar basada en elementos de dos premiados modelos -el sistema de propulsión eléctrico del Nissan LEAF y la arquitectura estructural de la Nissan NV200- la e-NV200 es un modelo por si mismo con más de un 30% de sus componentes específicos.

 Y aunque su silueta sea muy similar a la del NV200, la e-NV200 tiene su propio aspecto distintivo combinando la practicidad de la premiada furgoneta de Nissan con el diseño futurista del Nissan LEAF. El resultado es moderno, avanzado, activo y funcional.

 Y, además, probado. Antes de lanzarse al mercado, la e-NV200 fue sometida a un amplio programa de pruebas “en el mundo real” tanto en Japón como en Europa donde unidades prototipo fueron puestas a disposición de empresas de renombre internacional como FedEx, Coca Cola, DHL, British Gas, la Oficina de Correos de Japón y Condis para participar en las tareas diarias como un vehículo más de sus respectivas flotas.

 La experiencia obtenida de fuentes independientes en este proceso de validación permitió a los ingenieros de Nissan ajustar la versión de producción para asegurar que ésta cumpliera lo mejor posible con las necesidades de los clientes.

 La Nissan e-NV200 estará disponible como furgoneta comercial ligera y como vehículo de pasajeros de cinco plazas en versiones Combi o la más lujosa Evalia. Los modelos Furgón y Combi ofrecen diferentes combinaciones con una puerta corredera lateral de serie y una segunda puerta opcional. Para la parte trasera, los clientes pueden elegir entre dos puertas batientes o un portón vertical convencional.

Exterior

Los cambios más notables los encontramos en el frontal donde la e-NV200 adopta el frontal de EV” estrenado en el LEAF, modificación que aumenta en 160 mm la longitud del vehículo. El carenado inferior del piso mejora la aerodinámica de la e-NV200.

 En el centro del frontal, bajo el habitual logotipo de Nissan, se encuentra la trampilla del puerto de recarga. En la trampilla se encuentra el conector eléctrico que bloquea de manera automática el cable de carga cuando está conectado para evitar desconexiones indeseadas.

 Las luces diurnas en forma de flecha y tono azulado se integran en los estilizados faros principales que también presentan el tono azul que inmediatamente se asocia a la gama de vehículos eléctricos de Nissan. Este color se utiliza también en los logotipos y en los gráficos de “Zero Emission” presentes en los laterales del vehículo. Las versiones de pasajeros de la e-NV200 disponen de faros LED de bajo consumo en el frontal mientras que en la parte trasera, los pilotos de LED son comunes en toda la gama para diferenciar claramente al modelo eléctrico de las versiones de la NV200 con motor de combustión.

 Para dejar espacio para la vía delantera, 40 mm más ancha y necesaria para el conjunto de sistema de propulsión eléctrico procedente del LEAF, la e-NV200 tiene unos pasos de rueda más anchos y unas faldillas laterales más amplias. La anchura aumenta en 60 mm hasta los 1.755 mm, pero en el resto de apartados, la carrocería es idéntica a la de la NV200. Eso significa que conserva las dos amplias puertas laterales correderas y las dos puertas traseras de amplia apertura para facilitar al máximo las tareas de carga y descarga. En la parte trasera está también disponible un portón único de apertura vertical.

Otra de las diferencias externas entre la versión eléctrica y las variantes de gasolina y diesel de la NV200 son las llantas de 15 pulgadas en lugar de 14 y el nuevo diseño de los tapacubos y las llantas de aleación. Asimismo, está disponible una nueva paleta de colores -hay ocho tonos disponibles para las versiones de pasajeros y seis para las furgonetas- entre los que se incluye un nuevo color Azul Celeste, una actualización del icónico color azul que debutó en el Nissan LEAF.

 Interior

Como el exterior, el interior de la e-NV200 introduce elementos propios de los vehículos eléctricos líderes de la marca en el entorno práctico de un vehículo comercial ampliamente premiado.

 La diferencia más notable es la nueva instrumentación que usa pantallas de LED para proporcionar importantes informaciones al conductor. Un velocímetro digital domina la presentación junto a tres indicadores básicos en todo vehículo eléctrico: un indicador de potencia, que muestra la energía consumida y el estado de la recuperación de energía, un indicador de la descarga de la batería y un estado de carga que indica la autonomía restante.

 Asimismo, una pantalla multifunción ofrece información sobre el estado de carga de la batería, los kilometrajes total y parcial, la presión de los neumáticos, la fecha, la hora y la temperatura exterior. También incluye un análisis del estado de la batería a largo plazo.

 Los testigos de aviso incluyen la temperatura de la batería con un aviso en ámbar cuando ésta es elevada que se transforma en azul en el caso de temperatura baja.

 El equipamiento disponible en la e-NV200 es similar al de un turismo con elementos como los faros y los limpiaparabrisas de activación automática, la conectividad Bluetooth y una toma USB, el acceso y puesta en marcha con llave inteligente i-key, la cámara de visión trasera, el software CarWings, y los asientos y el volante con calefacción. La nueva llave permite incluso poner en marcha de manera remota el sistema de climatización para calentar el habitáculo antes del inicio de la jornada laboral.

Para la e-NV200 se ha desarrollado un nuevo sistema de aire acondicionado eléctrico optimizado para un vehículo que se parará y se pondrá en marcha muchas veces durante la jornada. El sistema incorpora un control de pre-calentamiento que puede accionarse a distancia mediante un smartphone y se complementa con los asientos y el volante calefactados.

Las versiones de pasajeros disponen de salidas de aire caliente en la parte trasera mientras que en las versiones de carga que no dispongan de la sólida mampara de separación entre el habitáculo y la zona de carga una cortina flexible dispuesta a todo lo ancho del vehículo permite que el calor se mantenga dentro de la cabina delantera y no se disperse hacia atrás.

Cuando no hace tanto frío, un nuevo modo del sistema de ventilación detiene tanto el aire acondicionado como la calefacción para proporcionar una ventilación natural y un sistema de desempañado de los cristales sin consumo eléctrico, lo que se traduce en un aumento de la autonomía.

Además de permitir la programación o la puesta en marcha del sistema de climatización desde el teléfono, el software CarWings permite al conductor o al responsable de flotas conocer de manera remota el estado de carga y el tiempo necesario para completar la misma. En las versiones equipadas con CarWings el vehículo dispone de un transmisor de datos que permite controlar la carga y la ventilación a través de una aplicación en un smartphone o mediante un ordenador. Este control remoto del estado de carga de la batería permite a los gestores de flota asignar los trabajos a cada vehículo conociendo la autonomía exacta de cada uno de ellos sin tener que preguntar individualmente a cada conductor.

La posición de conducción elevada proporciona un completo control de la calzada que, combinada con la natural agilidad de la e-NV200 y sus compactas dimensiones, le convierten en un vehículo idóneo para desenvolverse en las congestionadas calles de las grandes ciudades.

El espacio disponible a la altura de los hombros es el mejor del segmento pese a que la carrocería es una de las más estrechas para facilitar su movilidad urbana. El espacio en el habitáculo se ve favorecido además por la posición de la palanca de cambios en el salpicadero en lugar de entre los asientos delanteros.

El apartado práctico se completa con dos porta-bebidas capaces de alojar botellas de plástico de 500 ml y numerosos huecos y guanteras para los más diversos objetos.

Gracias al revisado pack de baterías situado bajo el piso del vehículo y entre los 2.725 mm de distancia entre ejes, la e-NV200 mantiene la capacidad de carga líder de su segmento propia de la NV200. Pese su compacto tamaño, la e-NV200 tiene el espacio de carga propio de una furgoneta mucho más grande.

El espacio de carga tiene una longitud de 2,04 metros y puede ampliarse hasta 2,8 metros si se retira la mampara de separación y se pliega el asiento del acompañante. En su punto más estrecho, entre los pasos de rueda traseros, la anchura del espacio de carga es de 1,22 metros.

El vehículo tiene el umbral de carga más bajo del segmento con apenas 524 mm desde el nivel del suelo y su carga máxima autorizada es de 770 kg. La e-NV200 puede cargar dos Euro palés estándar.

Motor y batería

La Nissan e-NV200 dispone del aclamado motor eléctrico AC síncrono de alta respuesta desarrollado por Nissan para el Nissan LEAF. Con 109 CV (80 kW) y 254 Nm de par, se alimenta mediante un compacto pack de baterías de iones de litio con 48 módulos.

Las células de la batería se fabrican en Gran Bretaña y se envían a España donde se montan en el pack diseñado específicamente para ser instalado en el piso de la e-NV200 y, de este modo, no interferir en el espacio de carga.

Para más detalles sobre el sistema de propulsión, por favor consulte el capítulo: Motor y batería.

Chasis

Junto al sistema de propulsión al eje delantero del LEAF, se hereda también el subchasis delantero de este modelo que incorpora una suspensión de tipo McPherson con una vía delantera de 1.530 mm, 40 mm más ancha que la del NV200. El diámetro de giro es de 11,3 m, un incremento de sólo 10 mm respecto a la NV200 pese a su vía más ancha.

En la parte trasera, la e-NV200 utiliza la compacta suspensión de eje rígido conocida en la NV200. Este eje proporciona la robustez necesaria en un vehículo comercial pero no a costa de comprometer el confort de marcha y, además, permite disponer de una zona de carga plana y amplia.

Gracias al bajo centro de gravedad del vehículo, al que colabora de manera decisiva la situación y el peso de las baterías colocadas bajo el piso del vehículo, la e-NV200 ofrece el mejor comportamiento dinámico de cualquier vehículo comercial de su segmento.

Tiene unos bajos niveles de inercia y de cabeceo y su balanceo en curva es muy leve mientras que la gran rigidez de la estructura, a la que contribuye de nuevo el pack de baterías integrado en un receptáculo metálico, facilita lograr unos elevados niveles de confort y refinamiento. Junto a un motor eléctrico libre de ruidos y vibraciones, la e-NV200 se conduce más como un turismo de lujo que como un vehículo de trabajo.

Las mejoras en el sistema de regeneración de energía en las frenadas (CRBS) lo ha convertido en mucho más progresivo y gracias a la adición de un software llamado Simulador de Tacto de Pedal (PFS) ofrece la misma sensación que un pedal de freno convencional incluso cuando el sistema de regeneración está funcionando.

El CRBS recupera el máximo de energía tanto del par de freno motor regenerativo (energía eléctrica) como de la frenada por fricción (energía térmica) lo que amplía en un 14% la capacidad de regeneración de energía del sistema.

Seguridad

La Nissan e-NV200 tiene los mismos niveles de protección de sus ocupantes que la NV200 junto a una superior protección de peatones en caso de atropello. Los cinturones de seguridad cuentan con pretensores y el vehículo equipa un completo sistema de airbags SRS frontales. La estructura lateral del vehículo se ha reforzado para proteger a sus ocupantes en caso de impacto lateral.

Además de estar montada dentro de una estructura metálica, la batería y el sistema eléctrico del vehículo tienen sensores que los desconectan automáticamente en caso de impacto. Con la batería perfectamente integrada en el piso, la e-NV200 aprovecha su bajo centro de gravedad para ofrecer un muy buen comportamiento completado con la presencia del control de estabilidad ESP de serie y frenos de disco en las cuatro ruedas.

Otro aspecto de la seguridad activa queda cubierto con la presencia del Asistente de Arranque en Pendiente. Aunque la transmisión de una única marcha exija sólo dos pedales, un vehículo cargado a tope podría moverse hacia atrás en el lapso de tiempo que el conductor necesita para mover su pie del pedal de freno al acelerador.

Para evitarlo, el Asistente de Arranque en Pendiente mantiene de manera automática los frenos accionados durante los tres segundos inmediatos al momento en que el conductor deja de pisar el pedal para asegurar que el vehículo no retrocederá antes de reemprender la marcha.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.